0

Acuerdo para construir en Francia un reactor que imitará al Sol

Es un proyecto monumental que pondrá a prueba las complejas tecnologías de la fusión nuclear
0
29 de junio de 2005  

Cadarache, una localidad de Provence Alpes Côte-d´Azur que queda a pocos kilómetros de Marsella, se convertirá a partir del año próximo en la sede de un monumental experimento: allí se construirá un reactor que intentará reproducir el proceso nuclear que alumbra el Sol y las estrellas, la fusión nuclear, del que los científicos esperan poder obtener cantidades inagotables de energía limpia.

La noticia se dio a conocer ayer en Moscú, después de que se alcanzara un acuerdo entre los seis socios del proyecto International Thermonuclear Experimental Reactor (ITER), la Unión Europea, los Estados Unidos, Rusia, Japón, Corea del Sur y China.

"Creemos que tendría que empezar tan pronto como sea posible por el bien del futuro de la humanidad", afirmó el ministro de ciencia japonés, Nariaki Nakayama.

En declaraciones a la BBC, su par de Gran Bretaña coincidió: "Lograr que la fusión nuclear sea una fuente de energía viable es un enorme desafío científico y tecnológico. El proyecto ITER es un paso importante para hacerlo realidad".

A diferencia de las actuales centrales atómicas, que generan energía "rompiendo" núcleos de uranio (fisión nuclear), la fusión lo logra "uniendo" núcleos livianos. Una de las características sobresalientes de ese proceso es que casi no deja residuos radiactivos.

Ocurre, por ejemplo, cuando diferentes formas (isótopos) del hidrógeno -como el tritio y el deuterio- chocan entre sí y dan como resultado núcleos de helio. Pero para generar la energía indispensable para producir electricidad es necesario que estas reacciones se den a una velocidad que requiere temperaturas de cien millones de grados Celsius, alrededor de diez veces la que existe en el interior del sol.

En esas condiciones, se forma un plasma, cuarto estado de la materia. El ITER lo confinará en un anillo electromagnético situado en el corazón del reactor, de 30 metros de diámetro por 30 metros de altura.

Uno de los obstáculos que habrá que sobrepasar es que en condiciones normales los núcleos de hidrógeno se repelen entre sí.

Dentro del Sol, los núcleos se fusionan por el poderoso efecto que ejerce la gravedad, pero en la Tierra es necesario desarrollar técnicas complejas para confinar los isótopos de hidrógeno y producir las altas temperaturas que requiere la fusión nuclear.

Proyecto de largo aliento

Para comprender las dimensiones de este formidable desafío científico y tecnológico, que requerirá una inversión de 10.000 millones de euros en 30 años, lo que lo convertirá en el programa científico conjunto más caro desde la construcción de la Estación Espacial Internacional, basta mencionar que hasta ahora sólo se lograron en los laboratorios alrededor de 120 reacciones de fusión que no duraron mucho más de un segundo.

Los políticos de Cadarache recibieron el anuncio con bombos y platillos porque, entre otras cosas, se espera que permitirá crear alrededor de 4000 puestos de trabajo.

Sin embargo, algunos grupos ecologistas no están tan conformes: ellos dudan de que el ITER permita desarrollar alguna vez tecnologías utilizables y consideran que el proyecto es un desperdicio de dinero.

"Con 10 mil millones de euros podríamos construir granjas eólicas offshore que producirían electricidad para más de siete millones de europeos", afirmó Jan Vande Putte, de Greenpeace Internacional.

Si comienza a construirse el año próximo, en 2025 el ITER será sustituido por un reactor de demostración, y 25 años más tarde podría estar listo el reactor industrial definitivo. La construcción de la primera etapa costará 4700 millones de euros, que serán financiados por la Unión Europea (40%), Francia (10%), y los otros socios, Estados Unidos, Rusia, Japón, Corea del Sur y China (10% cada uno).

"Habría que hacer el esfuerzo"

Para el doctor Huner Franchiotti, investigador del Conicet y docente del Departamento de Física de la Universidad Nacional de La Plata, proyectos como el ITER son fundamentales. "Sería la solución para producir energía", afirma.

Según el físico, la fusión nuclear permite generar electricidad por medio de la unión de dos núcleos livianos, que son abundantes en la naturaleza.

"Los isótopos de un elemento son átomos cuyo núcleo tiene diferente número de neutrones", explica. Por ejemplo, el núcleo del átomo de hidrógeno tiene un solo protón, pero el de deuterio tiene un protón y un neutrón, y el de tritio, dos neutrones. "Al fusionarse estos dos últimos, se libera una enorme cantidad de energía", dice Franchiotti.

Y concluye: "Las inversiones en esta tecnología son millonarias, pero para llegar a la meta hay que manejar el plasma, que es muy inestable y que hasta ahora nadie puede controlar. Ahora, ¿debería hacerse el esfuerzo? No hay otro camino. La humanidad tiene que hacerlo, quiera o no quiera".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios