Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La comunidad

El Sub 20, que mañana buscará el título del Mundial frente a Nigeria, se organiza mediante comisiones

Viernes 01 de julio de 2005

UTRECHT, Holanda.- Detrás de este plantel argentino que espera la final de mañana con Nigeria en el Mundial Sub 20 hay un ejemplo de autogestión. Los jugadores argentinos han aprendido durante este mes a convivir en una comunidad en la que cada uno tiene obligaciones. La mejor excusa para hacerse fuerte es la organización. Para que el ambiente sea propicio, reine el buen humor y pasen rápido las horas de concentración, los jugadores se entregan a una cotidianidad que se mantiene sobre la base de las comisiones de Finanzas, Relaciones Internas, Multas, Orden y Limpieza, Recreación y Regalos.

El mentor de esta idea, como ya sucedió en otros juveniles, es el profesor Gerardo Salorio, que por expreso pedido de Julio Grondona, presidente de la AFA, tuvo que dejar sus tareas con los mayores para comandar la vida interna de este grupo. Antes de viajar a Holanda, junto con el técnico Francisco Ferraro, Salorio diagramó este sistema de gobierno para que los chicos generen un vínculo y fortalezcan el espíritu grupal.

El bingo, la lotería y el concurso de preguntas sobre música (del tipo multiple choice) que se realizarán hoy servirán para cerrar oficialmente el campeonato interno. "En todos los días que estuvimos en Holanda no repetimos ningún juego. Por mail consulto al psicólogo Marcelo Roffe para ver qué video motivador le hacemos mirar al plantel y a un «recreólogo» (Gustavo Levini, ex juvenil de Argentinos), que ad honórem me ayuda a encontrar variantes de juegos para pasar la horas", explica Salorio.

En la vigilia de la final sonríen Armenteros, Formica, Oberman, Paletta, Barroso y Cabral; cada uno integra una comisión
En la vigilia de la final sonríen Armenteros, Formica, Oberman, Paletta, Barroso y Cabral; cada uno integra una comisión. Foto: Reuters

La competencia de música es la más complicada para los juveniles. Cada mañana, en el horario convenido el día anterior, el "profe" Salorio llama a cada una de las habitaciones para pasarles un tema. Quien adivina, se adjudica diez puntos, que se van sumando a una tabla general en la que se computan varias actividades. "Lo único que no traje es cumbia, porque se las saben todas. Entonces, les pongo rock nacional o música del 70 y los mato", dice Salorio. Según Juan Manuel Torres, la misión es complicada: "No adivinó ninguna; encima mi compañero de pieza [Pablo Zabaleta] anda bien con el rock nacional y la pega bastante". Oscar Ustari y Lautaro Formica son los que encabezan la tabla general, que hoy, después de la cena, definirá a los ganadores de los premios que se pidieron a las empresas auspiciantes del seleccionado y de los regalos comprados aquí para las madres de los futbolistas. Al parecer, la única preocupación de Sergio Agüero, líder indiscutido en el play station, aunque está último en la tabla, pasa por hacerle publicidad a la final de ping pong que tiene pendiente con Zabaleta, reconocido por la mayoría como el mejor.

¿Qué pasa cuando el plantel tiene que hacer un pedido específico al cuerpo técnico, como cambiar algún horario o programar un paseo? El capitán Zabaleta, Archubi, Garay y Biglia se reúnen con el cuerpo técnico y llegan a un acuerdo. "Por ejemplo, los paseos al zoológico de Emmen y la recorrida por Utrecht [ayer] se coordinó entre el plantel y el cuerpo técnico", dice Ezequiel Garay, un referente de esta generación, que mañana tendrá la oportunidad de volver a la titularidad en reemplazo del suspendido Gustavo Cabral.

Como en toda sociedad, el tema de las finanzas es de gran importancia. Hay encargados de castigar a los infractores que llegan tarde a los puntos de encuentros. Por cada minuto de demora hay que poner un euro. Y no se salva nadie, ni siquiera los integrantes del cuerpo técnico. Es la comisión que mejor funciona; antes del campeonato se recaudaron 50 dólares por integrante del cuerpo técnico y 25 por jugador para comprar los regalos de los chicos que cumplen años durante el tiempo que dura la competencia. A todos se les regaló lo mismo: un radio-cd portátil. Los Lavagna del Sub 20 -como los llaman- son Julio Barroso, Cabral, Patricio Pérez y David Abraham.

Todo parece estar en su lugar en la concentración y, si no es así, son Neri Cardozo, Agüero y Armenteros los que se encargan de solucionarlo. Sus funciones son controlar las necesidades del grupo en cuanto a desodorantes, shampoo y toallas; que no falte nada en el rubro higiene es el objetivo.

Por ahí anda Cabral sancionando a algún infractor. Una vez más, Zabaleta representa al plantel para trasladarle una inquietud a Ferraro. Armenteros hace el recuento de los productos de limpieza que tiene que repartir antes de irse a dormir. Y Messi revisa los regalos que faltan comprar. Mañana, todos juntos, irán a la cancha en busca de la anhelada vuelta olímpica. Pero a no dudarlo: la convivencia de esta comunidad Sub 20 ya dio grandes resultados.

Un paseo y despues, la lluvia

UTRECHT (De un enviado especial).- En el camino hacia el match decisivo del Mundial Sub 20, ayer hubo un trabajo dosificado en el plantel argentino: por la mañana se organizó un paseo por esta ciudad y por la tarde se realizó una práctica bajo una lluvia torrencial. Respecto de la formación ante los nigerianos habrá dos cambios: Ezequiel Garay reemplazará a Gustavo Cabral, que frente a Brasil recibió la segunda amarilla, mientras que el reemplazante de Neri Cardozo -ausente por el mismo motivo- surgirá de Rodrigo Archubi y Emiliano Armenteros.

Por Martín Castilla Enviado especial

Te puede interesar