Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tu weblog en 15 minutos

Tener un diario personal gratis en la Red y compartirlo con amigos es muy sencillo. Te contamos cómo crearlo en siete pasos

Lunes 04 de julio de 2005
SEGUIR
LA NACION

Sólo hace falta un rato libre, una computadora con acceso a la Web y un navegador más o menos moderno para tener un weblog, una página Web para crear un diario y compartirlo con amigos, colegas o el mundo entero.

Los temarios no están ceñidos a lo cotidiano, aunque tienden a tomarlo como punto de partida. Los weblogs -también conocidos como blogs o bitácoras- pueden ser sobre cualquier cosa: un diario íntimo, un sitio para intercambiar chismes grupales, un foro de difusión de noticias sobre un tema determinado, una colección de pensamientos, un listado de cosas encontradas en la Red o un punto de contacto con otras personas.

La característica básica del weblog, y de ahí el origen de su nombre (bitácora Web, en inglés), es que los mensajes se ordenan en la página en forma cronológica.

Tener algo así requirió, alguna vez, vastos conocimientos de programación en HTML y la construcción de un motor que permitiera actualizar la página en forma más o menos eficiente.

Hoy hay varios servicios que permiten crear un weblog en unos pocos minutos sin cobrar un centavo.

Para llegar a algunas de las opciones más complejas habrá que pagar por el servicio adicional, claro, o usar un software gratis para instalar en un servidor personal (y aquí el costo estará en el alojamiento del sitio).

Servicios sin cargo

Entre los servicios gratis están Blogger ( www.blogger.com ), LiveJournal ( www.livejournal.com ), Bloglines ( www.bloglines.com ), Diariogratis ( www.diariogratis.com ), MSN ( spaces.msn.com ), Diaryland ( www.diaryland.com ), ModBlog ( www.modblog.com ) y BlogCity ( www.blogcity.com ). Todos ofrecen un servicio gratis, y los cinco primeros tienen la interfaz en español.

Sólo es necesario registrarse, elegir un nombre para el weblog y listo: nuestro diario estará en línea (ver Paso a paso).

En la bitácora se pueden incluir imágenes, usar itálicas, negritas y varias tipografías, enlazar con cualquier otro tipo de sitios, disponer archivos para su descarga y mucho más.

También es posible definir la apariencia del sitio eligiendo entre algunas plantillas predefinidas, o generando una propia. Para esto habrá que tener rudimentos de HTML, como mínimo.

Algunos proveedores de servicio incluyen herramientas para editar el HTML desde la misma página.

La dirección Web de la bitácora se compondrá del nombre que hayamos elegido, seguido del dominio del proveedor del espacio Web.

Por ejemplo, el que creamos en nuestro tutorial es mi-pc.blogspot.com ; si se quiere un nombre más personalizado habrá que pagar un abono de entre 5 y 10 dólares por mes, dependiendo de las opciones disponibles, con la posibilidad de hacer pagos anuales. Si el dominio no es com.ar habrá que pagar el registro de dominio correspondiente.

Los usuarios más avanzados, o aquellos que dispongan de su propio espacio en un servidor Web (hosting, en la jerga informática) pueden instalar un software en su PC y en el servidor que les permitirá configurar la bitácora a su mejor parecer.

Algunas de estas aplicaciones son Movable Type ( www.movabletype.org , es comercial, pero tiene una versión freeware, más limitada), Greymatter ( www.noahgrey.com conectada a Internet; incluso puede hacerse desde una palmtop o un teléfono celular suficientemente capaz.

Blogger, por ejemplo, admite mensajes y fotos enviados desde cualquier celular capaz de generar un mensaje de correo electrónico.

Dependiendo de cómo se configure el blog, los lectores podrán dejar comentarios o no, o agregar un mensaje (postear, en la jerga informática) a la bitácora.

También existe lo que se conoce como trackback, un enlace a un mensaje en otro blog que hace referencia al nuestro, y que pone de manifiesto una de las claves del crecimiento del mundo de las bitácoras digitales: la interconexión con otras páginas para conformar lo que se conoce como blogósfera, es decir, el cúmulo de bitácoras que hay en la Red.

Las bitácoras no son algo nuevo en la Web. Existen, de una u otra forma, desde la creación de la red de redes en sí; su inventor, Tim Berners-Lee, tenía una página personal a la que agregaba información en forma periódica.

Durante toda la década del 90 fueron apareciendo otros sitios personales con noticias ordenadas en forma cronológica, creando las bases de lo que, en diciembre de 1997, Jorn Barger (en su bitácora Web www.robotwis-dom.com ) comenzó a llamar weblog. En 1999 aparecieron los primeros servicios dedicados específicamente a esta actividad, como Blogger (que luego fue adquirido por Google), y comenzó la masificación de las bitácoras on line.

Dependiendo de las fuentes consultadas, los weblogs se cuentan entre 12 ( www.technorati.com ), 31 ( www.perseus.com ) o 60 millones de weblogs en todo el mundo ( www.blogherald.com ), sin importar contenidos o ritmo de actualización.

Hay weblogs sobre cualquier cosa, desde Spam Zoo ( spamzoo.blogspot.com ), una colección de correo basura que le llega a su dueño, a www.visualmente.blogspot.com , una bitácora sobre diseño gráfico, pasando por Slashdot ( www.slashdot.org , la comunidad tecnológica en la Web por antonomasia) y su versión en español, www.barrapunto.com , así como el sitio de tecnología www.mi-crosiervos.com , o el weblog de literatura www.tomashotel.blog-spot.com , entre otros.

Para tener una idea de la variedad de temas, estilos de escritura, dinámicas de actualización y elecciones estéticas en los weblogs, basta visitar algunos directorios como www.weblogs.com.ar o www.bitacoras.net , entre muchos otros. Tenga en cuenta que los contenidos de algunos blogs pueden resultar inconvenientes para menores de edad.

Acceso por RSS

Otra forma de conocer varios weblogs de manera fácil es a través de los lectores de noticias (clientes RSS o news aggregators, en inglés), capaces de mostrar en una sola ventana los textos de varias entradas de múltiples weblogs al momento que se actualizan y así facilitar a los lectores la lectura de los contenidos que se agregan en forma periódica a la bitácora.

LA NACION, entre otros medios, también ofrece este servicio (su funcionamiento se explica en www.lanacion.com.ar/herramientas/rss/ayuda.asp ) para mantenerse siempre al día con las noticias.

Una prueba del impacto que los weblogs están teniendo: el jueves 12 de mayo último, los estudiantes Sharon y Simon Ng fueron asesinados en su departamento de Nueva York. La policía no tenía indicio alguno sobre el asesino: no había cerraduras rotas, ni signos de pelea. Sólo los cuerpos, los cuchillos ensangrentados.

Digno de una novela de misterio, hasta que miraron el weblog de Simon, pegado en la Red ese mismo día: mencionaba que había llegado el ex novio de su hermana, Jin Lin, y que en ese momento se paseaba por la casa.

Fue el último mensaje de Simon, pero bastó para que la policía fuera a ver a Lin, que admitió ser el responsable de las muertes.

Te puede interesar