Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Gobierno condenó a Duhalde

El jefe de Gabinete dijo que el ex presidente "volvió a un lugar casi miserable"

Sábado 09 de julio de 2005

Los dos ministros más verborrágicos del gobierno nacional arremetieron ayer contra Eduardo Duhalde, un día después de que la primera dama y ahora candidata, Cristina Fernández de Kirchner, comparó al jefe bonaerense con un capo mafia de la película "El padrino".

En sintonía con esa estrategia, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, acusó a Duhalde de "discutir poder para seguir condicionando la suerte del país" y dijo que ésa es una actitud "casi miserable".

Alberto Fernández fue uno de los funcionarios más dispuestos a un acuerdo y que -por su larga relación con el ex presidente- negoció en persona la posibilidad de un acuerdo electoral en el peronismo bonaerense.

Por eso sorprendió más el tono de su ataque, en declaraciones a Radio Mitre: "Siempre dije yo que el mejor Duhalde es el Duhalde que decía que él quería ser un punto de inflexión entre una política que moría y una política que nacía, que iba a ser recordado en la historia por su paso al costado. Lamentablemente renunció a ese lugar en la historia y volvió a este lugar casi miserable que es discutir lo pueril de la política". Además dijo que Duhalde "avanza peligrosamente para las instituciones".

El ministro de Interior, Aníbal Fernández, también dedicó media mañana a hacer declaraciones en las radios contra su antiguo líder político.

"Al Presidente no se le pueden imponer desde afuera condiciones para que lleve a cabo", dijo el ministro.

Además, calificó de "impecable" y "contundente" el discurso de Cristina Kirchner en el lanzamiento de su candidatura por Buenos Aires, anteayer, en La Plata.

Frente al presidente Néstor Kirchner y a 14 gobernadores, la primera dama acusó al duhaldismo de "poner piedras en el camino" del Gobierno. "Cuando interponen escollos institucionales para que no gestione, eso no es libreto peronista: es guión y dirección de Francis Ford Coppola, y no es manual de conducción política: es la película «El padrino»", dijo en el momento más encendido de su discurso.

Cristina Kirchner encabeza la lista del Frente para la Victoria y competirá el 23 de octubre contra la esposa de Duhalde, Hilda González. La ruptura fue resultado de las fallidas negociaciones para alcanzar una lista única del peronismo bonaerense.

"Cristina es uno de los cuadros más importantes que ha dado la política en los últimos 50 años", dijo ayer el ministro del Interior. Y a su manera defendió el argumento del Presidente de que no permitirá condicionamientos: "Hay un presidente que no es ningún gil y hay que respetarlo".

La voz disonante en el Gobierno fue la del canciller Rafael Bielsa, que defendió el papel del ex presidente en el Mercosur. "El tono de los discursos no debe impedir que uno, en la medida de lo posible, marque justicia. La tarea de Duhalde al frente del Comité de Representantes Permanentes fue excelente. Nos ha ayudado muchísimo y nos sigue ayudando", dijo a Canal 7.

Te puede interesar