Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Del novillo pampeano al argentine beef

Un laboratorio fabricó un chip que inyectado en la oreja del animal presenta información sobre el establecimiento, alimentación y vacunas, entre otras opciones

Viernes 29 de julio de 2005 • 14:15

El laboratorio de productos veterinarios Instituto Rosenbusch creó el programa de carnes trazadas Pampa Mía, que integra a 75 productores ganaderos y exporta de forma directa las carnes con marca propia.

Por la innovación de introducir el microchip electrónico como método de trazabilidad (un requerimiento obligatorio de los principales mercados), la firma ganó el Premio al Excelencia Exportadora La Nación-TCA en la categoría Agroalimentaria.

El suplemento de Comercio Exterior viajó al establecimiento La Esmeralda, en Cañuelas, y conoció los pasos de este novedoso sistema.

El chip inyectado en la oreja del animal contiene información sobre el establecimiento, el tipo de alimentación, las vacunas, el productor, el veterinario que trató a ese animal, el frigorífico donde se realizó la faena y donde se envasaron los cortes. Estos datos, luego, se pueden verificar ingresando en www.control-ar.com el código de la etiqueta que tiene la bandeja con la carne.

En Buenos Aires, las carnes Pampa Mía se pueden degustar en la exclusiva parrilla "La Cabaña", perteneciente a la prestigiosa cadena de hoteles, cruceros y trenes de placer Orient Express. Allí, junto con una porción de Gran Baby Beef (de 1100 gramos), entregan "un cerficado de identidad" del corte. En el salón, hay unos monitores donde se puede conocer el animal del que proviene el jugoso manjar.

Te puede interesar