Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Las ballenas brindan un show inigualable en el Golfo Nuevo

Información general

Se las puede ver a metros de la costa

PUERTO MADRYN.- Uno puede pasarse horas observándolas, en silencio, desde la arena húmeda de la playa. Es un domingo de invierno; el sol está terminando su desayuno y aunque la brisa helada del mar choca sin piedad contra las mejillas de los espectadores, nadie se mueve de su lugar. ¿Quién se atrevería a perder una ubicación en primera fila cuando ellas están ahí, pocos metros detrás de la rompiente, brindando un espectáculo inigualable, con el Golfo Nuevo como escenario?

Todos los años, cuando mayo se cae del almanaque, la ballena franca austral llega a estas costas para reproducirse y criar a sus ballenatos, y se queda hasta noviembre, cuando se aleja mar adentro en busca de alimento. Destino turístico por excelencia, Península Valdés -declarada por la Unesco en 1999 patrimonio natural de la humanidad- es conocida en el mundo por sus paisajes, por la prolífera fauna y por los tradicionales avistajes embarcados, que salen desde Puerto Pirámides, una excursión obligada (ver aparte).

Pero a 19 kilómetros al nordeste del corazón de Puerto Madryn, en la playa El Doradillo, estos cetáceos brindan una fiesta que puede observarse desde tierra firme, dato que pocos conocen. Se las puede ver como si uno estuviera subido a una pasarela: ellas se pasean a escasos metros de la costa, golpeando la cola contra la superficie, emitiendo sonidos, dando vueltas o escondiéndose, invitando a adivinar en qué punto emergerán.

Pero ese show está en cartelera por tiempo limitado: comienza los primeros días de junio y se extiende hasta la primera quincena de septiembre, cuando las crías están en condiciones de nadar hacia la boca del golfo. Entonces habrá que embarcarse.

En 2001 el municipio declaró área protegida la zona conocida como El Doradillo, en el sector que va desde Punta Arco hasta Punta Ameghino, para revalorizar la flora y la fauna autóctonas.

Son 20 kilómetros de costa, divididos en ocho bajadas, que la Secretaría de Turismo local se decidió a poner en valor. Hasta ahora lo que se hizo es lo mínimo indispensable (señalización, mejoramiento de caminos, folletería, limpieza), pero en verdad no se necesita demasiado cuando la naturaleza se encargó de casi todo. Adrián Contreras está convencido de que Madryn tiene en sus manos un diamante en bruto.

Y por eso, desde su cargo de secretario de Turismo de la comuna, brega para que esa playa se convierta en visita obligada. "El turismo es un recurso económico que la comunidad debe cuidar. Queremos que lo valoren porque es un lugar con un atractivo natural descomunal y único en el mundo, aunque algunos digan que no es cierto", se defendió.

Tan maravilloso es, que no faltó quien propusiera cobrar entrada para ver a las ballenas cómodamente sentados en la costa. "Fue una propuesta de la oposición (UCR), pero no tiene ningún sentido mientras no brindemos servicios; no lo estamos analizando, no por ahora", señaló.

Observatorio desde tierra

La Fundación Patagonia Natural construyó en 1999, en lo alto de un acantilado, a 21 metros sobre el mar, el observatorio Punta Flecha, con un potente binocular. Desde allí se pueden contemplar las ballenas sin impactar el ambiente, uno de los postulados de esa entidad ecológica.

"De acá para allá es territorio de ellas; de acá para adentro, nuestro. Ninguno se entromete en el espacio del otro", dijo Juan Carlos Aguerrebere, mientras estiraba el brazo, firme, para delimitar el terreno de unos y otros.

Dijo que en los últimos doce meses pasaron por allí 50.000 personas. El fin de semana pasado, los ecologistas contabilizaron 117 ballenas y 19 crías en un radio de nueve millas náuticas. Pero el peligro acecha en la forma del ave más común: la gaviota. "Los basurales están ocasionando cambios en su comportamiento. Notamos que bucean mucho más tiempo que en temporadas anteriores; lo hacen para evitar que las gaviotas les lastimen la piel."

Para verlas en todo su esplendor hay una regla de oro: leer la tabla de mareas, pues es en la pleamar cuando más cerca están de la costa. Si uno quiere una experiencia diferente puede optar por ir al anochecer, para escucharlas. Por la noche, las ballenas emiten el 85% de sus sonidos y brindan un espectáculo singular, contó Claudio Frash, de la agencia Huinca Travel. Con sol o con luna, y con primera fila asegurada, la visita vale la pena.

Para consultar por Internet

Puerto Madryn

  • Los que quieran obtener información sobre los atractivos que ofrece esta ciudad y sus alrededores pueden consultar, por Internet, en las siguientes páginas:

www.chubut.gov.ar

www.icb.org.ar

www.puntaflecha.org.ar

www.madryn.gov.ar

Avistaje de ballenas

  • Hay seis empresas autorizadas por el gobierno provincial para operar en Puerto Pirámides y éstas son las direcciones donde se puede obtener información sobre precios y recorridos:

www.puntaballena.com.ar

www.pekesosa.com.ar

aquatours@cpsarg.com

hysport@infovia.com.ar

mobydick@speedy.com.ar

www.titobottazzi.com.

Por María Giselle Castro Para LA NACION
TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015Torneo Primera División