Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcharon 4000 personas para respaldar al obispo Maccarone

Organizaciones políticas y sociales acusaron de "mafioso" al grupo empresarial Ick

Sábado 27 de agosto de 2005

SANTIAGO DEL ESTERO.- Más de 4000 personas participaron ayer de las dos marchas que en esta ciudad pidieron justicia para el obispo Juan Carlos Maccarone, que renunció al verse implicado en un comprometido video, y responsabilizaron de la presunta extorsión al grupo empresarial encabezado por Néstor Ick, a quien acusaron de "mafioso".

La primera movilización comenzó a las 10 y reunió a más de 2000 piqueteros, militantes del MST, representantes de organismos defensores de los derechos humanos y familiares de las víctimas del doble crimen de La Dársena, que protestaron frente al Canal 7 de TV por cable, de ese grupo empresario.

Por la noche, a las 19,51, las campanas de la Iglesia Catedral comenzaron a sonar convocando a los santiagueños a participar de la segunda marcha. En ella, otras 1500 personas de la Multisectorial, acompañados por un grupo de sacerdotes, volvieron a pedir el esclarecimiento del doble crimen de La Dársena. En la columna, un cartel sintetizaba el ánimo de los santiagueños: "Todos somos Maccarone". También se hicieron ver las Madres del Dolor.

La marcha nocturna frente a la Catedral santiagueña
La marcha nocturna frente a la Catedral santiagueña. Foto: Alfredo Sánchez

El clero, en silencio

En esta movilización los sacerdotes prefirieron acompañar la columna en silencio. El grupo de sacerdotes coincidió en que si bien la movilización se hizo en favor del renunciante obispo, los santiagueños se movilizaron para defender sus derechos, "que vuelven a ser jaqueados por el poder económico, con viejas prácticas mafiosas utilizadas durante el gobierno de los Juárez".

"Mi participación es mucho más que un reconocimiento a la persona de monseñor Macarrone. Es por los derechos de todos los ciudadanos de esta provincia que se ven ultrajados. Y, de paso, agradecer la obra pastoral", dijo el sacerdote Julio Savagh.

Por su parte, el cura Roberto Mural, señaló: " La gente se movilizó por los derechos humanos. Se vulneró la intimidad de Maccarone. Muchos no van a misa, como los grupos de izquierda que participaron de la marcha, pero igual reconocen en el obispo a una figura que hizo mucho por los pobres y el bien de la provincia".

El dirigente piquetero Mario Castillo (MST), que lideró la marcha de la mañana, responsabilizó al empresario Ick como "el cerebro del video que extorsionó y obligó a renunciar a Maccarone". Los manifestantes partieron de la Catedral y marcharon hasta el Canal 7, donde protestaron contra el empresario (que ayer llegó de Buenos Aires), su hijo Gustavo Ick y el periodista Rogelio Llapur.

"Así como sacamos a los Juárez, ahora vamos por la mafia que dirigen los Ick", dijo Olga Villalba, madre de Patricia, una de las jóvenes asesinadas en el caso de La Dársena. La tía de la otra víctima, Mirta Nasar, dijo que "el obispo ha sido engañado" y que estará "con Maccarone hasta la muerte".

En tanto, ayer se supo que el Supremo Tribunal de Justicia abrió un sumario al funcionario judicial que conectó al joven Afredo Serrano con el periodista Rogelio Llapur, que habría comprado el video en el que se ve a Maccarone en un escena íntima.

Fuentes judiciales dijeron que "el hombre ya fue notificado y se instruyó un sumario. Se evaluará qué delito pudo haber cometido y si se lo aparta del cargo de funcionario judicial". Dicha persona se desempeñaría en la Justicia como defensor oficial. La misma fuente añadió: "El hombre está tranquilo. Sabe que si lo tocan puede hablar y eso no le conviene a nadie".

Además de las dos causas abiertas anteayer a partir de la denuncia del abogado Luis Agüero y de la actuación de oficio de la Justicia, la abogada Leticia Bravo presentó ayer otra denuncia para que se investigue si se intentó extorsionar o injuriar al prelado con la grabación. Pidió que se investigue "no sólo al autor material (del video), sino a los responsables del montaje de semejante operación de chantaje, que escapa a las posibilidades de acción de un ciudadano común".

Por Jesús A. Cornejo Enviado especial

Te puede interesar