Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En la Recoleta los vecinos no quieren que se monte un show de luz y sonido

Un grupo del barrio inició una acción de amparo para impedir que se desarrolle allí el espectáculo

Domingo 11 de septiembre de 2005

Un grupo de vecinos inició una acción de amparo contra el gobierno de la ciudad para impedir que se desarrolle dentro del cementerio de la Recoleta el espectáculo "Tertulia", que forma parte del 5° Festival Internacional de Buenos Aires, organizado por la Secretaría de Cultura de la Ciudad.

El cuestionado espectáculo, que se realizará entre el 19 y el 21 del actual, por la noche, consiste en "una intervención sonora y visual que transformará la necrópolis en un laberinto polifónico de sonidos, voces, imágenes y velos", según explica una publicación, editada por la propia secretaría, en la que se promociona el festival,

Esta propuesta artística despertó la preocupación de varios vecinos, entre los que figuran Juan José Cresto, director del Museo Histórico Nacional, por entender que altera la paz de los que allí descansan. Además, temen por los más de ochenta principales monumentos y obras de arte que adornan el cementerio, muchos de ellos declarados monumentos históricos nacionales.

"La Recoleta es un espacio de descanso eterno, no hay derecho de alterar la paz de los que allí reposan -dijo Cresto a LA NACION-. Es un cementerio, no un teatro. Lo que cuestionamos en el amparo es el lugar, no el espectáculo en sí. Creemos que es una elección desafortunada. Es más: constituye una falta de respeto y de sentido común."

Diego Herrera Vegas, otro de los firmantes del amparo, expresó: "Los muertos deben descansar en paz, nadie tiene derecho a romper la tranquilidad de un cementerio. No es justo que armen un festival ahí, tengo familiares enterrados en ese cementerio. Además, nadie puede garantizar la idoneidad del personal que trabajará para armar el espectáculo", se quejó.

Por su parte, Horacio Humberto Savoia, vicepresidente 1° de la Asociación de Amigos del Cementerio de la Recoleta (Adacre), explicó que a pesar de no haber participado del amparo, la institución pidió un informe a la Dirección General de Cementerios para interiorizarse acerca del espectáculo.

"Esa dirección elevó nuestro pedido a la Secretaría de Cultura, que nos contestó que la instalación no alterará ni modificará la arquitectura del lugar. Pero nada nos respondió acerca de la violación del espacio sagrado del cementerio", precisó Savoia, que dijo que ni la asociación de la que forma parte ni la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos fueron consultadas por las autoridades del festival.

No conforme con la respuesta de la Secretaría de Cultura de la Ciudad, la comisión directiva de Adacre pidió el martes último una audiencia personal con Gustavo López, titular de la cartera. Al otro día, los vecinos presentaron la acción de amparo, que está en el Juzgado N° 9 en lo Contencioso Administrativo, a cargo de la jueza Emilia Marta García de Bussetti.

"No es ofensivo"

La Secretaría de Cultura se notificó del amparo el viernes último mediante la consulta de LA NACION. "No teníamos conocimiento del recurso presentado ni del pedido de audiencia", confiaron voceros de esa secretaría. López, por su parte, no respondió a las llamadas de este diario.

En cambio, Graciela Casabé, directora del 5° Festival de Buenos Aires, se mostró dispuesta al diálogo. Explicó que el espectáculo, creación de Nicolás Varchausky y Eduardo Molinari, no pretende ofender a nadie. "No es ofensivo. Al contrario, con este espectáculo nos proponemos rescatar los sonidos de nuestra historia, mediante archivos sonoros de personalidades como Eva Duarte o Martín Karadagian, que descansan en este cementerio."

Según Casabé, el equipo técnico no dañará las reliquias ni alterará la belleza. "Va a haber 40 puntos sonoros, ubicados en árboles o escondidos en algún rincón. De ninguna manera estarán en las bóvedas, que son privadas. Además, permitiremos la entrada de grupos reducidos y habrá cincuenta personas de la organización cuidando que nada pase."

Sin embargo, Savoia no está convencido de que vayan a resguardarse los monumentos. "La preparación del espectáculo demanda de cinco a seis días de trabajo. Habrá que instalar parlantes, cajas lumínicas y probablemente tengan que tender cables por encima de las bóvedas. Sólo gente especializada puede tratar estos monumentos. Nadie nos garantiza la idoneidad de las personas que trabajarán los días previos."

En qué consiste "Tertulia"

Según la publicación que promociona el 5° Festival Internacional de Buenos Aires, "Tertulia es una intervención sonora y visual en el cementerio de la Recoleta que transformará la necrópolis en un laberinto polifónico de sonidos, voces, imágenes y velos.

"En un recorrido nocturno, propondrá al caminante el despliegue simultáneo de dos acciones: leer y escribir en el territorio. El cementerio es interpretado como una geografía compleja que articula y organiza las posibles relaciones entre memoria individual y colectiva. En el interior de ese paisaje, "Tertulia" construye otro: la cartografía de una conversación imposible, apócrifa. En la composición de una situación, de una experiencia en una temporalidad distinta, "Tertulia" no produce una narración cronológica ni documental, sino una multiplicidad de voces. No se trata de un trabajo sobre la historia sino desde la historia".

Te puede interesar