Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Finalmente se hará "Tertulia" en el cementerio de la Recoleta

La Justicia revocó la acción de amparo de los vecinos para evitar una "censura"

Domingo 18 de septiembre de 2005

La Justicia revocó la acción cautelar presentada por un grupo de vecinos para impedir que se realice dentro del cementerio de la Recoleta la obra "Tertulia", que finalmente se desarrollará el viernes y el sábado próximos, de 21 a 24, según confirmaron los organizadores del V Festival Internacional de Buenos Aires.

En sus fundamentos, la sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo destacó la necesidad de evitar que se incurra en la censura, por lo que resolvió que la obra de Nicolás Varchausky y Eduardo Molinari pueda desarrollarse dentro del ámbito del cementerio, tal como había sido pensada.

El fallo sostiene que "calificar la expresión artística como ofensiva, y admitir la censura pretendida, llevaría al tribunal a imponer sus gustos o creencias o, tal vez, fallar sobre las bases de su propio disgusto dentro de la puesta. Para garantizar el respeto de expresiones artísticas es esencial que sean los jueces quienes adopten posturas garantizadoras. Confiar al criterio de grupos sociales -mayoritarios o no- la custodia de los derechos de quienes se expresan de una manera distinta importaría en innumerables casos negar el ejercicio de sus libertades".

"Viciado de nulidad"

Sin embargo, los amparistas, representados por la doctora Eloísa María Guevara Lynch afirmaron que "no se quedarán de brazos cruzados" y lanzaron duras acusaciones contra el tribunal por considerar que se violaron normas de carácter procesal. Mañana podrían pedir la nulidad del proceso.

"El fallo está viciado de nulidad. Al gobierno de la ciudad se le concedieron dos días y dos horas para contestar el amparo, mientras que nosotros tuvimos que hacer el traslado en dos horas. Ese tiempo es insuficiente para analizar las pruebas, contactar a los amparistas y presentar un escrito bien fundamentado. Fue una carrera contra el tiempo", dijo a LA NACION Guevara Lynch.

"Se violaron derechos constitucionales de los más graves: el derecho de legítima defensa y el de igualdad entre las partes", consideró Horacio Humberto Savoia, vicepresidente 1° de la Asociación de Amigos del Cementerio de la Recoleta (Adacre), que a pesar de no haber participado del amparo apoyó el pedido de no hacer "Tertulia" dentro del cementerio.

Por otro lado, Savoia desestimó los fundamentos vertidos por la cámara: "Se centró en el tema de la censura cuando el propio secretario de Cultura, Gustavo López, dijo en varios medios que en este caso no existía y diferenció claramente el planteo de los amparistas de lo que había ocurrido con la muestra de León Ferrari. Además, no pedimos que no se haga el espectáculo, sino que se desarrolle fuera del cementerio".

Alivio y felicidad

Por el lado del gobierno porteño y los organizadores del festival, todo era alivio y felicidad.

"La sala entendió que se trataba de una intervención artística muy respetuosa, ética y estética. Pero para comprenderlo era importante que vieran el material, porque antes se falló sobre algo que no se conocía", opinó Gustavo López, secretario de Cultura de la ciudad.

Esta cartera había presentado la apelación del amparo el viernes por la mañana, y ayer se notificó de la resolución. "La Justicia actuó rápido y dio a los amparistas dos horas de apelación porque entendió que si se retrasaba no iba a ser posible presentar «Tertulia» dentro del marco del festival, que termina el domingo próximo", explicó López, con lo que desestimó que se tratara de una maniobra política.

Por su parte, Graciela Casabé, directora del V Festival Internacional de Buenos Aires, expresó su alegría por la resolución. "Estamos muy satisfechos. Más allá de la polémica, consideramos que es muy importante que se desarrolle esta intervención artística porque, además de no ser ofensiva, es de una altísima calidad."

Casabé recordó que algunos de los objetivos del festival son mostrar la obra de artistas locales y salir con el arte a la calle, traspasando el límite del espacio teatral. "Nunca quisimos ni buscamos la polémica, simplemente defendimos un hecho artístico. Creemos que simplemente se hizo justicia", dijo.

Pero para los amparistas esto todavía no terminó. Según confió Guevara Lynch, mañana aplicarán una nueva estrategia legal para impedir que "Tertulia", ese recorrido histórico de imágenes y voces, no se haga dentro del cementerio.

"Todo esto es un atropello. Además, creemos que el proceso estuvo teñido de una maniobra política", calificó la abogada Guevara Lynch.

Por Laura ReinaDe la Redacción de LA NACION

Te puede interesar