Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Escepticismo en el sector financiero

Domingo 18 de septiembre de 2005 • 18:36

BERLIN (ANSA).- El mundo de las finanzas y la industria de Alemania reaccionó con escepticismo al resultado de las elecciones celebradas hoy, en las que la conservadora Angela Merkel fue la más votada pero es incierto el panorama para formar el nuevo gobierno.

La preocupación es que la indefinición sobre las posibles alianzas provoque inseguridad y poca confianza en los ambientes de la producción y la inversión.

"Desde el punto de vista de la industria y la economía, nosotros estamos amargamente desilusionados", declaró al canal estatal ARD Juergen Thuman, presidente de Asociación de Industriales del país.

Según Thuman, una eventual gran coalición entre las dos fuerzas mayoritarias no sería lo mejor para alentar la economía.

"Alemania será ahora más difícil de gobernar", agregó.

En tanto, los resultados tuvieron diversas interpretaciones dentro de la Unión Europea.

Más repercusiones. En Helsinski el premier finlandés, Matti Vanhanen, auguró que avancen las reformas económicas en Alemania y en el resto de la Unión Europea.

"Mi esperanza es que el nuevo gobierno continúe la política de reformas, sobre todo económicas" ya que su éxito "se hará sentir en la economía de toda la Unión", dijo el premier de centro izquierda, citado por la agencia local FNB.

Para el premier checo, Jiri Parubek, los comicios representan un "notable éxito personal" para Gerhard Schroeder, pese a la estrecha victoria de Merkel.

El premier socialdemócrata se refirió a su colega alemán como un "gran luchador dotado de una carisma excepcional".

El resultado de las elecciones significan "el surgimiento de un cuestionamiento popular al liberalismo" con el ingreso al Parlamento de una izquierda más radical, opinó el Partido Comunista francés.

"La importancia asumida en la vida política por el nuevo Partido de Izquierda es un hecho importante que refleja el cuestionamiento al liberalismo", expresó un comunicado.

El PC francés interpretó el cuarto lugar logrado por esa fuerza (8,5 por ciento de los votos) como la posibilidad del surgimiento de "un reagrupamiento antiliberal que no deje el terreno a la extrema derecha".

Te puede interesar