Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Información general

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Denuncia de los vecinos

En Flores funciona una renovada zona roja a toda hora

Información general
 
 

El circuito de la prostitución ha sentado sus reales en una zona de Flores, donde ha provocado un conflicto con los vecinos. La oferta de sexo en la vía pública, en cualquier horario, es el problema que desvela y moviliza a quienes viven cerca de la "zona roja" del barrio.

Los vecinos denuncian la existencia de 19 pensiones familiares en la que los travestis pagan cinco pesos por turno sólo para tener sexo con los clientes. Los once albergues transitorios de la vecindad ayudan a que el circuito del sexo se mantenga saludable.

Desde mayo del año último, los habitantes del barrio han realizado repetidas denuncias ante la Fiscalía N° 10, a cargo de Elsa Miranda, pero no lograron erradicar al numeroso grupo de travestidos y prostitutas que habitualmente lucran con su cuerpo en un lugar frecuentado por familias y chicos.

"Acá es terrible el desfile de autos que hay desde las 20 en adelante. Después de que corrieron a los travestis de Palermo, se vinieron para acá. Yo no les permito que se queden en la esquina de mi casa y los saco a escobazos, porque ya les firmé más de 50 contravenciones y no pasa nada", dice Sandra Zanotto, una vecina que vive sobre la calle Gavilán.

El importante número de quejas llevó a los vecinos a agruparse. Formaron una comisión de diecisiete personas, insistieron con pedidos en la Fiscalía N° 10, en la comisaría 50a., pero cada día vuelven a lidiar con el mismo problema. Vale apuntar que el artículo 81 del Código Contravencional indica que "quien ofrece o demanda en forma ostensible servicios de carácter sexual en los espacios públicos no autorizados o fuera de las condiciones en que fuera autorizada la actividad será sancionado/a con uno a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de 200 a 400 pesos".

Según los vecinos, no sólo se viola este artículo, sino también la cláusula transitoria que fija una distancia mínima de 200 metros desde el lugar donde se ejerce la actividad hasta las viviendas, los templos y las escuelas.

"Nosotros hicimos una denuncia al fiscal general José Luis Mandalunis, en abril último, y el tema pasó a manos de la fiscal Elsa Miranda. Se labró un expediente [N° 17.395/05] porque en determinados lugares de la vía pública se ofrece sexo durante el día y la noche. Incluso, en el paredón del hospital Alvarez suelen encontrarse preservativos tirados", dice otro vecino, Carlos Díaz. La fiscal Miranda reconoció que el problema existe, pero prefirió no hablar al respecto.

Cerca de colegios

La cuestión es que en la esquina de Artigas y Neuquén, entre otros puntos estratégicos, las prostitutas y los travestis caminan en círculo, a la espera de potenciales clientes, a sólo 100 metros de dos colegios: República del Salvador y Hermanas de Monseñor Aneiros.

"Es insólito que los chicos salgan del colegio y se crucen con las prostitutas", dice Díaz, que la noche anterior denunció la presencia de nueve travestis ofreciendo sexo en la vereda de la calle Artigas, entre el 600 y 700.

"Desde 1998 tenemos este problema, y dependemos de los fiscales y de los jueces. También firmamos muchas actas, pero no pasa nada. La ley no nos protege", cuenta Marta Sánchez, que vive en Páez y Condarco.

Las quejas llegaron hasta los legisladores. Tomás Palastanga, director de la Comisión de Protección del Espacio Público de la Legislatura porteña, solicitó un requerimiento administrativo para que se investigaran los hoteles alojamiento de la zona y se retiraran los vehículos abandonados que están sobre la calle lindera al hospital Alvarez, utilizados por los travestis para el sexo rápido. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYNarcotráficoInseguridadFeria del LibroLos números del IndecElecciones 2015