Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desautorizan un culto

Lunes 26 de septiembre de 2005

MENDOZA.- El arzobispo de Mendoza, monseñor José María Arancibia, decidió la interrupción del acompañamiento pastoral que había ofrecido la Iglesia en el "santuario" de la Rosa Mística, en El Algarrobal, Las Heras, que es visitado por miles de fieles los 27 de cada mes. El Arzobispado argumentó que en el lugar no existe predisposición para la misión oficial de la Iglesia y que predomina "una lamentable falta de espíritu celestial".

En junio la Iglesia manifestó su desacuerdo con el fenómeno y dio a Manuel Yanzón, en cuya casa se encuentra la imagen de la Virgen, indicaciones sobre el culto mariano, que no se habrían cumplido. Ayer los fieles escucharon las explicaciones de la Iglesia. Para la Diócesis han sido "obstáculos serios" que se hayan seguido difundiendo por los altavoces del "santuario" citas bíblicas sobre los supuestos mensajes marianos, cuando el obispo había pedido que terminaran.

Otro problema es que la casa de Yanzón y sus alrededores, "han sido convertidos en lugar de culto público". También se cuestiona que en el lugar "se ha procedido a levantar una cruz y un oratorio, además de manifestar la intención de crear una fundación civil con la finalidad de erigir un santuario". El mensaje de Arancibia añade que no fue posible "encauzar la oración pública en el lugar. No obstante las claras indicaciones al respecto se siguió insistiendo en recursos más cercanos a la exaltación religiosa y emotiva que a la verdadera naturaleza de la oración cristiana". El comunicado manifiesta que "preocupa el uso indebido de la Palabra de Dios y de los signos cristianos, como también el modo de guiar la oración y el manejo de las estados emotivos de las personas, muchas de ellas con graves necesidades. Es evidente el poco espíritu de comunión con la Iglesia, sus criterios y orientaciones pastorales".

Te puede interesar