Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mulieris y un homenaje al Kavanagh

El estudio M/SG/S/S/S proyectó dos torres de 43 pisos, con planta triangular y remate escalonado; dos

Miércoles 28 de septiembre de 2005

"Con este proyecto queremos hacer un homenaje al edificio Kavanagh", explica el arquitecto Justo Solsona, del estudio M/SG/S/S/S, e inmediatamente aclara: "La vinculación entre uno y otro es conceptual, por la relación con el sistema de escalonamiento en el remate". El proyecto Mulieris contempla la construcción de dos torres de 43 pisos y dos subsuelos, con 40.000 m2, en un terreno de 6700 m2, en Azucena Villaflor y Aime Paine, en el dique 2, sector este, de Puerto Madero; en la misma zona de las torres El Faro, Le Parc, Renoir y el Faena Art District.

Las torres

"Hemos tratado de resolverlas -dice Solsona- dentro de un elaborado sistema estructural: dos torres de 160 m de altura, con planta triangular equilátera y entrepisos de 3,20 m de altura (2,80 m libres). Con esta morfología se busca evitar los enfrentamientos entre departamentos y optimizar al máximo sus visuales, ubicando en cada uno de los vértices los livings con frentes curvos vidriados en toda su altura", cuyo estudio estructural estará a cargo del ingeniero Alberto Fainstein.

Al seccionar la planta en tres lóbulos simétricos, la parte superior de la torre remata de manera escalonada con terrazas accesibles cada siete pisos, lográndose que el edificio modifique su morfología de manera sistemática. Mayores superficies vidriadas, revestimientos de aluminio y vegetación, lograrán cambios de color y brillo en el edificio. Cada edificio se compone de tres tabiques de hormigón con ventanas caladas y superficies curvas en los vértices, con expansiones semicubiertas se logrará la articulación con las placas de hormigón visto pintado. El volumen exterior se trató en función de lograr efectos de luz y acentuar la verticalidad.

Otro aspecto importante es que todas las funciones de seguridad y climatización estarán automatizadas; y no se usará gas, sino electricidad. Los accesos peatonales y vehiculares se ubican sobre el bulevar Azucena Villaflor y Martha Salotti, respectivamente.

El conjunto se completa con el basamento que vincula las dos torres, sobre la avenida Aime Paine, donde se alojarán los servicios y amenities de las torres y locales comerciales independientes.

El programa para las unidades será de un dormitorio, y dos y tres dormitorios con dependencia, pero con amplia flexibilidad para ser configurados según la demanda de los clientes. Con este proyecto, Solsona sostiene que este complejo se transformará en "otro hito" para esta gran metrópolis que es Buenos Aires, de la que se considera admirador, porque "las ciudades son los lugares en los que se desarrolla la cultura con el hombre integrado".

Inversoras que apuestan

Este nuevo complejo es el resultado de un joint venture entre dos desarrolladores inmobiliarios, Creaurban y Vizora (esta última, conformada por Farallón, Pulte y el Banco Macro). Entre todos aportarán 53 millones de dólares. El presidente de Creaurban, el ingeniero Juan Garrone, considera que "Puerto Madero es un gran mercado para hacer desarrollos de este tipo, con diseños cuidados, materiales nobles y empleo de alta tecnología. Pero dada la magnitud de las inversiones necesarias, es vital asociarse con otras empresas". También asegura que "lo fundamental será atraer a los inversores, especialmente extranjeros, como una oportunidad de negocio". Y adelanta que el precio para el comprador final rondará, en promedio, los 2500 dólares por metro cuadrado. Los servicios complementarios serán 380 cocheras y 250 bauleras, pileta, solárium, gimnasio, health club, salones de usos múltiples, laundry y vestuarios para el personal.

Fernando G. Caniza

Te puede interesar