Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Los sastres están enojados

Información general

El destierro del traje no es patrimonio argentino, sino más bien parte de una tendencia mundial que tiene epicentro en Nueva York. Allí, en los 90, los viernes informales abrieron paso a meses y años informales. Algunas empresas acabaron por establecer catálogos de "moda en el trabajo" e incluso organizaron desfiles para hacerles entender a los empleados que la nueva medida no significaba que se podía trabajar en ojotas y traje de baño. Los catálogos incluyen preguntas tales como "¿es posible combinar mocasines, medias de toalla y pantalones cortos?" La respuesta es obvia: "No".

Entonces, el grito en el cielo lo pusieron los sastres de Nueva York, que hace unos años luchaban para que las empresas instituyeran los dress up thursdays, para que los jueves los empleados tuvieran que ir a trabajar de traje. Incluso en 2001 editaron la "Guía para vestir con estilo profesional", de Judith Rasband, y ofrecían un asesoramiento a los empleados que quisieran mejorar su imagen.

La tendencia al abandono de la corbata también llegó a comienzos de este año a Tokio, impulsado desde el gobierno japonés, que persigue un ahorro energético con miras a cumplir el Protocolo de Kyoto.

Se trata de un sorprendente cambio para una sociedad conservadora como es la japonesa, en la que llevar un traje oscuro y corbata es imprescindible, más allá de la moda.

El Protocolo de Kyoto obliga a Japón a reducir los gases contaminantes en un 6% con respecto a los niveles de 1990 para 2012. Una vestimenta más ligera durante el húmedo y pegajoso verano japonés evitaría, en principio, el uso desmesurado de los aparatos de aire acondicionado en los edificios y permitiría ahorrar más de 300.000 metros cúbicos de combustible. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil