Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Las primeras actividades

Estrategias para recibir a los nuevos empleados

Empleos

Se necesita un buen proceso de inducción para adaptarse a la empresa y a las tareas asignadas

La búsqueda de trabajo siempre es estresante y, una vez que se logra la inserción laboral, el grado de tensión no baja hasta que el nuevo empleado logra incorporarse a la empresa y se siente cómodo con las actividades que debe realizar.

¿Y ahora qué hago? ¿Cómo será la relación con mis compañeros, jefes y demás? ¿Podré desempeñar bien mi labor? Estos son algunos de los interrogantes que surgen.

Para una buena incorporación y adaptación del nuevo integrante es fundamental el proceso de inducción, que siempre existió de alguna forma, pero nunca como hoy, con un equipo de profesionales encargados de esta tarea.

La precisa selección de personal es una de las herramientas más importantes para contribuir al éxito en el desempeño del trabajador, pero no garantiza la adaptación de la persona al cargo ni el logro de resultados a corto plazo. Pero es la inducción la que hace que el individuo genere un sentimiento de pertenencia, se familiarice con su puesto y, en definitiva, se consiga una óptima integración.

Muchas empresas no toman este proceso como un segundo paso una vez seleccionado el cargo, sino que la bienvenida comienza desde que el candidato al puesto entrega su solicitud y se le proporciona información sobre la vacante que se pretende cubrir, y culmina cuando el aprendizaje, una vez dentro del organismo, fue exitoso.

La finalidad de la inducción es brindar información general y suficiente para que el empleado se ubique en su función y pueda desarrollar su actividad de manera autónoma o grupal, según se requiera.

Los departamentos de Recursos Humanos de grandes empresas coinciden en que hay dos tipos de inducción. El primero en el nivel institucional, que le permite al nuevo integrante conocer las cosas básicas de la compañía, como por ejemplo, la historia, las políticas de personal y de funcionamiento, las condiciones de contratación, la forma de pago y los días de descanso, entre otras.

El segundo tiene que ver con la inducción al puesto de trabajo, cómo se acomoda y se adapta el empleado. También incluye aspectos relacionados con la rutina, la labor por desempeñar, la ubicación física, el manejo de herramientas y su relación con compañeros de trabajo. Algo importante en el proceso de inducción es ver cómo el nuevo empleado se desempeña durante el primer mes, si le resultó complicado acomodarse al área de trabajo. Los empleados, generalmente, tienen una actitud permeable a lo nuevo y se interesan tanto por la información como por la formación institucional. Lo que se pretende es encauzar el potencial del ingresante, en el mismo camino de los objetivos de la empresa.

Además, el proceso de inducción varía según la empresa y muchas de ellas coinciden en que no se trata solamente de los primeros meses de trabajo.

Información básica

Luis Ríos, gerente de Recursos Humanos para funciones centralizadas, gas y energía de Petrobras Energía SA, explica: "Es más que la bienvenida al nuevo empleado". Dentro de esta compañía se muestran las instalaciones, el quién es quién, cómo se relacionan, cuál es el marco de referencia según el ambiente, dónde va a trabajar el ingresante, la misión y visión, y cuestiones relacionadas con el proceso de ética. "Hay información genérica, independiente del puesto que va a ocupar, y específica, según su entorno inmediato", agrega Ríos.

Por su parte, Margarita Escuder, analista de Recursos Humanos de Siemens SA y una de las encargadas de realizar la inducción, cuenta que hay diferentes acciones que intervienen en esta bienvenida. "La empresa tiene un proceso de seis meses, que no termina en una charla introductoria.

Se hace una presentación institucional una o dos veces al mes o, según la cantidad de ingresos, que cuenta cómo es la compañía en el mundo, en la Argentina y en el Mercosur, cuál es la competencia, los números de venta y las unidades de negocio que la conforman, ya que no trabaja para un solo rubro, sino que se desempeña en telecomunicaciones, medicina, industria, sistemas informáticos, entre otros", expresó Escuder. Y agregó: "El proceso cambió con los años, se fue aggiornando, antes se utilizaban manuales de inducción, hoy la presentación es más genérica y se utiliza mucho más la oralidad".

"El personal que ingresa tanto en Ezeiza como en la casa central toma una capacitación de medio día, donde se cuenta la misión, visión y los objetivos de todas las empresas que pertenecen al grupo. Se da información sobre qué es un aeropuerto, cuáles son los organismos internacionales que regulan la actividad y las nomenclaturas aeroportuarias que se utilizan a menudo", expresó la jefa de Capacitación de Aeropuertos 2000, Marina Sommer, y añadió: "Un buen proceso de inducción garantiza un mejor desempeño para toda la labor dentro de la empresa; por eso es necesario una actualización constante".

Los tres responsables coinciden que algo inolvidable y que va a influir a lo largo de todo el tiempo que el empleado esté en la empresa es "el primer día de actividad".

Por esto es importante el recibimiento, la presentación y relación con su jefe, el lugar de trabajo del ingresante, como su oficina o escritorio, su PC y su número de interno telefónico. "Esto da la sensación de que él es necesario y de que lo estaban esperando", dijo la encargada de Siemens.

Claves para la bienvenida

  • Guiar el comportamiento de los nuevos integrantes a los intereses de la empresa.
  • Facilitar el contrato entre áreas de gerencias y producción.
  • Reflejar la estructura de la organización.
  • Definir claramente los roles de las distintas áreas.
  • Tener en claro quiénes son los nuevos miembros, y controlar sus acciones para después evaluarlas.
Silvina Gini
TEMAS DE HOYAumento de la naftaDeclaraciones juradasCristina KirchnerPartido por la pazElecciones 2015