Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los empresarios del continente también acercarán sus ideas

Emitirán un documento que será entregado a los presidentes

LA NACION
SEGUIR
Daniel Gallo
Martes 18 de octubre de 2005

La IV Cumbre de las Américas contará con una serie de reuniones oficiales en forma paralela con el encuentro de 34 presidentes del continente en Mar del Plata, el 4 y 5 de noviembre próximo. Esas actividades acercarán sus propios documentos a la reunión de mandatarios para dejar constancia de los puntos de vista sectoriales. Y entre esos encuentros sobresale la importancia del Encuentro Hemisférico del Foro del Sector Privado, en el cual más de 700 empresarios debatirán en Buenos Aires el 2 de noviembre, respaldados por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Está previsto que el presidente Néstor Kirchner dé el mensaje de apertura de la sesión, en la cual comprometió su presencia también el secretario de Comercio de los Estados Unidos, Carlos Gutiérrez.

"La idea es promover una sinergia entre el sector privado y el público, además de encontrar entre los empresarios de la región puntos de acuerdos concretos para avanzar en la integración. Queremos que las recomendaciones que partan desde este foro no sean sólo conceptos teóricos, sino que tengan un grado de aplicabilidad para que pueda medirse el logro de las metas", explicó a LA NACION el presidente del Foro del Sector Privado, Enrique Gutiérrez, titular de Aeropuertos Argentina 2000.

La iniciativa tuvo su primer punto de encuentro en Fort Lauderdale en junio último, cuando los empresarios de la región definieron tres líneas de trabajo: mejorar la competitividad y la productividad mediante la educación y la tecnología, promover la gobernabilidad y la transparencia, y trazar estrategias innovadoras para crear empleo.

De acuerdo con esas ideas fuerza, el sector privado se reunirá en el hotel Hilton de Buenos Aires para avanzar con una serie de propuestas que elevarán dos días después a los presidentes americanos con las siguientes premisas; entre otras:

Establecer un diálogo entre el sector privado y público de manera de desarrollar una agenda focalizada y hacer así eficiente el gasto en educación y tecnología.

Diseñar los sistemas de educación de manera que se apoye a las pequeñas y medianas empresas, pues son la principal fuente de empleo en los países en desarrollo.

Adaptar las escuelas a un mundo con mayor uso de tecnología.

Promover la participación de ejecutivos y empresas en la educación, de manera que compartan sus experiencias con los estudiantes.

Asegurar una administración pública basada en el mérito y orientada a los resultados, con funcionarios bien remunerados y educados.

Proteger la capacidad de los periodistas para informar acerca de temas de corrupción, transparencia y gobernabilidad.

Formular leyes sobre lobby y contemplar una adecuada reglamentación y verificación de ellas.

Mejorar la competitividad de los países a través de políticas orientadas a la ciencia, tecnología e innovación, creando un clima favorable para la inversión nacional y extranjera.

Asegurar que el dinamismo económico resulte en sociedades más equitativas e inclusivas.

Promover la estabilidad política y la seguridad para generar la ausencia relativa del crimen, el terrorismo y cualquier otro tipo de violencia, como contexto primario para un ambiente de inversión y desarrollo.

Eficiencia en la gestión

El 3 de noviembre, un día después del encuentro del Foro del Sector Privado, tendrán su reunión en Mar del Plata funcionarios provinciales y municipales del continentes, quienes se reunirán en el Foro de Autoridades Locales, al amparo de las Naciones Unidas y sus Centros Internacionales para el Entrenamiento de Autoridades Locales (Cifal).

Está previsto que el vicepresidente Daniel Scioli de un mensaje en la inauguración de ese foro.

En su oficina en Atlanta, Axel Leblois, uno de los directores ejecutivos de Cifal comentó a LA NACION la trascendencia de estos encuentros: "Probablemente el alcalde (intendente o jefe comunal) de una gran ciudad tenga en general dificultades para hablar y compartir experiencias con alcaldes de otras ciudades, porque no están en contacto; nosotros los acercamos y proponemos que en los encuentros hable algún alcalde que haya tenido éxito en un área específica porque notamos que entre pares la receptividad es muy grande, diferente a cuando escuchan hablar a un teórico sin experiencia en gestión".

Alrededor de la cumbre presidencial, diferentes sectores apuestan a hacer oír también su voz y plantear agendas propias desde nuestro país hacia el resto del continente.

Te puede interesar