Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Entrevista

"La adversidad me duele, pero no me dobla"

Deportiva

Para el DT Miguel Angel Russo, Vélez no debe detenerse en los problemas por lesiones ni sentirse disminuido; dice que aún es temprano para saber si el Apertura se definirá entre su equipo y Boca

Apenas advierte un movimiento del fotógrafo, Miguel Angel Russo acomoda el nudo de su corbata sin desatender la conversación. El entrenador de Vélez es una persona tan cuidadosa de su imagen como de los variados resortes que cree importantes en la conducción de un plantel. No lo dice, pero es fácil notar que, para él, los mensajes hacia fuera del grupo son fundamentales para preservarlo, para que no pierda el rumbo. Entonces, también en eso es puntilloso; por eso busca ser claro al radiografiar a un equipo complicado por las circunstancias. "Vélez está bien. Está vivo, está duro. Quiero decir que tiene las cosas claras. Y lo ayudan los resultados. Cuando uno tiene inconvenientes, los buenos resultados fortifican", dice.

Un rato antes de la entrevista, Russo compartió un asado con sus jugadores y sus compañeros de cuerpo técnico. Ahora, mientras bebe una gaseosa, le cuenta a LA NACION hasta qué punto se sintieron los golpes de tantas lesiones; en especial, la última y más resonante por afectar a Lucas Castromán, nada menos. "El primero que sabe eso soy yo. Fue un golpe lo de Zárate, como lo fue lo de Bravo y como lo es lo de Lucas. Son tres jugadores base en el funcionamiento de Vélez. De una manera u otra fuimos amortiguando todo eso; ahora nos toca hacerlo una vez más. De pronto si cae uno resurge el otro. Siempre tenemos ese aliento que hace girar la rueda."

-¿Qué hace un técnico en estos casos?

-No hay una receta para eso. Depende de cómo es cada uno. A mí la adversidad me duele, pero no me dobla. Te caés cien veces y te levantás ciento una. Estamos todos convencidos: el presidente, los dirigentes, el utilero, el masajista, el médico, los jugadores, nosotros... Está prohibido ponerse a pensar ?qué mala suerte´, o ?qué pena´. Vamos, viejo... Si entre todos alimentamos la cosa vamos a sentirnos fuertes.

-El otro día, con todos esos problemas, resolvieron un partido muy complicado con Arsenal. Parecería que el equipo tiene algo. ¿Es así?

-Un equipo que fue campeón y se mantiene con tantas dificultades tiene algo. Por ahí no se ve; tiene picos como ante Gimnasia, Racing o Cruzeiro, y en algún momento decae. Pero lo táctico y el orden regulan todo eso.

-¿En la mentalidad del equipo se nota el respaldo de ser campeón?

-Haber salido campeones es una ventaja. Por ejemplo, si pasaba todo esto en el torneo pasado habría sido muy difícil. Hoy tenemos un aliciente. O mejor diría que tenemos la cabeza fresca en el buen sentido, para pensar para más, con seguridad. Además, Vélez tiene jugadores con mucho talento. El otro día, Gracián resolvió un partido con simple talento, con el gol que hizo.

-¿Estos contratiempos obligan a Vélez a jugar de otra manera?

-No. La estructura de Vélez será la misma. Dentro de ese orden, cada individualidad agrega lo que tiene: algunos con más luces, otros con más sacrificio. Igual nos vamos acomodando. Para eso venimos trabajando.

-Conociéndolo un poco, es sencillo suponer qué va a decir al respecto, pero todo indica que la pelea está entre Vélez y Boca.

-Todavía es muy pronto. Con Boca jugamos en la fecha 16; todavía quedan cuatro partidos antes. Es muy pronto para hablar.

-¿Vélez y Boca son los dos mejores equipos?

-Los equipos tienen momentos. Por ahí es el momento nuestro; por ahí es el de Boca. Si uno hace un análisis ve que Boca invirtió para formar un equipo. Vélez se nutre de las divisiones inferiores y se mantiene. Trajo poco, solamente a Enría. Argentinos se armó como pudo. No hay una regla en todo esto. Hablar de un equipo es muy difícil.

-¿Pero no ve como decisivo ese partido?

-Decían que River-Boca era decisivo, y pasó...

-Eso era porque se trata del superclásico, nada más...

-Yo sé que las últimas cuatro fechas serán determinantes. Eso ya lo he vivido.

-¿Ya le está estudiando los puntos vulnerables a Boca?

-No, no... Uno va viendo, pero jugar dos torneos obliga a enfocarse a lo que viene. Ahora estamos pensando en América; después vendrá Gimnasia de Jujuy. Por más que yo tenga una idea, no quiero abrumar a los jugadores. Se termina una cosa y se va por la otra. Se resuelve sobre la marcha. Es un plantel corto, tuvimos accidentes (lesiones), y hay que actuar así.

-¿A Vélez le interesa más la Copa Sudamericana o el Apertura?

-Uno pretende las dos cosas. No descarto nada. Se jugaron once fechas del torneo; puede pasar cualquier cosa. Ahora vamos a suerte y verdad con América. Lo único que uno no puede manejar son los viajes. No podemos ir en chárter a México, por ejemplo. Los valores son muy altos: un chárter puede costar más que lo que ingresa por jugar esta etapa de la Copa. Y eso es algo real.

-Se podría pensar que, como Vélez ya fue campeón, siente menos responsabilidad en el terreno local...

-No, si eligiéramos una cosa empezaríamos a caer. Todo lo que venimos hablando entraría en un tobogán. No estaríamos seguros ni firmes; más allá de ganar o perder, hay que saber lo que se quiere. Como conductor no quiero eso. No me interesa una actitud light. Ya sabemos que es difícil por donde se lo mire: solamente Ramón Díaz logró ganar en los dos terrenos (en 1997). Las posibilidades todavía las tenemos, pero estamos en el filo de la navaja: das un paso en falso y por ahí te quedás sin ninguna.

-¿Vio River-Boca?

-Sí, lo vi.

-¿Le pareció lo que a todos o lo vio de otra manera?

-Ese tipo de partidos y de resultados son para hacer la cuenta al final, cuando se sabe si sirvió o no.

-¿Pero esperaba algo tan pobre?

-Es que es mucho lo que se juega. Y no tengo por qué cuestionar nada. No me corresponde y hay dos profesionales que aprecio mucho. Cada uno sacará sus propias conclusiones, pero nada es fácil en esto.

Ficha personal

Fecha y lugar de nacimiento :
9 de mayo de 1956,en Villa Diamante, Lanús

Trayectoria como DT :
Estudiantes, Universidad de Chile, Salamanca (España), Colón, Los Andes, Morelia (México), Lanús, Rosario Central y Vélez

Principales logros :
ascenso a Primera con Lanús (1992) y Estudiantes (1995, junto con Eduardo Manera); semifinales de Copa Libertadores con Universidad de Chile (1996); campeón del Clausura 2005 con Vélez. .

Por Andrés Prestileo De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico