Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Detienen a tres acusados de corromper a menores

Integraban una organización secreta que captó a 50 chicos

Viernes 28 de octubre de 2005

NEUQUEN.- La policía detuvo anoche a tres personas acusadas de ser las cabezas de la organización secreta La Familia, que se dedicaba a reclutar a chicos de entre 12 y 17 años para someterlos a vejámenes sexuales mientras los filmaba, en la pequeña localidad de Las Lajas.

Los detenidos, dos en Las Lajas y uno en Plaza Huincul, están acusados de promover y facilitar la corrupción de menores. Los arrestos fueron ordenados por el juez de instrucción de Zapala Oscar Domínguez, a solicitud del fiscal Fernando Rubio.

La pequeña localidad de 5000 habitantes está conmovida porque allí funcionaba esta especie de secta que obligaba a los menores a beber alcohol hasta emborracharse y a posar desnudos o en ropa interior frente a una cámara filmadora, según surge de la investigación judicial.

De esa manera, los chicos obtenían dentro del grupo ascensos, poder y reconocimiento de sus pares. En las últimas 48 horas ya declararon en la comisaría de Las Lajas 40 adolescentes que habrían participado de actividades en la organización, según informaron ayer fuentes judiciales a LA NACION.

La Justicia tiene en su poder un video que comprometería a los tres promotores de La Familia. Fuentes judiciales los identificaron como José Pérez, de 28 años, quien se hacía llamar "Abuelo" y manejaba un cibercafé; Feliciano Ojeda, de 24 años, conocido como "Papi", que era empleado del gimnasio municipal, y Gabriel Villordo, de 18 años, alias "Tío". Todos eran conocidos en el lugar.

Pérez fue detenido en Plaza Huincul, y Ojeda y Villordo no habían alcanzado a huir de Las Lajas, a pesar de que las autoridades les habían advertido que la indignación de los vecinos era tal, que sus vidas podían correr peligro. Hoy serán indagados en Zapala.

Los padres de las víctimas denunciaron que sus hijos habrían sido obligados a mantener relaciones sexuales, pero en la Justicia aseguran que el video secuestrado en un allanamiento que se realizó el lunes contiene imágenes de chicos en ropa interior y de algunos besándose. Tiene contenido pornográfico, según admitieron las fuentes.

"No está acreditada la existencia de delitos de la magnitud de una violación", declaró ayer el fiscal Rubio. "Pero sí de otro tipo de atentados contra el pudor o la libertad sexual. Se puede hablar, por ejemplo, de «tocamientos»", añadió el fiscal. Los adolescentes reclutados habrían sido unos 50, pero los padres aseguran que las víctimas suman más de 100, aunque algunos afirman que la cifra puede ser muy superior.

"¿Con quién están nuestros hijos?", se preguntó María, una madre indignada, en una asamblea de vecinos realizada anoche en Las Lajas, donde ya se realizaron en la semana dos multitudinarias movilizaciones.

La Justicia investiga este caso a partir de una denuncia que fue presentada por los padres de cuatro de las víctimas que encontraron a sus hijos ebrios en la plaza del pueblo.

Estos chicos rompieron el silencio que imponía la organización. De allí en más, Las Lajas comenzó a tirar de la punta del ovillo de un problema que podría haberse instalado en el pueblo hace un año.

"Estamos shockeados frente a una situación que jamás imaginamos que se podía estar viviendo en Las Lajas", dijo el intendente Néstor Baiz, perteneciente a un partido vecinal.

"Las cosas que están declarando nuestros hijos son aberrantes", dijo la madre de una de las víctimas; otros padres aseguran que los chicos aún tienen miedo de decir toda la verdad.

Por Gerardo BilardoPara LA NACION

Te puede interesar