Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

IV Cumbre de las Américas

Habilitan un puente aéreo con EE.UU.

Política

Llegarán a Mar del Plata por lo menos 55 vuelos norteamericanos como parte del operativo para la seguridad de Bush

Por   | LA NACION

MAR DEL PLATA.- La primera postal de la ciudad puede tomarse en el aeropuerto. Cuatro helicópteros de transporte pesado H-53 norteamericanos muestran rápidamente el cambio de imagen local, alejada hoy de esa visión veraniega de turistas que llegan con el portaequipajes sobrecargado de sueños de vacaciones.

Se mira al cielo y las siluetas de dos aviones de combate A4AR de la Fuerza Aérea refuerzan la visión de zona de seguridad que en tierra da el despliegue de policías, gendarmes y prefectos. Mar del Plata se prepara para la IV Cumbre de las Américas. Y realmente se nota.

Hubo amenazas de bombas inexistentes (ver página 12) y un grupo de encapuchados fantasma sobre el que nadie tiene informes precisos pese a parecer ésta una convención policial.

El jueves ya empezarán a llegar los 34 presidentes americanos. Esa noche arribará George W. Bush, foco de las mayores precauciones de seguridad. Las autoridades norteamericanas no dejan nada al azar para resguardar a su mandatario, y para eso establecieron un puente aéreo de 55 vuelos entre los Estados Unidos y esta ciudad.

Se trata de la operación aérea más importante que se dio en nuestro país desde la guerra en las islas Malvinas, en 1982. Fuentes bien informadas sobre las cuestiones de seguridad en la cumbre aseguraron ayer a LA NACION que por lo menos una treintena de esos vuelos serán de los aviones de transporte C-17, con un volumen de carga muy superior al que podrían trasladar los conocidos Hércules.

En esos transportes llegarán otros dos helicópteros de última generación, los Nigthaws H-60, especiales para los patrullajes nocturnos y electrónicos.

Pero la ayuda más directa relacionada con la seguridad tendrá que ver con el control del espacio aéreo. La Fuerza Aérea Argentina montó aquí un radar móvil para detectar intrusos y guiar a los aviones de combate argentinos a posibles interceptaciones si fuese necesario.

Exclusión aérea

La tecnología norteamericana aportará datos con los vuelos de cuatro aviones-radar Awacs, que operarán desde la base Espora, sede natural los Super Etendard de la aviación naval.

Nada que vuele escapará a esos ojos en un radio muy superior a los 176 kilómetros que fueron delimitados como zona de exclusión aérea.

Fuentes locales comentaron que habrá oficiales argentinos a bordo de esos aviones norteamericanos de control aéreo para coordinar las medidas.

El personal norteamericano también asistirá en el centro de control de radar en tierra. Se recuerda que entre el 3 y el 7 del actual estarán prohibidos en Mar del Plata todos los vuelos que no sean los directamente afectados a la cumbre.

También es la primera vez en tiempo de paz que los pilotos argentinos cuentan con autorización para derribar aviones a los que se considere hostiles; esto quiere decir que la aeronave que no cumpla con las medidas de identificación requeridas y se acerque a Mar del Plata será tomada como blanco válido.

Está prevista también la presencia de tres aviones de los Estados Unidos KC 135, similares a los Hércules, pero con la misión de servir de reabastecedores de combustible en vuelo a otros aviones.

Avión gemelo

El famoso Fuerza Aérea 1 traerá a Bush el jueves próximo, pero por las dudas arribará además un avión gemelo al presidencial para estar a disposición ante cualquier falla mecánica del primer aparato.

Ese despliegue norteamericano muestra la magnitud del evento que se aproxima a Mar del Plata.

La operación argentina de seguridad también tendrá una proporción descomunal con un perímetro exterior de 58 cuadras valladas y otras dos zonas de control internas, por lo que nadie podrá circular sin mostrar una credencial, tal como lo detalló el comisario general Carlos Alberto Parda, que es el jefe del comando unificado, montado en el hotel Residencia Marítima, justo enfrente del Casino Central.

En el cielo, la cobertura será total y por tierra será casi imposible que alguna manifestación se acerque siquiera a seiscientos metros de los presidentes.

Las vallas que esperan en muchas esquinas por ser instaladas definitivamente son otras de las imágenes que muestra esa Mar del Plata distinta de la que encuentran los veraneantes cuando sin preocupaciones descargan sus bolsos a orillas del mar.

Incidentes frente a la Cancillería

  • El canciller Rafael Bielsa quedó anoche envuelto en medio de una manifestación que activistas realizaron frente al Ministerio de Relaciones Exteriores en rechazo a la inminente visita de George W. Bush a la Argentina. Entre los que participaron de los disturbios estaba el artista plástico León Ferrari. Bielsa se retiraba de su oficina cuando se encontró con los protagonistas del incidente y recibió variados insultos. Cuando se encontraron con Bielsa, éste trató de dar explicaciones, pero se lo impidieron con más insultos.
TEMAS DE HOYMurió Horacio FerrerEl caso Mariano BeneditElecciones 2015El caso de Lázaro Báez