De las guitarras al rock elegante

Las dos jornadas de un festival con variadas propuestas

Lunes 31 de octubre de 2005

Nuevamente, el Club Ciudad de Buenos Aires se convirtió este fin de semana en una gran feria musical en la cual este año, con el nombre de Festival Bue Mix Edition, una serie de interesantes bandas y solistas llegaron por primera vez a Buenos Aires.

El viernes fue tiempo de rock de guitarras y de feria reducida, pues esa noche sólo funcionó el escenario principal. Tras los locales Interama y Don Adams, llegó el turno de Kings of Leon, una banda que lleva la marca del sur de los Estados Unidos, de donde provienen los tres hermanos y el primo Followill, y que se aprecia tanto en su sonido como en el estilo, levemente hillbilly, del cantante.

La noche cerró con The Strokes, un quinteto también fundado en la guitarra y que responde, a la vez, a su lugar de procedencia, Nueva York (aunque a esta altura -todos deben de saberlo- hay medio argentino en la banda, el guitarrista Albert Hammond Jr.). El grupo que fue uno de los líderes de ese rock que decidió mirar decididamente hacia atrás a principios de este siglo, repasó sus dos discos (casi íntegros) sumó el hit "New York City Cops", del compilado inicial "Yes New York" y adelantó algunos temas de lo que será su tercer trabajo.

Anteayer, en cambio, las carpas se desplegaron por todo el predio ofreciendo variantes y opciones para escuchar, descansar o bailar.

En el escenario principal la estrella de la noche fue Elvis Costello y The Imposters, que en poco más de una hora, y casi sin respiro entre canción y canción, mostró que el rock puede ser sanguíneo y capaz a la vez de arreglos y sutilezas. En un setlist seguramente pensado para su debut en vivo en la región, el músico tocó desde temas de sus primeros tiempos ("Allison", "Watching the Detectives"), pasó por "Shipbuilding" que dedicó a la Argentina y llegó hasta "Monkey to Man", de su último álbum, sin dejar fuera "She", suerte de concesión al público porteño.

Morcheeba, luego, mostró su conocido trip hop sin mayores variantes, incluso teniendo para la ocasión una cantante nueva Jody Sternberg que, además de asemejarse en su estilo vocal a la original, sumó su habilidad con el saxo y la flauta travesera.

En otras carpas, y en simultáneo, podía escucharse al rapero inglés Dizzee Rascal, a Brazilian Girls (el grupo norteamericano del argentino Didi Gutman), la británica nacida en Sri Lanka M.I.A y a Fisherspooner. Todo en una noche. Mucho, pero que se repita.

Ver comentarios
Ir a la nota original