Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Lechería

Abrirán en Córdoba un tambo rotativo de alta tecnología

Campo

El proyecto requiere una gran obra de infraestructura que demanda una inversión de un millón de dólares

SAN FRANCISCO.- Sólo hay 13 tambos con sistema rotativo en funcionamiento en el país y el próximo se inaugurará en marzo de 2006 para convertirse en el primero de este tipo en la provincia de Córdoba. El proyecto requiere una importante obra de infraestructura que demanda una inversión de un millón de dólares.

Osvaldo Bollati y su hijo, Oscar, productores lecheros, están empeñados en llevar adelante ese emprendimiento de envergadura en la lechería argentina porque, según dicen, siempre les gustó tener tecnología de avanzada en su campo.

El sistema de tambo rotativo que se está montando en el establecimiento San Carlos, en jurisdicción de Colonia San Bartolomé, sobre la ruta provincial 3, a 180 kilómetros al este de Córdoba capital, podrá ordeñar 40 vacas simultáneamente.

Se planea producir 33.000 litros diarios de leche a través de 1500 ejemplares. Lo asombroso es que tanto se gana en rapidez que en sólo una hora se completa el proceso de ordeñe de 270 vacas, y algo más, sólo bastan tres personas para manejar el tambo con eficacia.

En 1980, la familia Bollati comenzó a dedicarse a la explotación agropecuaria para abandonar la fabricación industrial de rectificadoras, de la que se ocupaban desde mediados de la década del 50. Industriales devenidos en productores agropecuarios, se convirtieron en fuertes apostadores a la lechería, en particular desde 1991 cuando montaron su primer tambo. "Cada vaca es una pequeña fabriquita de leche", define Osvaldo, en términos que trae desde sus épocas como metalúrgico.

Actualmente, explotan 2400 hectáreas -la mitad propias- de las que 900 están dedicadas al tambo y el resto a la actividad agrícola. "Hoy tenemos dos tambos que nos dan 18.000 litros diarios con 830 vacas", precisó Osvaldo.

"Hemos decidido incorporar nueva tecnología por medio de un tambo rotativo (similar a una calesita) para ganar en la rapidez de ordeño y aumentar considerablemente la producción", comentó.

Previo al inicio de la construcción que por estos días marcha a un excelente ritmo, padre e hijo Bollati estuvieron visitando un par de tambos rotativos del país y viajaron a Chile donde este proceso está más avanzado entre los países latinoamericanos. Finalmente se resolvió que tanto el montaje como el posterior control del funcionamiento cuenten con el asesoramiento de profesionales de Alemania. Las maquinarias son alemanas y el proceso de automatización para el lavado es francés.

Este productor cordobés no duda en realizar una inversión millonaria que mira hacia el futuro. Está "peleando" las tasas de interés con algunas entidades bancarias para sumar ayuda crediticia a sus propios recursos económicos. "Creo que no hay productor lechero al que no le interese realizar esta inversión", coinciden Osvaldo y Oscar.

"Más allá de las fluctuaciones del precio de la leche pagado al productor y la política económica de nuestro país -agregaron los tamberos-, siempre hemos sido partidarios del tambo porque consideramos que es más rentable que cualquier cosecha.

"Como productores lecheros -añadieron- estamos cobrando semanalmente nuestras ventas de leche; cada mes que termina nos deja cuatro cheques mientras que el que siembra, en abril tiene que invertir en las semillas que recién va a cosechar un año después.

"Por otra parte, estamos convencidos de que el mundo necesita alimentos y pocos países ofrecen leche de calidad como la Argentina", acotó Oscar.

Mejor tecnología

El montaje de la instalación del tambo llevará unos seis meses que incluyen la preparación del suelo y la ejecución de 18 pilotes de 9 metros de profundidad para soportar el peso de 50.000 kilos, entre la máquina rotativa y las 40 vacas.

La obra estará compuesta por salas de ordeño, de tanques, de máquinas y de químicos, escritorio, baño independiente, depósito, cámara silenciadora, corral de espera principal de 10 por 35 metros, cámara estercolera, pasillo lateral de retorno con corrales de aparte y sector lateral de servicios (manga para tacto, pediluvio, lavapatas, veterinaria).

La sala de ordeño propiamente dicha completará 750 metros cubiertos con cerramiento de paredes de mampostería para contener la plataforma rotativa de 40 puestos; el piso sobre el que se soporta la plataforma se realizará sobre una estructura encadenada de hormigón armado, que le da una mayor resistencia para soportar la alta carga prevista cuando sobre la misma se encuentren los animales.

En tanto, una superficie de 700 metros cubiertos se destinará a corral de espera principal, con vallado lateral, que presentará un acceso a través de 2 tranqueras de 4 metros y todo el movimiento de vacas hacia la sala de ordeño se realizará por una tranquera arreadora de 10 metros de ancho.

Este moderno tambo, el primero con sello cordobés, ordeñará un promedio de 30.000 litros diarios, que se destinarán a entre cinco y seis empresas lácteas de las provincias de Córdoba y Santa Fe.

Similar a una calesita

Osvaldo Bollati explicó que el sistema de este tambo rotativo es similar a una calesita. Con esa simplicidad, este ex empresario metalúrgico define el proyecto que insumirá una inversión de un millón de dólares. Cuando los animales ya están en el tambo se les lavan los pezones y luego se les colocan las pezoneras. Mientras se los ordeña van girando y al final salen por otra puerta. El tiempo para cada animal es de 8 a 10 minutos.

"Además, si se necesita apartar una vaca en el momento del ordeño, se le coloca un collarín en una pata; al salir de la plataforma, un sensor lee y activa una puerta que se abre hacia la izquierda o la derecha, según corresponda en virtud del color, y la vaca queda apartada en forma automática."

Una vez que sale la leche, se dirige por unos caños al centro de la rotativa; hay una bomba que la tira a una placa que la refrigera a la temperatura del agua y luego pasa al tanque de frío de 4 grados. "Después la retira el camión de la empresa. Esta leche no tiene contacto con el exterior." .

Por Patricia Angeletti Para LA NACION
TEMAS DE HOYEugenio ZaffaroniProtesta policialCristina KirchnerLa pelea con los holdoutsAFIP