Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El dólar volvió a bajar y cerró a $ 2,99

El Central compró US$ 18,5 millones para atenuar la caída; máximos del real brasileño y el peso uruguayo

Martes 08 de noviembre de 2005
SEGUIR
LA NACION

La cotización minorista del dólar cayó ayer otro centavo al cerrar a $ 2,99, con lo que acentuó la tendencia bajista que comenzó a exhibir el 28 del mes pasado, ocasión en la que se mantuvo en el máximo de 3,03 alcanzado una jornada antes, pero sólo por manejos especulativos de algunos operadores.

Se acumulan así seis ruedas con precios en retroceso, lapso en el que el valor minorista del billete cayó un 1,33% (cuatro centavos), una diferencia que se amplía a un 1,5% en el segmento mayorista, donde la cotización cerró ayer a $ 2,973 tras resignar nueve milésimas de peso respecto del viernes pasado.

La nueva baja se produjo pese a que el Banco Central (BCRA) recuperó presencia en el mercado al adquirir US$ 18,5 millones, el mayor monto en 14 jornadas. En ese lapso, la entidad monetaria se abstuvo de intervenir durante 6 ruedas que coincidieron con el momento en que subía la cotización por impulso de los propios negocios.

También caen los futuros

A la par de los movimientos registrados en el mercado de contado, las operaciones a futuro en todas las fechas de vencimiento negociadas ayer se reacomodaron hacia abajo. En el Rofex rosarino se convalidó un precio de $ 2,982 (-0,33%) para los contratos que vencen a fines de mes y 2,987 (-0,40%) para los de diciembre, por citar dos casos.

El ciclo bajista reabierto hace una semana coincidió con la menor demanda de dólares por parte de empresas, bancos e inversores que desarmaron posiciones en bonos locales para llevar sus fondos al exterior, y la mayor oferta de divisas por parte de los exportadores de aceites y cereales, que la semana anterior liquidaron US$ 163,9 millones, un 10,5% más de lo que habían vendido una semana antes.

La plaza cambiaria ratificó así ayer su tendencia a la normalización, como coinciden en describirla operadores y analistas, si por tal concepto se entiende la persistencia de un dólar ofrecido y con leve tendencia bajista conviviendo con la actividad del BCRA que intenta equilibrar fuerzas mediante compras cada vez más activas.

Esfuerzo mayor

Según los cambistas, el regreso del proceso de apreciación del peso (se produce por efecto de la inflación) parece indicar que el esfuerzo que necesitará el BCRA para sostener el precio del dólar en torno de $ 3 deberá ser mayor con el correr de los días. Para hacer este pronóstico toman en cuenta la estacionalidad de los ingresos de los exportadores, sumada a los factores regionales que otra vez causan la apreciación de las monedas locales, algo que quedó a la vista ayer, cuando tanto el real brasileño como el peso uruguayo alcanzaron nuevos máximos frente al dólar en 4,5 años y tres años y tres meses, respectivamente.

En Brasil, el real se apreció por sexto día hábil consecutivo frente a la moneda de Estados Unidos -un 0,45%- al negociarse a 2,204 reales por dólar.

Se trata de la menor relación de cambio desde el 7 de mayo de 2001, exactamente 30 meses atrás, cuando el dólar se vendió a 2,195 en el mercado cambiario paulista.

A su vez en Montevideo, para los negocios interbancarios, el precio del peso uruguayo subió ayer a $ 23,2 por dólar, con lo que alcanzó su máximo desde agosto de 2002.

En el año, el real ya acumula una mejora del 20% respecto del dólar, en tanto que, en el caso del peso uruguayo, la recuperación llega al 13,7%. Mientras tanto el peso argentino se mantuvo estable en ese lapso, un dato que deben considerar quienes tienen previsto irse de vacaciones a los países vecinos.

Te puede interesar