Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Al agua, pero con toda la tecnología

Hoy, las propuestas incluyen numerosas variantes: con energía solar, música, climatizadas; también se pueden instalar olas para nadar contracorriente

Sábado 12 de noviembre de 2005

Tener una pileta en la casa es muy importante para una familia que se instala en el country o el barrio privado. Significa que chicos y grandes disfruten del tiempo libre; también es un momento de relax, gimnasia o acciones terapéuticas para el cuerpo.

Como la demanda creció, también se multiplicaron los diseños y los servicios para más confort. Paula Mello, del Club Universitario de Buenos Aires (CUBA) de Fátima, comenta: "Afortunadamente disfrutamos en familia de una pileta climatizada e iluminada. Muchas veces nos quedamos hasta la medianoche, porque el agua está templada". El motor para mantener el agua caliente puede ser de gas y lleva al menos una semana de precalentamiento para una pileta grande; por lo tanto, los costos mensuales pueden ser muy altos.

Un servicio nuevo es la utilización de la energía solar para calefaccionar el agua de las piletas con paneles solares térmicos de PVC. "Es un sistema sencillo, confiable y debido a que la energía solar es gratis, no tiene costo de mantenimiento. Se necesita un lugar soleado para instalar los paneles, que puede ser el techo de la casa, en construcciones cercanas a la pileta o sobre el piso, en forma inclinada o plana", explicó el ingeniero Ricardo Sarti, de Solarpool.

De día, de noche

En Pilar, María Malbrán y Javier Hardoy, matrimonio de diseñadores gráficos, apasionados por el estilo y el buen gusto, inauguraron una pileta en el jardín de su casa de Pilar. "Allí, los chicos pueden jugar además de nadar. Diseñamos dos cuartos de círculo en las dos esquinas de la parte honda, que son cómodos para sentarse", cuentan. Además cubrieron todo el fondo y las paredes con venecitas y pusieron luz en el agua, que consideran fundamental para disfrutar la pileta también de noche. "Así, los chicos pueden practicar voley en el agua con una red o sólo para disfrutarla mientras se come de noche en la galería o en el jardín". Guillermo Torres, del área de construcción, refacción y mantenimiento de piletas de Arquenna, en Don Torcuato y Pilar, señaló: "En estos días, el estilo clásico es el más buscado y las guardas del interior son las venecianas y mayólicas esmaltadas y horneadas. Las escaleras se construyen con mampostería con opciones en acero inoxidable tipo marineras. La profundidad varía entre uno y dos metros. Entre los pedidos más insólitos para la pileta, el que más me sorprendió fue la instalación de parlantes para escuchar música debajo del agua".

Juan Manuel Selva, especialista en técnica constructiva, cuenta que busca diseños especiales y distintos de los conocidos, con su estilo personal. Ofrece variedad de dibujos de animales, barcos o estrellas diseñados en el fondo de la pileta, gustos que hoy también son muy buscados para disfrutar un gran diseño de arte bajo el agua. "El público también busca diseños de solárium diversos con piedras, maderas y ladrillos. Aunque hasta ahora lo más sofisticado fue instalar el sistema de olas para nadar contra corriente", comenta.

Para tener en cuenta

Pileta básica, 6 x 3 metros: desde $ 16.000 en adelante según dimensiones y equipamiento

Calefactor de pileta climatizada: entre $ 5900 a 7800 según cantidad de agua

Elementos de limpieza: barrefondos, autobombas, filtros de arena y de agua

Costos de limpieza: desde $ 150 mensual

Gas para calefaccionar: cerca de $ 600 por mes.

Arquenna con sede en Pilar y Don Torcuato, www.arquenna.com.ar

Energía solar para calefaccionar la pileta, www.solarpool.com.ar

Arquitectura en natatorios, www.selvas.natatorios.com.ar

Piletas con olas para nadar contracorriente, Rivmar, www.catalogosdorados.com

Clara Zapiola

Te puede interesar