Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se agrava el conflicto en Aerolíneas: trabajadores bloquearon el acceso a Ezeiza

El corte sobre la autopista Ricchieri impidió la salida y entrada a la estación internacional; los gremios que no adhieren al paro pidieron la intervención del Gobierno

Lunes 28 de noviembre de 2005 • 19:06

(DyN).- El conflicto en Aerolíneas Argentinas por el paro de pilotos y técnicos se agravó hoy, a cinco días de iniciada la medida de fuerza, cuando los trabajadores bloquearon el acceso al principal aeropuerto del país, tras no poder ingresar a sus lugares de trabajo.

El corte sobre la autopista Ricchieri, a la altura del barrio Uno, en Ezeiza, impidió la salida y la entrada a la estación internacional, mientras cinco gremios de aeronáuticos, que no realizan paro, se reunieron con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, para exigir una "rápida solución al conflicto".

Mediación del Gobierno. “Hemos transmitido a los ministros que nuestro interés primordial es ayudar a una rápida solución del conflicto, pero esto no se logrará sin que las partes acepten sentarse a dialogar y para ello es fundamental la mediación del gobierno nacional”, aseguró Edgardo Llano, Secretario General de la Asociación de Personal Aeronáutico (APA).

Miles de turistas caminan hacia Ezeiza por el corte de la autopista Riccheri
Miles de turistas caminan hacia Ezeiza por el corte de la autopista Riccheri. Foto: LA NACION / Aníbal Greco

Llano aseguró que “tanto Tomada como el Jefe de Gabinete se comprometieron a realizar las gestiones desde las más altas autoridades nacionales para encontrar vías de resolución”.

Postura inflexible. “Respetamos el derecho a huelga y la metodología elegida por los compañeros de otros gremios, por basarse en un reclamo de recomposición salarial justo y necesario, pero no podemos dejar de marcar que la semana pasada cuando los compañeros no acataron la conciliación obligatoria y fueron despedidos, la empresa accedió a volver atrás con la medida y en vez de aprovechar esa instancia abierta para el diálogo, los gremios mantuvieron una postura inflexible lo cual tampoco favorece lograr salir de esta batalla a muerte”, señaló Llano.

Tensión. El cese de actividades que se realiza desde el jueves último en demanda de mejoras salariales, continuó hoy por iniciativa de APTA, que agrupa a técnicos y mecánicos, y APLA, en representación de los pilotos, y generó tensión y mal humor en los pasajeros afectados y en gremios en desacuerdo.

Pasajeros afectados. Aerolíneas aseguró que más de 180 vuelos fueron cancelados, mientras 25 mil usuarios se vieron afectados por el conflicto, en tanto, hoy se utilizaron aviones de Austral, que depende del mismo grupo empresario Marsans, para cumplir algunas salidas.

Arribo. Se confirmó que el español Antonio Mata, que preside la compañía, llegó a la Argentina, donde se presume mantendrá una reunión con funcionarios del gobierno nacional, para llegar a un acuerdo que posibilite la continuidad del servicio.

Malestar en los gremios. En otro orden, el anuncio realizado por Aerolíneas Argentina sobre el "envío de 168 telegramas de despido" a empleados en huelga, aumentó el malestar de los gremios en discordia, que no confirmaron su efectivización.

El secretario de prensa de APLA, Daniel Biró, dijo que los telegramas "han puesto en tensión a toda la comunidad de pilotos" y que "fue un acto de provocación que complica y agrava el conflicto".

Juan Pappalardo, titular de APTA, gremio que esta mañana cortó el acceso al aeropuerto de Ezeiza, defendió la medida ya que "la empresa impidió el ingreso de 800 trabajadores (a los hangares), lo que agrava el conflicto, que se ha profundizado".

Quejas. El bloqueo sumó quejas y malhumor en los pasajeros, que debieron ingresar de a pie al aeropuerto de Ezeiza, hasta que minutos antes de las 13, efectivos de Policía Federal lograron abrir a la fuerza un cordón para el ingreso de vehículos.

Cuestionamientos a Cirielli. Los delegados de los cinco gremios aeronáuticos que no adhirieron al paro pidieron la renuncia de Ricardo Cirielli, ex delegado de APTA y ahora subsecretario de Transporte Aerocomercial.

Las medidas en Aerolíneas Argentinas son "salvajes", dijo Alicia Castro, delegada del gremio de Aeronavegantes (AAA), quien cuestionó a Cirielli porque "es la máxima autoridad aerocomercial y dirige el gremio que realiza un paro que podría terminar con la fuente de trabajo de 8000 personas".

Primer vuelo. La división de los gremios provocó que a las 17.26 partiera el primer vuelo de AA en cinco días, con destino a Iguazú, Misiones, con tripulación del gremio de Personal Jerárquico (UPSA), y con "personal de APLA en desacuerdo con las medidas", aseguró una fuente cercana al conflicto.

Antonio Mata, se confirmó, dirigió una reunión de directorio, aunque hasta esta tarde ni el Ministerio de Trabajo, ni la compañía se habían pronunciado sobre el conflicto, que, según informaron los gremios, continuará por lo menos hasta mañana.

Te puede interesar