Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De cómo aprender chino básico

Una herramienta útil para hacer negocios con el gigante asiático es intentar hablar su idioma. Atrévase. Es posible

SEGUIR
LA NACION
Martes 06 de diciembre de 2005

Aprender chino es una oportunidad para sumergirse en una de las culturas más antiguas del mundo. Su escritura, que tiene más de 5000 años, es el único sistema ideográfico que sigue utilizándose en la actualidad. Consta de 56.000 caracteres, o dibujos, aunque hoy en día hay unos 5000 de uso común y cotidiano, que bastan para leer el diario y conversar.

Esta es la meta de la profesora de chino mandarín Susana Liu, radicada en la Argentina desde hace ocho años, quien enseña en la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador y en la Tecnicatura de Estudios Chinos Contemporáneos de esa institución. Del 15 de este mes al 13 de marzo dictará un curso intensivo de verano de este idioma organizado por Asia y Argentina y la Cámara de Producción, la Industria y el Comercio Argentino-China.

"Voy a ir al grano", dice la profesora, cuando se le pregunta en qué consiste el aprendizaje del chino. "Hay un dicho en la Argentina que se refiere a algo muy difícil: chino básico. Es que a los ojos de muchos argentinos el idioma chino es impenetrable."

¿Por qué existe esta impresión? "Me parece que es porque China es un país remoto. Por otro lado, a lo largo de su historia fue, durante varios períodos , un mundo encerrado", advierte Liu.

Según esta profesora, las dificultades principales del aprendizaje del idioma chino son las siguientes:

La pronunciación: a cada carácter, o dibujo, le corresponde una sílaba y cierto tono. En total, existen cuatro tonos y un tono ligero, y hay que pronunciarlos correctamente. Por ejemplo, fei es una palabra que puede significar: "volar", "gordo", "delincuente" o "pulmón", entre otras acepciones, según los distintos tonos con que se pronuncie la sílaba. Esto no es todo: los alumnos tienen que estudiar cómo cambiar los tonos rápidamente cuando hablan.

En chino antiguo había muchas palabras monosilábicas, pero hoy se usan palabras combinadas de dos o más caracteres. Por ejemplo, "tomate", en chino es una palabra de tres caracteres. Otro ejemplo: ri es una palabra antigua del pictograma y significa "sol", pero si queremos decir "tomar sol", no podemos decir "tomar ri", sino "tomar paiyang". Por estas cosas, los alumnos suelen confundirse muchísimo.

La escritura: en chino se necesita memorizar la pronunciación con su correspondiente dibujo. Además, cada carácter es una combinación de distintos trazos. Hay que tener en cuenta la cantidad de trazos, su tamaño, ubicación y el espacio entre cada uno.

"Sin embargo -asegura Liu- el chino es uno de los idiomas más sencillos del mundo. No existen las conjugaciones de verbos, ya que se mantiene siempre el infinitivo y, con respecto a los sustantivos, no existe el número ni el género. Por otro lado, usamos caracteres para expresar ideas."

Para tener una capacidad comunicativa básica en cuanto a habla, escritura y lectura, técnicamente se necesitan en total 200 horas de estudio. La mitad, bajo la tutela del profesor, y la otra mitad, para asimilar lo aprendido en clase. Además, paciencia y constancia, que no por nada son virtudes orientales.

El proyecto Asia y Argentina nació hace 5 años con el fin de vincular más estrechamente las economías del Asia-Pacífico con las hispanohablantes en general y con la de la Argentina en particular ( www.asiayargentina.com ). Para más información sobre el curso: www.argenchina.org , o bien llamar por el 4343-3958.

Te puede interesar