Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Marcha por la democracia en Hong Kong

Decenas de miles de manifestantes se movilizaron para pedir el derecho al voto

Lunes 05 de diciembre de 2005

HONG KONG.- Decenas de miles de personas salieron ayer a las calles de Hong Kong para pedir democracia en la ex colonia británica que, desde 1997, se encuentra bajo la tutela del régimen comunista chino, en la mayor marcha en más de dos años.

La multitudinaria manifestación -a la que asistieron 250.000 personas según los organizadores y 63.000 según la policía- fue precedida en julio de 2003 por una protesta similar de 500.000 personas y es una reacción a la política del gobierno central chino respecto de Hong Kong. Aunque Pekín permitió continuar con la economía de mercado en la ex colonia británica, nunca definió un cronograma para la instauración del sufragio universal, prevista en la Ley Básica de Hong Kong, la Constitución del territorio.

Los manifestantes recorrieron el centro de la ciudad durante varias horas al grito de "ahora o nunca" y de "democracia ya" y se dirigieron al Parlamento local y a las oficinas del gobierno regional, donde protestaron contra las limitadas reformas electorales que deberán ser sometidas a votación parlamentaria el 21 del actual y son impulsadas por el jefe del Ejecutivo de Hong Kong, Donald Tsang.

Las reformas -que serían rechazadas en el Parlamento por legisladores favorables a la democracia- prevén ampliar la junta electoral encargada de designar al jefe del Ejecutivo, pero no incluyen un calendario para establecer el sufragio universal en el territorio. Actualmente, sólo la Cámara Legislativa es elegida por sufragio universal, mientras que el líder de Hong Kong es elegido por un comité compuesto por unos 800 residentes seleccionados por Pekín.

Los manifestantes se colocaron brazaletes negros como símbolo de su petición de democracia plena tan pronto como sea posible y exhibieron una jaula que contenía un pájaro blanco ficticio que simbolizaba la democracia. La marcha contó con la presencia de influyentes personalidades como el obispo católico Joseph Zen Ze-kiun y Anson Chan, la ex "número dos" del gobierno de Hong Kong, que fue candidata a presidir la región tras el traspaso de soberanía.

Casi seis horas después de que comenzó la protesta, rechazaron abandonar la sede del gobierno y pidieron que el jefe del Ejecutivo saliera a recibirlos. Tsang declaró a la prensa que había "escuchado las voces" de los manifestantes, pero indicó que no habrá cambios en las reformas. "El gobierno central y esta administración están llevando a esta comunidad hacia el sufragio universal y lo están haciendo de manera ordenada", dijo Tsang.

El funcionario añadió que la manifestación representaba el objetivo común de los habitantes de Hong Kong de lograr unas elecciones libres, pero insistió en que las reformas que propuso constituyen "un paso adelante hacia el sufragio universal".

Agencias DPA, AFP y EFE

Te puede interesar