Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El aceite de oliva, bajo la lupa italiana

Expertos del sector oleícola llegaron desde la región de Umbría para conocer a productores locales

Martes 13 de diciembre de 2005
SEGUIR
LA NACION

El universo del aceite de oliva extravirgen con sello argentino amplía sus horizontes. Tres empresas nacionales, BiOlive-Farga, Olium y Yancanelo, estarán entre las 450 seleccionadas, de más de 3000, para formar parte de la edición 2006 de una guía muy especial, que concentra a los mejores del mundo. Se trata de L´extravergine, guida ai migliori oli del mondo di qualità accertata ("El extravirgen, guía de los mejores aceites del mundo de calidad asegurada").

A esta buena noticia para las empresas se suma el hecho de que como consecuencia de esta inclusión vip estarán presentes en junio de 2006 en la 6a edición de Exolea, una feria que se realiza en la región de Umbría, Italia, organizada por los municipios de Foligno, Trevi y Giano. En esa feria, y por expresa invitación de los organizadores, se concentran los cien productores más destacados del mundo del codiciado "oro verde".

Como muestra de que la Argentina está cobrando cada vez más importancia en esta materia, fue elegido para la próxima feria país de honor, por lo que habrá encuentros que le mostrarán a Italia y al mundo parte de nuestra cultura.

Para visitar, conocer y certificar a estas tres empresas elegidas, desde Umbría arribaron Paolo Morbidoni, intendente de Gianno y presidente del Camino del Olivo de Italia; Giuliano Nalli, intendente de Trevi y director de Ciudades del Olivo, y Alberto Montebello, secretario de Exolea.

En el país se encontraron con la huelga de Aerolíneas Argentinas y no pudieron tomar los aviones programados para ir a las regiones de cultivo en Mendoza, y conocer Villa Atuel, San Rafael, la ciudad de Mendoza y Traslasierra. Pero no se amedrentaron, es más, se lo tomaron como una buena oportunidad para conocer el interior. Recorrieron entonces en auto 3200 kilómetros, en tres días, para llegar a las plantaciones.

Este viaje maratónico, digno de un "road movie", hizo que el primer calificativo que se les ocurrió para describir a este país fuera simple y contundente: "grande". Es que para los europeos, en general, el espacio es un lujo. Sin embargo, sacan provecho al máximo de lo que tienen y, además, lo saben vender. "En nuestra región, en sólo 15 kilómetros hay 92 comunas, pero cada una tiene su particularidad que la hace interesante para visitar", afirma Morbidoni.

Historia y entorno natural

Si algo llama la atención en el inicio de la entrevista con los tres visitantes es la belleza de las fotos de la región de Umbría, su arquitectura y paisajes que muestran orgullosos en los folletos que inmediatamente entregan, una vez formalizados los saludos. Para Nalli, allí está la clave. "Hay que acentuar la unión entre el producto y el lugar de donde viene, su historia, su cultura, su entorno natural." Y no tarda en contar, por ejemplo, que hay olivos en la zona de Trevi que tienen 1700 años. "La cultura de San Rafael -añade- es más joven como cultura, pero es de San Rafael y creemos que hay allí historias para contar."

Pero sucede que a veces nuestra historia es dejada de lado y nuestros productos tienen otra denominación de origen. "Italia produce 650.000 toneladas al año, consume 750.000 y exporta 1.500.000. Esto significa que no produce todo lo que exporta, sino que comercializa la producción de otros países, entre ellos, la nuestra, que vuelve al país con un sobreprecio increíble", acota Marco Scanu, representante de la empresa BiOlive, quien ofició de guía a los italianos y de traductor para la prensa.

Específicamente sobre el por qué de la feria, Alberto Montebello aclara: "De todas las grasas animales y vegetales que consume el hombre, sólo el 3% corresponde a aceite de oliva, y el 1% es aceite de oliva extra virgen. Hay un gran mercado potencial. El consumo per cápita de aceite de oliva en Italia es de 13 kilos por año por persona; en la Argentina, sólo se consumen 250 gramos por persona por año, pero va en aumento. Nosotros queremos que los consumidores y los productores estén en contacto".

¿Qué concepto tienen de la calidad del aceite de oliva argentino? "He tenido la oportunidad de probar distintos aceites argentinos, algunos de gran calidad, otros mediocres. Lo que es dramático es la calidad de los aceites que encontramos en los restaurantes. La comida es excelente, pero tiene condimentos pésimos. Acá no se tiene en cuenta que conviene usar diferentes aceites de oliva para diferentes comidas como pescado, ensaladas. La gastronomía debería tener como misión educar el gusto del consumidor", contestó Morbidoni. Para comenzar a transitar este camino gourmet y "enamorarse" del aceite de oliva, coinciden en un consejo: pan tostado untado con ajo, un chorrito del extravirgen y una pizca de sal.

Te puede interesar