Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Inesperado anuncio del Presidente

Histórico: el país saldará en un solo pago la deuda con el FMI

Política

Kirchner afirmó que antes de fines de año se pagarán 9810 millones de dólares, con reservas del Banco Central; el monto representa algo menos del 9% de la deuda total del país; hace tres días Brasil había hecho lo mismo; el Presidente dijo que tomó la medida para "ganar libertad"; el FMI elogió la decisión, pero con cautela; economistas y empresarios, divididos

El presidente Néstor Kirchner cumplió ayer su viejo anhelo de liberarse de la tutela del Fondo Monetario Internacional (FMI) al anunciar, durante un concurridísimo acto en la Casa Rosada, la cancelación anticipada de la deuda total de la Argentina con ese organismo, para lo cual se destinarán 9810 millones de dólares de las reservas del Banco Central.

El pago se efectuará antes de fin de año, precisó el Presidente, cuya sorpresiva decisión sigue a la de Brasil, que el martes pasado había anunciado exactamente la misma medida.

El pago resuelto ayer representa algo menos del 9% del total de la deuda pública argentina, de 126.400 millones de dólares. Y se compromete el 36,6% de las reservas del país, que, de 26.800 millones de dólares, ahora pasan a 16.990 millones. Según el Presidente, el pago adelantado le permitirá al país ahorrar casi 1000 millones de dólares, en concepto de intereses.

En un clima de euforia en el Salón Blanco de la sede gubernamental, colmado por 700 personas, Kirchner afirmó que la cancelación de la deuda servirá para "ganar grados de libertad para la decisión nacional" y le permitirá al país no estar obligado a atender los reclamos y exigencias del Fondo a la hora de negociar acuerdos de refinanciación de los vencimientos.

En un comunicado oficial, el director gerente del Fondo, el español Rodrigo de Rato, manifestó anoche su satisfacción por la medida, aunque no dejó de señalar que la Argentina tiene por delante "importantes desafíos". En el caso de Brasil, la reacción del FMI había sido mucho más elogiosa.

En medio del triunfalismo que se respiraba en Balcarce 50, donde ministros, gobernadores, legisladores, empresarios y líderes de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo celebraron la decisión del Gobierno, desde el entorno de Kirchner se dijo que a partir de ahora "el país será otro: tendrá soberanía política e independencia económica".

Kirchner le dio al anuncio una espectacularidad acorde con la dimensión de la noticia, sólo comparable con la declaración del final del default, en marzo pasado, cuando el 76,07% de los acreedores privados aceptó el canje de la deuda pública, con una quita de 67.000 millones de dólares.

"Hemos tomado las decisiones instutucionales que nos permitirán destinar nuestras reservas de libre disponibilidad al pago de la deuda total con el FMI", dijo Kirchner, ante lo cual el auditorio aplaudió de pie.

Asistieron todos los ministros, los gobernadores, con particular apoyo de los radicales, legisladores y una infinidad de empresarios, dirigentes políticos y sociales, autoridades militares y judiciales, y la cúpula de la CGT.

"La Argentina abonará anticipadamente al FMI la suma total adeudada de 9810 millones de dólares", dijo el Presidente con énfasis y contenido júbilo. En la Casa Rosada aseguraron a LA NACION que la decisión fue coordinada con Brasil. El gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva informó el martes último que cancelará con reservas su deuda con el FMI, de US$ 15.500 millones.

La diferencia consiste, en rigor, en que ese pago representa un 23% de sus reservas (de 67.000 millones de dólares). La Argentina hará un desembolso equivalente al 32% de sus reservas, que ascienden a 27.000 millones.

De todos modos, el Gobierno subrayó que la Argentina retendrá un nivel de reservas suficientes para respaldar la base monetaria y no exponer a la economía a vaivenes riesgosos.

El presidente del Banco Central, Martín Redrado, explicó que tras el pago al FMI la entidad quedará con más de 17.000 millones de reservas, lo que equivale a los 55.000 millones de pesos de base monetaria. Redrado y la ministra de Economía, Felisa Miceli, explicaron que mediante un decreto de necesidad y urgencia se estableció que las reservas que excedan a la cobertura de la base monetaria se podrán disponer libremente para pagos a organismos internacionales.

En el Salón Blanco, Kirchner buscó despejar dudas: "Se garantiza así un efecto monetario neutro".

Cerca de Kirchner aseguraron, además, que el jefe del Gabinete, Alberto Fernández, y Miceli, que acompañaron al Presidente en el estrado, también le habían comunicado la inminente noticia a España. En rigor, se lo anticiparon anteayer a Miguel de Sebastián, asesor económico del presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero.

"Lo que haga la Argentina será respaldado por nuestro gobierno", habría dicho Sebastián según comentaron a LA NACION en Balcarce 50.

El titular del FMI, Rato, saludó la decisión: "Ha sido tomada por el Gobierno de acuerdo con su derecho como miembro regular del FMI y refleja su confianza en que su posición externa es lo suficientemente fuerte para garantizar un pago anticipado".

Agregó que la Argentina tiene "importantes desafíos y oportunidades" y que "el FMI espera mantener una relación productiva con las autoridades en el futuro". Destacó así: "Permanecemos listos para asistir a las autoridades argentinas en cualquier forma que pueda ayudarlos a enfrentar esos desafíos".

Pocas horas después del acto en la Casa Rosada, desde Caracas, y por cadena televisiva, Chávez respaldó la decisión de Kirchner para que pueda liberarse "de las garras" del organismo de crédito internacional.

Desde México, el secretario del Tesoro norteamericano, John Snow, dijo que le da la "bienvenida" al anuncio de la Argentina. "Es un gesto de buena fe", añadió.

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna respaldó con énfasis la noticia: "La Argentina hizo punta en la política de desendeudamiento desde 2002. Ese es desde mi punto de vista el camino correcto".

Kirchner había asegurado que el pago "implica un ahorro de casi 1000 millones de dólares en intereses".

"Nuestra autonomía"

Explicó que los vencimientos con el organismo para 2006 son de 5082 millones de dólares; para 2007, de 4635 millones y, para 2008, de 432 millones, a los que se suman 200 millones que restan para 2005. Destacó que la Argentina triplicó sus reservas desde 2003, de 8250 millones de dólares a casi 27.000 millones. Fiel a su estilo, no dejó de embestir contra el FMI y señaló que no tuvo "apoyo alguno" de la entidad. Dijo que el monto que cancela "es similar a la suma que ese organismo prestó para sostener la convertibilidad condenada al fracaso".

Y enfatizó: "Debimos abonar 6484 millones de dólares (en los últimos dos años) sin que nos prestaran suma alguna, mientras desembolsaron 3000 millones a dos meses de la caída del gobierno de De la Rúa". Concluyó al fin que el pago le dará al Gobierno "más fuerza y autoridad para seguir reclamando una profunda reestructuración del organismo". Para Kirchner, todo ello le permitirá adueñarse "de las herramientas para construir nuestra autonomía".

Reveló que "se trata de un paso largamente conversado con los presidentes del Mercosur y especialmente con el de Brasil, Lula da Silva, a quienes agradecemos". Y agregó: "También agradecemos la ayuda recibida de la República Bolivariana de Venezuela". Chávez se comprometió a comprar bonos de deuda por unos 1500 millones de dólares. .

TEMAS DE HOYCaso García BelsunceRiver PlateBoca JuniorsImpuesto a las Ganancias