Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Tenis | El peor final

El fallo que sentenció el destino de Puerta

Deportiva

"Queremos expresar nuestra solidaridad humana por este jugador, sobre el cual el castigo es duro, y quien tiene un talento extraordinario", dice el veredicto

Estos son los principales puntos del fallo del Tribunal Independiente Antidoping de la Federación Internacional de Tenis (FIT) sobre el caso de Mariano Puerta, luego de que diera positivo su muestra de orina tomada el 5 de junio de 2005 luego de la final de Roland Garros, en París:

  • El jugador no negó la presencia en su organismo de la sustancia prohibida, etilefrina.
  • Desde los 15 años, la esposa de Puerta, Sol Nazarena Estevanez, ha tomado la droga "effortil", que contiene etilefrina, por consejo de su médico, especialmente para combatir los dolores menstruales.
  • Desde 2001, si no antes, el jugador sabía que su esposa toma esta medicación. El sabía que debía ser muy cuidadoso. Sabía que contenía etilefrina y sabía que esta sustancia estaba prohibida.
  • Luego de haber sido sancionado por doping en 2003, sabía que podía enfrentar una sanción de por vida si se lo volvía a encontrar culpable de otro caso de este tipo luego del fin de su suspensión.
  • En Roland Garros 2005, el jugador no esperaba llegar a la final, sino llegar a la segunda semana de competición. Pero un jugador que avanza a las tres últimas ruedas del torneo sabe que inevitablemente deberá someterse al test antidoping en algún momento. Habitualmente el jugador es cuidadoso y está bien informado. Inferimos que él comprendía estas cuestiones.
  • El viernes 3 de junio de 2005 el jugador ganó la semifinal. No fue sometido a análisis.
  • El día de la final, antes del partido, el jugador estuvo con su familia en una mesa del restaurante para jugadores.
  • Se sentaron en una pequeña mesa en la que había tazas de café y vasos para agua, todos iguales. Mucha gente se acercó a saludar al jugador y la atmósfera se volvió cada vez más caótica a medida que el comienzo de la final se acercaba.
  • Aceptamos la evidencia de que poco antes del comienzo de la final el jugador se despidió de su esposa y su familia y se dirigió a los vestuarios para prepararse para el partido. Aceptamos que su entrenador le dijo que había llegado muy temprano y que volvió al restaurante con su familia. Aceptamos que su esposa no esperaba verlo otra vez hasta después del partido y que ella se había ido al toilette en el momento en que él regresó al restaurante.
  • La evidencia de la esposa de Puerta es que luego de que el jugador partió hacia el vestuario, pero antes de que ella se fuera al toilette, ella se sentó en la silla que había sido ocupada por su marido y se sirvió unas 20 gotas de effortil en un vaso que ella creía que ella, no su marido, había estado usando; que luego le agregó agua y tomó la preparación, dejando el vaso casi vacío.
  • La evidencia del jugador es que cuando regresó a la mesa -su esposa se había ido al toilette- se sirvió un poco de agua de una botella que llevaba consigo en el vaso que había estado utilizando minutos antes y la tomó. Su evidencia es que en su opinión el vaso parecía vacío, pero que ahora cree que contenía una muy pequeña cantidad de effortil y agua.
  • Tememos que la evidencia del jugador y su esposa con respecto a la contaminación del vaso del jugador no es confiable. Tememos que el relato de ambos constituye una teoría especulativa derivada de la necesidad de explicar el resultado positivo del análisis.
  • Si así fuera, hubieran explicado esa teoría mucho antes. El jugador sabía desde el 21 de agosto de 2005 que etilefrina era la sustancia encontrada en su muestra A; pero no fue hasta la semana del 10 de noviembre que el jugador dijo tentativamente que la sustancia que había dado positivo habría sido el effortil.
  • Para explicar esto, el jugador dice que pensó que el resultado positivo en la muestra A había sido un "error de laboratorio" y que el análisis de la muestra B expondría el error. Dice que no se le ocurrió que el effortil podía ser el culpable hasta después del análisis de la muestra B. Esta evidencia no es convincente.
  • El 13 de septiembre, el señor Brasero presenció el análisis de la muestra B como representante de Puerta. La presencia de etilefrina fue confirmada. El 21 de septiembre el jugador fue acusado formalmente.
  • Creemos que el jugador y sus asesores, al 30 de septiembre, aún no habían decidido si basarían su defensa en la hipótesis de la contaminación por effortil.
  • Estamos satisfechos con las posibilidades de que la etilefrina contenida en el effortil que toma su esposa sea la fuente del resultado positivo.
  • Aceptamos la evidencia de que el jugador no ingirió la sustancia en forma deliberada. Aceptamos las posibilidades de que la contaminación del jugador con effortil haya sido inadvertida.
  • El jugador perdió la final en cuatro sets. Su rendimiento no fue, lo aceptamos, potenciado. La cantidad de etilefrina en su organismo era demasiado pequeña para haber tenido algún efecto en su rendimiento.
  • No podemos comprender cómo podría haber ocurrido esto si el jugador hubiera sido cauteloso al máximo. El es responsable por lo que ingiere, y cualquier negligencia de su esposa debe serle imputada a él.
  • El debería haber tomado de su botella directamente para evitar cualquier riesgo de contaminación.
  • El castigo es muy duro para el jugador, lo reconocemos. No decimos que como individuo merezca sufrir en forma tan severa. Pero él conoce los riesgos y no creemos que sea injusto para él tener que afrontar las consecuencias.
  • Por lo tanto, le imponemos una suspensión de ocho años. Lo hacemos con pesar. No expresamos este sentimiento en el sentido de creer que nuestra decisión es intrínsecamente injusta. Consideramos que es correcta de acuerdo con los hechos y bajo las reglas. Sin embargo, queremos expresar nuestra solidaridad humana por este jugador, sobre el cual el castigo es duro, y quien tiene un talento extraordinario, que tristemente no podrá desplegar por un largo tiempo, a no ser que nuestra decisión sea alterada en la instancia de apelación.

Su última aparición

Resultó su inesperada despedida. El capítulo final de la carrera de Mariano Puerta fue el jueves pasado, cuando perdió frente a Agustín Calleri por 6-3 y 7-6 (7-4), por los cuartos de final de la Copa Argentina, un torneo de exhibición desarrollado en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. .

TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner