Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un nuevo periodismo

El periodismo digital, on line o ciberperiodismo acaba de cumplir diez años en la Argentina; se trata de una profesión que enfrenta enormes desafíos frente al surgimiento de un nuevo lenguaje que habrá que aprender a leer y escribir

Lunes 26 de diciembre de 2005 • 16:59
0

You are what you know" (Eres lo que sabes). CNN

Por Julián Gallo *

El fin de la infancia. Diez años después de la aparición del primer diario online en la Argentina, el periodismo en Internet en todo el mundo se enfrenta a extraordinarios desafíos y oportunidades.

Las columnas que LANACION.com me permitió publicar en los últimos meses me dejaron explorar desde la producción aspectos que pudieron pasar desapercibidos para el lector, pero que pueden ser esenciales para el futuro de las noticias: ¿Es suficiente el texto? ¿Deben los periodistas realizar e incluir fotos, audios y videos? ¿Quieren los lectores ver, escuchar y participar?

Una cultura textual. En los últimos 10 años, la mayoría de los medios en Internet consolidaron una forma para contar sus historias que puede verse representada en el gráfico de abajo:

El texto es la columna vertebral, el cuerpo y la sustancia del relato, y a su alrededor se desprende una serie de apéndices de otros contenidos -considerados de relativa o muy baja importancia- integrada por fotos, audios, videos y links. Salvo en el caso de los links, el autor tiene poca o ninguna influencia sobre los contenidos multimedia que acompañarán a su texto.

En esencia, una historia publicada hoy en Internet sigue produciéndose de la misma manera en que se hizo históricamente en los medios gráficos. El autor hace lo importante (escribe) y otras personas se dedican a ampliar o enriquecer el texto con diseño y contenidos. Esta forma de trabajo concibe al autor con un solo talento: escribir. Así, se impone que alguien distinto a él diagramará, otro tomará fotos, otro elegirá las fotos, alguien realizará videos y audios para que los edite, a su vez, otra persona, y al final alguien, el "técnico" terminará poniendo todo eso en línea. En una estructura de este tipo, se le adjudica a un periodista menos habilidades que las que tiene un chico de 16 años para hacer su weblog.

Detalle Washingtonpost.com: El texto por un lado, los audios y las fotos subordinados por otro

Ese mecanismo estrangula el tamaño y riqueza del relato posible. Si el autor no tiene control sobre qué, dónde y cómo aparecerán los contenidos multimedia, esos contenidos estarán inevitablemente excluidos de su relato. Creer, como se cree, que la capacidad que se le otorga al lector de consultar los contenidos por separado configura una edición multimedia (haga click para ver el video) es como creer que comiendo por un lado una planta de lechuga y luego tomando dos cucharadas de aceite se hará una ensalada. Algunas cosas tienen que estar mezcladas para funcionar.

Esta serie de fotografías que cuentan el corte de pelo de mi hijo menor fueron tomadas con un teléfono Nokia 7610 y publicadas en tiempo real en Flickr. Embebidas en esta columna no necesitan de demasiadas palabras para contar cómo fue.

A pesar de todo, después de 10 años la mayoría de los medios en Internet siguen siendo manifestaciones excluyentes de la cultura textual.

Detrás de esta sobrevalorización de la palabra podrían descubrirse también estructuras de producción exclusivamente textuales. Para hacer algo distinto (mejor) se necesitan autores con nuevas habilidades y una libertad editorial inédita hasta la fecha. Para renovar la realización periodística se necesitan autores que decidan dónde va una fotografía, incluso que tengan la posibilidad de que esa fotografía sea realizada por ellos. ¿Acaso ahora no somos todos fotógrafos?. Se necesista que un periodista registre e incluya audios o videos en sus notas. ¿No somos todos peritos cuando filmamos un video? Se necesitan, también, periodistas capaces de narrar sobre un mapa interactivo, como puede verse en el extraordinario documental sobre Ernest Shacketon narrado sobre Google Earth (descargar) Nota: pare ver el documental hay que tener instalado Google Earth .

Hay miles de obstáculos para que esto suceda en los medios principales. Pero esta experiencia en LANACION.com demostró que es absolutamente posible hacerlo.

Una peculiar metodología de trabajo desarrollada junto al diario hizo posible eliminar dificultades técnicas muy importantes. En efecto, todas mis columnas fueron escritas en Blogger. Desde allí capturé el código html y luego lo envié por email a la redacción. Su publicación necesitó solamente pequeñas modificaciones. Usar la plataforma de Blogger para crear textos enriquecidos no implicó ningún desarrollo para LANACION.com . Fue fácil, fue gratis.

La foto muestra el código generado por Blogger que luego se enviará a LANACION.com

Utilizar Blogger como plataforma de escritura hace que una redacción multimedia esté potencialmente disponible en cualquier parte del mundo, desde un cybercafé en Buenos Aires hasta un remoto aeropuerto con Wi-Fi.

Todos los sentidos. Definitivamente debemos entender que no es lo mismo leer que ver o escuchar. La palabra es una parte importante, pero muchas veces es ineficaz. Demostración:

Esto dijo Juan Domingo Perón en un discurso en el año 1955 (fragmento):

A la violencia le hemos de contestar con una violencia mayor... Y desde ya establecemos como una conducta permanente para nuestro movimiento que aquel que en cualquier lugar intente alterar el orden en contra de las autoridades constituidas o en contra de la ley o la Constitución, puede ser muerto por cualquier argentino... Y cuando uno de los nuestros caiga, caerán cinco de los de ellos.

Publiqué el audio original del discurso de Perón para poder compararlo en esta columna usando el servicio gratuito Castpost . Escúchenlo:

Queda claro. Hay una extraordinaria información presente en el sonido que no acepta transposiciones. Podríamos decir que la versión textual y la sonora son informativamente iguales. Pero al escuchar sabemos que no lo son. Yo diría que se complementan. Puedo analizar mejor la palabra escrita, pero puedo percibir mejor el alcance de la amenaza en la voz. Perón sonoro me da miedo. El punto es: siempre que sea significativo deberían estar incluidos la foto, el audio o el video de algo. Como lectores deberíamos aprender a exigir que no se nos prive de información multimedia. Los diarios de papel son mudos, los medios en Internet no.

Ahora es posible. Hasta hace poco, era muy difícil o simplemente imposible que un autor pudiera "subir" directamente en forma y lugar los contenidos multimedia que él considerara irremplazables. Pero, desde hace un tiempo, acompañando la expansión de los blogs, surgió toda clase de servicios gratuitos que ofrecen almacenar y distribuir contenidos, y que facilitan drásticamente la posibilidad de republicar esos contenidos en otro medio. Palabras como "Blogit!" o "Embeddable Player" empiezan a hacerse cada vez más populares y deseables.

Para entender cómo eran antes las cosas y cómo son ahora veamos esto. Todos los contenidos de este diario (menos algunos de esta columna) están íntegramente almacenados en sus servidores. Es un clásico modelo de "broadcasting" donde el emisor distribuye masivamente sus contenidos -de los cuales tiene derecho y administración- desde sus propios equipamientos (aunque sean alquilados) y su conectividad hasta el lector. Hice un dibujo que esquematiza la idea.

Del servidor del diario al monitor del lector solo hay un "tubo" imaginario: Internet.

Pero, sorprendentemente, esta columna tiene otros contenidos que no están en ninguna computadora de LANACION.com, ni tampoco le pertenecen sus derechos, sino que están en diversas computadoras que aceptan redistribuir sus contenidos en esta columna. Usé Castpost para incluir el audio de Perón y Flickr para la secuencia de fotos de la peluquería y YouTube para un grupo de videos que está más adelante. A este mecanismo se lo denomina "Re-broadcasting". El dibujo que sigue muestra cómo funciona.

El camino rural del broadcasting se transforma en una autopista de múltiples fuentes orientadas a un mismo lugar que alimentan, con su tecnología, contenidos de infinidad de usuarios y su propia conectividad a otro medio, en este caso, a esta columna de LANACION.com . Es algo tan radical en la historia de los medios de comunicación que resulta tan fácil de explicar como difícil de entender. Por ejemplo, este notable mosaico de videos aparece en esta página, pero a la vez no está en LANACION.com .

El porvenir

"Si funciona es obsoleto". Lema de la industria armamentista.

Diez años después de la aparición en Internet del primer diario en la Argentina y ante los fabulosos cambios que sucedieron en la década es legítimo preguntarse: ¿Cómo será dentro de diez años el periodismo? ¿Qué clase de periodistas necesitará Internet? ¿A qué cosa llamaremos "noticia"?

Mientras pensamos las respuestas, los audios, las fotos, los videos y los mapas que ya están embebidos en páginas de Internet engendrando nuevas formas de relato, demuestran que hay algo obsoleto en el periodismo actual y un nuevo lenguaje por delante que habrá que aprender a escribir y a leer.

* Profesor de Nuevos Medios en la Maestría en Periodismo de la Universidad de San Andrés, Grupo Clarín y Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia Editor del blog Mirá!

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas