Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La calle Florida recupera su esplendor

Un grupo italiano anunció que está en marcha la reapertura de Harrods; se sumará así a Falabella

SEGUIR
LA NACION
Domingo 08 de enero de 2006

Las vio irse una por una, hasta que en su recorrido no quedó ninguna. Ahora, a casi una década de la partida de la última, las ve volver. Y sí. La calle Florida vive por estos días el resurgir de las grandes tiendas, como lo fueron Gath & Chaves, Harrods, La Imperial o La Piedad. Un resurgir incipiente aún, pero que promete expandirse: a mediados de diciembre Falabella abrió dos locales sobre la peatonal. Ahora, el grupo italiano Besk Net, que en 2003 se hizo cargo del edificio de Harrods, en Córdoba entre Florida y San Martín, tiene planeado reabrir la gran tienda british y volver a comercializar productos de la marca en breve. "La reapertura está en marcha", dijo a LA NACION Lucas Figueras, responsable de la empresa gerenciadora de Harrods.

"Hasta ahora el proyecto no se concretó porque estuvo sujeto a muchos vaivenes a causa de la situación económica del país, y lo cierto es que se necesita una importante inversión para reacondicionar el edificio", apunta Figueras.

Durante los próximos meses se acabará de definir el proyecto de la nueva tienda. A partir de allí, se calcula que demandará un año de trabajos para estar en condiciones de volver a abrir las puertas. La planta baja de la tienda, por su parte, ya fue refaccionada, explica el gerente.

La inauguración de Falabella, en diciembre último, reunió a una multitud
La inauguración de Falabella, en diciembre último, reunió a una multitud. Foto: Archivo

"Lo que no está en duda es que será una tienda por departamentos. Tuvimos ofertas de empresas que quisieron concesionar el edificio, pero nosotros decidimos seguir adelante con el proyecto y administrar tanto el local como la marca Harrods. La tendencia mundial indica que las tiendas por secciones volverán a cobrar protagonismo en la Argentina. Y el gran aporte que hizo Falabella en el país es evitar que este modo de comprar cayera en el olvido", apunta el gerenciador del grupo italiano.

En sus años de esplendor, Harrods tuvo 100 departamentos, 47.000 m2 de salón de ventas, con escaleras de mármol, pisos de cedro y ascensores de hierro forjado con capacidad para 20 clientes. Pero el potencial comercial se deterioró desde los años de la hiperinflación y no volvió a recuperarse, hasta que en 1998, funcionando sólo en la planta baja y con 50 empleados, bajó sus persianas.

En las modernas tiendas por departamento, como Falabella, las escaleras mecánicas hacen la diferencia. Son las que permiten desplazarse por todo el local sin complicaciones. Según Figueras, fueron una de las causas de que las tiendas por departamentos resultaran anacrónicas en un determinado momento y de que el público se volcara a los shopping centers como paseos de compra.

"Hoy es imposible pensar una tienda como Harrods, con semejante movimiento, con escaleras fijas -apunta-. La falta de reconversión tecnológica es lo que dejó fuera de juego a las grandes tiendas en el mercado local.

Falabella por dos

Hace dos semanas abrió sus puertas el segundo Falabella en la peatonal Florida. El otro local abrió el 16 de diciembre a sólo dos cuadras y, según apunta el presidente de la compañía, Augusto Coello, desde entonces las ventas fueron inmejorables.

Los dos locales tienen mucho que ver con la historia de la peatonal. El primero, en Florida 343, a media cuadra de la avenida Corrientes, se levanta en la Galería Mitre, la antigua sede del diario LA NACION.

Allí, con una inversión de ocho millones de dólares para ambos locales, fueron reacondicionados unos 6000 m2, de modo de poder albergar los departamentos de Decohogar con muebles, bazar, ropa blanca y regalería.

El segundo local volvió a abrir las puertas de uno de los anexos de la ex tienda Gath & Chaves, en Florida 202. Allí, se puede encontrar indumentaria para hombre y mujer, organizada de modo de que el cliente pueda elegir entre las marcas propias de la tienda o la de grandes firmas.

"Desde hace casi 13 años estamos en la Argentina con este formato y podemos dar fe de que la venta por departamentos funciona muy bien", asegura Coello.

Te puede interesar