Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

IBM advierte sobre la falta de ingenieros

Ante una oferta escasa de profesionales, la mano de obra se encarecería opacando el potencial exportador de la industria

SEGUIR
LA NACION
Martes 17 de enero de 2006

La devaluación le permitió a la Argentina pensar una estrategia de exportación de servicios informáticos. Ya contaba con buena infraestructura tecnológica y profesionales de alto nivel, pero éramos costosos. Ahora, todas son proyecciones de crecimiento. No obstante, una buena planificación incluye una contemplación de las señales de alerta.

"Vamos a ir perdiendo el valor competitivo de la mano de obra, y corremos un riesgo si apoyamos nuestra estrategia sólo en esto. Va a haber un retraso del tipo de cambio, y esto se vio el año pasado cuando los salarios de los analistas programadores crecieron más del 30%", explicó a LA NACION Alejandro Yvorra, gerente de la división Application Services de IBM Argentina.

El software no escapó a la realidad que se hace más patente en sectores como el de la carne o los lácteos: la exportación encareció el valor de los servicios locales. Pero esta industria tiene un agravante: es mano de obra intensiva, con una demanda en crecimiento y una oferta que se estanca debido a que son menos los jóvenes que se deciden por las carreras informáticas y de sistemas.

Alvarez e Yvorra, en el campus de IBM
Alvarez e Yvorra, en el campus de IBM. Foto: Dafne Gentinetta

"Las empresas y el Estado nos tenemos que sentar a pensar cómo resolver esto. Sin duda serán las grandes compañías con proyectos serios, como el nuestro o los de Motorola e Intel, que apuestan al país, y los emprendimientos como los polos de Rosario y el de Tandil, de la Universidad Nacional del Centro, los que generen el cambio", agregó Omar Horacio Alvarez, también gerente de la multinacional.

Bien posicionada

IBM tiene 30 software factory en todo el mundo. Generalmente, desde la central de Estados Unidos se disparan misiones, especies de licitaciones en las que compiten todas las subsidiarias. Pero hay fábricas con ventajas específicas a las que IBM prioriza e invita a participar: Brasil, India, México y la Argentina.

-¿Por qué IBM Argentina es tan considerada?

-Son varios los motivos. El más importante para IBM es la estrategia de calidad. Nosotros recibimos en diciembre la calificación CMMI 5 [el máximo nivel de la escala capability maturity model integration, un estándar mundial de calidad de servicios de software que mide la capacidad de integración de modelos, instaurado por el Instituto de Ingeniería de Software (SEI, en inglés) de la Universidad Carnegie Mellon de Estados Unidos] que nos posiciona muy bien en el nivel global. Además, tenemos los skills [habilidades] adecuados y somos muy fuertes en el desarrollo de aplicaciones Web y en las industrias de telecomunicaciones y retail [comercio minorista]. A esto se le suma la infraestructura tecnológica argentina y el tipo de cambio, que para IBM no es un punto prioritario a la hora de asignar misiones.

Alvarez destacó el hecho de que IBM monitorea mucho la capacidad de generación de profesionales que tiene el país, "algo que la India impuso como métrica: somos comparables en calidad, pero no en volumen porque producen un millón de ingenieros en sistemas por año, y nosotros 9600. Si esto sigue así no nos van a alcanzar los ingenieros".

Es por eso que IBM está trabajando con el gobierno de la provincia de Buenos Aires para hacer hincapié en las escuelas técnicas: "Hay chicos que terminan el secundario y tienen que empezar a producir rápidamente. Por otro lado, los universitarios demoran cinco años en terminar, y cuando egresan no quieren dedicarse a la programación. En India hay carreras de un año donde se forman técnicos en algún tipo de programación, y es eso a lo que queremos apuntar", explicó Yvorra.

IBM llegó a la Argentina en 1992 y desde entonces exporta servicios informáticos. Desde su campus tecnológico de Martínez, vende afuera el 25% de todo lo facturado a 12 países, principalmente Estados Unidos y España.

Te puede interesar