Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ustari: los pies sobre la tierra

Deportiva

"Si pienso en la selección y no en Independiente, puedo golpearme", dijo el arquero, que es pedido para ir al Mundial

Por   | LA NACION

MAR DEL PLATA.- Amable y bien predispuesto pese al cansancio por el entrenamiento, Oscar Ustari acomoda un par de sillas para charlar en el lobby del hotel Amerian, postergando la anhelada ducha. Sobre una mesa apoya su i-pod azul. "Rock nacional, cumbia, latina, folklore... Escucho de todo un poco", comenta, antes de agregar, con timidez, "cuando tengo tiempo intento tocar la guitarra. Si lo hiciera bien sería en un escenario, ante un público inmenso. Pero así, atajando, estoy muy bien", cuenta entusiasmado.

Apenas anda por los 20 años. Está muy metido en el fútbol, pero no posee únicamente una pelota en la cabeza; prefiere tenerla sólo entre sus manos. Vive continuamente preocupado por sus afectos, ejerce una profunda y cotidiana espiritualidad religiosa y procura mantenerse en sus cabales a pesar de los múltiples elogios y los pedidos de los hinchas. Por ejemplo, en un sondeo de LA NACION.com la gente lo ubicó tercero entre sus preferencias, es decir que lo pondrían en la lista mundialista para Alemania 2006.

-¿Cómo vivís todo eso?

-Es algo increíble y lo agradezco. Kun [Sergio Agüero] y yo somos del club y que griten el nombre de uno no va a agrandarnos ni nada, pero nos deja tranquilos saber que tenemos el apoyo de la gente. Recibimos su cariño y tiene que ser mutuo. Hay que hacer bien las cosas no sólo para quedar como referente de Independiente, sino también porque la gente lo merece.

-¿Cuál es la meta de Independiente para el Clausura?

-Tiene muchas ganas de crecer y de estar donde merece. Trataremos de hacer una mejor campaña que en el Apertura. La idea es entrar a una copa; sería muy bueno jugar una.

-¿Te imaginás en la selección?

-No... Pienso en terminar bien la pretemporada y en vivir el día a día. Si tiene que darse, ya se verá. Yo digo que hay que volar siempre a la misma altura. A la edad de uno, estas cosas pueden llegar a superarlo. Por el momento, gracias a Dios, estoy manejándolas bien y si pienso en la selección y no en Independiente puedo golpearme.

-¿Aún no es tu momento?

-A la selección, obviamente, uno nunca va a decirle que no. Pero hoy por hoy estoy en Independiente y ya se verá más adelante si tendré una chance o no.

El diálogo avanza y una subrepticia presencia cercana atrapa la atención. Es Sergio Agüero. Parece venir a avisar algo y la nota se detiene en espera de que él intervenga, y apenas dice en voz baja: "Vengo a escuchar". ¡Vaya testigo! La conversación se reanuda, pero al poco tiempo Kun toma el i-pod y se va.

-Hace unos días había una imagen de la Virgen de Luján en la recepción del hotel y dijiste "me la llevaría a mi casa". ¿Cómo es tu devoción?

-Trato de rezar todas las noches y pedir por la salud que mi familia merece. Lo demás... Importa y a la vez no importa. Cuando puedo voy a Luján, y tengo anillos de Cristo y cadenitas. A la Virgen le prometí que si salía campeón con el Sub 17 iba a regalarle mi buzo de arquero, y si salía campeón mundial Sub 20, también. Y a éste lo llevó caminando a Luján mi mamá. Ahora están los dos en la basílica. Y mis guantes le llegaron al Gauchito Gil en Corrientes. Las promesas están para ser cumplidas.

-Si fueras Pekerman, ¿pondrías a Ustari en el seleccionado?

-Y... Soy jugador de Independiente ahora. Y no quiero pensar en la selección. Pasé y disfruté un montón mi etapa de juvenil. Hoy pienso en Independiente, no en si hablan de mí en el diario o si dice la gente que tiene que estar Ustari en la selección.

-¿Qué cosas te tendrían que pasar para vivir un 2006 ideal?

-Que mi familia esté bien. Nada más. Si mi familia sonríe, levantaría la copa todos los días. Mi cierre de año sería ése. Que mis seres queridos estuvieran con salud y que mis compañeros que ya no están [Lucas y Emiliano Molina, juveniles arqueros de Independiente] descansaran en paz, como lo merecen.

Lo dicho: Ustari tiene más que una pelota en la cabeza.

10 son apenas los partidos que ha jugado en primera división; le convirtieron 11 goles .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYActividad económicaElecciones 2015Crisis habitacionalTorneo Primera División