Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Una condición frecuente después de los 40 años

Ojo seco: aconsejan modificar la dieta como parte de la terapia

Ciencia/Salud

Estudios recientes muestran que la alimentación influye en la calidad de la lágrima

Por   | LA NACION

SAN PABLO, Brasil.- Las lágrimas no sólo expresan emociones, como la tristeza o la alegría, sino que también esconden el secreto de la calidad de nuestra alimentación.

Es que lo que comemos a diario condiciona el tiempo que tardan en evaporarse del ojo y por esto la dieta comienza a utilizarse como parte de la terapia contra el "ojo seco", una condición que suele ser subestimada, es frecuente a partir de los 40 años y puede provocar ceguera.

"La comida también tiene efectos sobre la composición de la lágrima porque condiciona la calidad de la película grasa que la recubre para que pueda cumplir con su función lubricante", explicó a LA NACION el doctor José Alvaro Pereira Gomes, presidente de la Asociación de Portadores de Ojo Seco (APOS) y profesor afiliado de la Universidad Federal de San Pablo (Brasil).

El doctor Pereira Gomes, que participó del XXX Congreso Mundial de Oftalmología que finalizó este fin de semana, dirigirá a partir de este año un estudio con otras dos universidades brasileñas sobre el efecto de los hábitos alimentarios en pacientes con ojo seco.

"La lágrima contiene lípidos producidos por glándulas ubicadas detrás de las pestañas, que crean una película protectora. Cuando esta capa lipídica no está bien formada, la lágrima se evapora rápidamente y es la causa de un tipo de ojo seco, en el que el paciente produce una cantidad normal de lágrima, pero ésta se evapora muy rápido", puntualizó el especialista.

Se estima que entre el 10 y el 20% de la población padece ojo seco, aunque no lo sabe reconocer. En especial, las mujeres después de los 40 debido a las alteraciones hormonales que desata la menopausia. Picazón, ardor, dolor y enrojecimiento de los ojos más visión nublada que empeoran con el pasar del día son síntomas seguros de esta dolencia, cuyo tratamiento debe ser recomendado por un oftalmólogo.

"El uso de colirios, por ejemplo, puede empeorar el ojo seco porque los productos más comunes que se venden en las farmacias son vasoconstrictores o antialérgicos y disminuyen la producción de la lágrima", señaló Pereira Gomes.

Esta última es la causa más frecuente de los ojos secos, que además pueden deberse a factores ambientales a través de la contaminación en las grandes ciudades, la baja humedad de los ambientes o el uso de la computadora muchas horas al día, durante las que el pestañeo, que es responsable de distribuir la lágrima sobre el ojo, se reduce más del 50 por ciento. O también por factores naturales, como es el envejecimiento.

"Existe evidencia en la literatura sobre la relación que existe entre el envejecimiento y el aumento de la incidencia de ojos secos. La edad de la población está aumentando y esto hará que haya cada vez más personas que sufran de esta condición", aseguró a LA NACION el doctor Christopher Rapuano, codirector del Servicio de Córnea del Hospital de Ojos Wills, de Filadelfia (EE.UU.), que participó del congreso.

En cambio, los casos más graves son los producidos por accidentes con sustancias químicas, ciertas cirugías y las enfermedades reumáticas, como la artritis reumatoidea o el lupus. "En ese tipo de enfermedades, el proceso autoinmune destruye la glándula lacrimal y esto reduce la producción de lágrima", dijo el presidente de APOS ( www.apos.org.br ).

Secretos de la dieta

Entre los tratamientos disponibles para aumentar la secreción lacrimal comienza a afianzarse la terapia a través de la alimentación o dietoterapia, que se basa en el aumento del consumo de alimentos ricos en omega-3 y la disminución de aquellos que contienen omega-6, dos tipos de ácidos grasos beneficiosos para la salud si se ingieren de manera equilibrada.

"Los alimentos ricos en omega-3, como los pescados, en especial los de aguas frías y profundas, los vegetales de color verde oscuro y ciertas semillas, como la linaza, que actúan como antiinflamatorios y modifican la secreción grasa del cuerpo al darle una composición más saludable. También hay medicamentos que contienen aceite de pescado o aceite de linaza que se le pueden recetar al paciente", comentó Pereira Gomes.

En el 90% de los casos, afirmó el experto, el ojo seco se soluciona con lágrima artificial en gotas sin conservantes. "Si una persona que tiene los síntomas se coloca una gota de colirio más de seis veces al día, el conservante que contiene puede ser tóxico para la superficie del ojo, que es muy sensible en estos pacientes", explicó.

El 10% restante, que incluye los casos más graves, se puede tratar con corticosteroides colirios, con el trasplante de glándulas productoras de saliva de los labios en el ojo o con técnicas quirúrgicas que consisten en dar un punto en uno de los extremos del ojo para cerrarlo y reducir el área de exposición, o en cerrar los conductos de las glándulas lacrimales para evitar que las lágrimas se "escapen" por la nariz. .

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015Torneo Primera División