Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La peor tragedia aeronáutica argentina

El piloto no debió entrar en la tormenta

Información general

Error humano: el titular del gremio de los pilotos afirmó que es difícil que un avión caiga debido a las condiciones meteorológicas.

"Todo se dirige a demostrar que el piloto cometió un error al entrar en esa nube de tormenta. Pero es muy raro que una mala condición meteorológica derribe un avión", dijo a La Nacion Marcelo Lacavanne, presidente de la Asociación de Pilotos de Lineas Aéreas (APLA).

Lacavanne, respaldado por 30 años de vuelo, afirmó que casi no existen antecedentes de naves derribadas por rayos. Y comentó: "El comandante Pibernat se cruzó con Jorge Cécere (piloto del DC-9 de la línea Austral que cayó el viernes último por la noche en Uruguay) antes de que éste emprendiese el último vuelo".

"Me dijo que Cécere le había comentado que había un importante frente de tormenta, pero que estaba totalmente confiado de poder sortearlo. Aseguro que cuando uno ya hizo el mismo vuelo con anterioridad es mejor porque conoce las condiciones climáticas."

El presidente de la asociación de pilotos agregó que el DC-9 es un avión con 29 años de operación y que hay otras ocho naves de Austral que siguen volando en las mismas condiciones.

"Se utilizan aviones que otras empresas, como Iberia, descartan. Aunque a medida que las naves envejecen es más difícil mantenerlas, este hecho se compensa porque es más barato adquirirlas. Por eso, siguen siendo utilizadas por aerolíneas de segundo nivel", manifestó Lacavanne.

-De lo que usted dice se deduce que una catástrofe de estas características era previsible.

-Hace ocho meses que venimos denunciando que la inseguridad avanza en los vuelos nacionales. También puede ser que este accidente sea simplemente un acto de Dios.

Acerca de la actuación de Austral, Lacavanne opinó que aunque los familiares de las víctimas se quejaron porque la línea no les informó sobre el accidente hasta la madrugada del sábado, la aerolínea estaba protegiéndose de tener que rectificar luego una información que podría ser errónea.

Pero criticó que ante el "justificado estado de nerviosismo de los familiares no se hayan presentado responsables más importantes de Austral que demostrasen que compartían su dolor".

Lacavanne demandó que la averiguación de los hechos "realmente apunte a descubrir la verdad sin salvar ni condenar a nadie. Para ello las condiciones anímicas no deben estar perturbadas. En Austral se vivía una situación de histeria colectiva y para saber que pasó hay que encarar una investigación sin piedad".

Un oficio religioso por las víctimas

Memoria: familiares, amigos y dos religiosos partirán hoy rumbo a Fray Bentos para rezar por las 74 víctimas de la tragedia.

Un oficio interreligioso se celebrará hoy en la iglesia matriz de la ciudad uruguaya de Fray Bentos, en memoria de las 74 personas que perdieron la vida el último viernes en el trágico accidente aéreo.

Según trascendió, ante la imposibilidad de rescatar e identificar a los cuerpos, la empresa de aviación Austral entregaría a los familiares de los fallecidos una urna simbólica con tierra del lugar del siniestro.

La iniciativa de la firma no fue confirmada, pero pudo saberse que funcionarios de la Cancillería aconsejaron a Austral consultar la idea con los religiosos.

"Las características del accidente y el fortísimo impacto del choque hacen lamentablemente impracticables tanto el reconocimiento de las víctimas como el traslado de sus restos", precisó un informe emitido ayer por la Secretaría de Relaciones Exteriores argentina.

Por este motivo, se pensó en la celebración de un servicio religioso para despedir a los muertos en el accidente del vuelo 2553. El encargado de prensa de la Cancillería explicó a La Nación que los funcionarios de la Dirección de Asuntos Consulares destacados en las ciudades uruguayas de Paysandú y Montevideo se encuentran facilitando las tramitaciones migratorias y aduaneras necesarias para el traslado de los deudos a la ciudad fronteriza.

El objetivo de la sede diplomática es "asistir humanitariamente a los familiares en este triste momento y tratar de despejarles todos los obstáculos posibles", informó uno de sus representantes.

Por vía terrestre

Austral pondrá hoy cuatro ómnibus a disposición de los parientes que quieran participar de la ceremonia interreligiosa, que se realizará poco después del mediodía en la iglesia central de Fray Bentos.

La mencionada ciudad fronteriza, que está próxima a la argentina Gualeguaychú, fue elegida por ser la urbe importante más cercana al lugar donde ocurrió la tragedia.

El servicio especial partirá hoy, a las 8, desde el sector de carga del aeroparque metropolitano hasta la ciudad uruguaya.

Los familiares y amigos de los fallecidos llegarán al lugar por vía terrestre, ya que Fray Bentos no cuenta con un aeropuerto cercano.

Los colectivos serán acompañados por ambulancias y una escolta policial.

Si bien no se sabía ayer exactamente cuántas personas viajarían, se estimaba que alrededor de 100 deudos formarán parte de la comitiva.

También serán parte del grupo los religiosos que encabezarán el oficio. Ellos son el sacerdote católico Enrique Saguier Fonrouge y el rabino Sergio Alejandro Bergman, ambos argentinos, que viajarán con los allegados desde Buenos Aires.

El Aeroparque, desierto

La tranquilidad que ayer reinaba en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery se parecía poco al caos que se vivió anteayer al conocerse la noticia del trágico accidente.

El último sábado, el Aeroparque se colmó de llantos y gritos de los familiares de las víctimas. Otros pasajeros que debían viajar, políticos, sindicalistas y periodistas atestaron las oficinas de Austral para informarse y pedir explicaciones.

Muchos de ellos se mostraron indignados porque, aunque la aeronave cayó a tierra a las 22.30, Austral sólo informó del accidente seis horas y media después.

Sin embargo, ayer, la situación fue otra. No se vieron familiares desesperados y angustiados; tampoco se oyeron gritos, llantos o insultos; sólo se percibían algunos rostros tristes del personal de la línea que, a pesar de todo, debía continuar con su trabajo.

Información oficial

Según informó Alejandro Lotito, gerente de prensa de la línea Austral, a los familiares se les informaba telefónicamente de la misa y el traslado a Fray Bentos, lo que explicó que ningún allegado de las víctimas estuviera presente en el Aeroparque. Desde la mañana de ayer, a pesar del mal tiempo, se normalizaron las salidas de todos los vuelos de la empresa aérea.

El clima, aunque calmo, se percibía tenso en el amplio hall central.

Lo único que rompió el significativo silencio fueron las quejas por las pequeñas demoras que se escucharon ayer por los pasillos.

En voz baja y como un murmullo, todos los presentes recordaban el accidente en el que cayó a tierra un DC- 9 en la zona de Nuevo Berlín, a 32 kilómetros de la localidad uruguaya de Fray Bentos.

Los gremios critican a Austral

Las asociaciones aeronáuticas que se sintieron afectadas por el accidente aéreo que, en la noche del viernes último, terminó con la vida de 74 personas no estuvieron de acuerdo con las expresiones del vocero de la aerolínea Austral, Santiago García Rúa, que recordó que las condiciones climáticas "en todo el país y en especial en esa zona eran muy malas".

En diálogo con La Nación , Marcelo Lacavanne, presidente de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), criticó que ciertas líneas de aviación adquieran aeronaves usadas.

También cuestionó la costumbre de empresas como Aerolíneas Argentinas y Austral que alquilan naves. "La compañía grande deriva el vuelo a terceros, en este caso Shadow Wings (SW) y Kaiken, sobre los que no tiene control."

De esta manera, el pasajero compra su boleto en las ventanillas de líneas conocidas, pero termina subido a un avión que no pertenece a tal empresa. "Así no se tiene constancia ni del nivel de entrenamiento de los pilotos ni del mantenimiento de las naves."

Tampoco la Asociación de Personal Técnico Aeronáutico (APTA) dejó de cuestionar a Austral. Para la entidad gremial, los verdaderos responsables del accidente son "las políticas empresariales que priorizan la rentabilidad por sobre la seguridad".

APTA aclaró que "las tareas realizadas por el personal técnico y despachantes de aeronaves fueron llevadas a cabo dentro de las especificaciones aprobadas por los organismos oficiales y de control aéreo, y por las especificaciones técnicas del fabricante de la aeronave".

Por su parte, la titular del gremio de las azafatas, Alicia Castro, acusó a Austral de tener "una débil política de seguridad. Ninguna empresa seria del mundo podría tener al frente del gerenciamiento a cinco procesados por negligencia en el transporte público. Esto da vergüenza".

Ante esta declaración, el vocero de la aerolínea cuestionada lamentó que "se aproveche una circunstancia como ésta para utilizarla desde el punto de vista gremial y político".

450 llamadas

Al enterarse del trágico hecho, la Cancillería argentina habilitó anteayer dos líneas telefónicas para los que desearan efectuar cualquier tipo de consulta, pero las más de 450 llamadas recibidas superaron todos los cálculos.

Los motivos de las consultas fueron variados. Algunos llamaban para chequear la lista de pasajeros, para verificar la edad de las víctimas, y otros, los menos afortunados, preguntaban qué trámites debían hacerse para viajar al Uruguay y dar el último adiós a sus familiares. .

TEMAS DE HOYAmado BoudouEl cepo cambiarioMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba