Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Terminó el violento motín de Mendoza

Información general

Liberaron a los 20 rehenes; un agente fue herido y está grave; promesa oficial.

MENDOZA.- Tras 46 horas de angustia y de negociaciones, los casi 1000 reclusos que se amotinaron en la penitenciaría de esta capital liberaron ayer a los 20 rehenes.

A cambio, el subsecretario de Justicia, Roberto Grillo, prometió que no reprimiría a los amotinados, que revisaría la actuación del juez de Ejecución Penal, Eduardo Mathus, y que se crearía una oficina de derechos humanos dentro del penal, entre otros pedidos.

En circunstancias que aún no han sido esclarecidas, un agente penitenciario fue herido de bala y anoche se encontraba grave, en terapia intensiva, mientras que un interno presentaba pérdida de la visión en un ojo.

Por la tarde, los rehenes y los presos salieron del penal vigilados de cerca por más de 200 agentes. Los líderes del motín, que serían unos diez, fueron llevados a otras dependencias "por razones de seguridad", según informó Grillo. Varios reclusos solicitaron ayer su traslado a otras cárceles, pero esa decisión quedó en manos de la Justicia.

A las 20.20, el gobernador Roberto Iglesias confirmó que el motín había finalizado y que volvía el orden a la penitenciaría. Las autoridades dijeron que recorrerán las instalaciones en las próximas horas para evaluar los daños.

La aceptación por parte del gobierno provincial de un petitorio de internos de la penitenciaría permitió ayer la liberación de los rehenes y el desenlace de un motín que mantuvo en vilo a las autoridades y la población del Gran Mendoza.

Los reclusos desistieron de lograr su liberación a cambio del compromiso del subsecretario de Justicia, Roberto Grillo -en nombre del gobernador, Roberto Iglesias- de que no habría represión al finalizar el amotinamiento. El funcionario confirmó, además, la revisión de la actuación del juez de ejecución penal Eduardo Mathus, la creación de una oficina de derechos humanos en la cárcel, la obtención de beneficios para la población carcelaria y la aplicación de la ley 24.660, que regula el proceso de ejecución penal.

Anoche, aunque las autoridades no pudieron dar precisiones respecto de los resultados del amotinamiento, se informó que un agente penitenciario fue herido -habría sido atacado el viernes por internos- y está en grave estado, internado en terapia intensiva en un hospital de esta capital; asimismo, un recluso presentaba ayer pérdida parcial de la visión, a raíz de heridas en un ojo.

Ayer por la tarde, los líderes del motín -en principio diez reclusos- fueron trasladados "a otras dependencias por razones de seguridad", según señaló Grillo. Inicialmente, trascendió que el destino era la sección Contraventores de la Dirección de Investigaciones de la Policía de Mendoza.

Con acento chileno, uno de los cabecillas del motín, que vestía una remera blanca y tenía su rostro tapado con un pasamontaña, identificado como Humberto Fraile, expresó a la prensa que no existían internos muertos ni heridos. Varios internos solicitaron el traslado a otras unidades penitenciarias, medida que quedará supeditada a la decisión judicial.

Según se informó, los nombres de los civiles que fueron tomados como rehenes son: Juan Carlos Simón García, de 50 años; Linda Isabel Hocheini Tardilo, de 54; Teresa Mabel Cruz Parragués, de 55; Carlos Corvalán Rojas, de 55; Carlos Eusebio Yánez, de 57, con domicilio en La Estanzuela, Godoy Cruz; Jorge Claveria, de 56, de Las Heras; Daniel Giarratana, Oscar Guzmán, Juan AgYero, Nelson Ríos, Oscar Martínez y Guillermo Montaña. La mayoría de ellos eran integrantes de un grupo folklórico que actuaba en el interior del penal cuando se desató el motín y fueron derivados ayer a centros asistenciales para su atención.

Los rehenes penitenciarios liberados son los agentes Néstor Andrés Olguín Castillo, mendocino, de 30 años, con domicilio en el barrio Escorihuela, Rodeo de la Cruz; Jorge Ramírez Soria, de 44 años, de Godoy Cruz; Nicolás José Díaz Morales, de 43 años, de Guaymallén; Octavio Pérez, de Junín, Mendoza; Mario Francisco Montenegro, de 22 años; Guillermo Soloa, Alejandro Díaz Yanzón y Martín Miguel Porcel.

Entre los internos trasladados a Contraventores figurarían Alberto Cejas Samborosqui, apodado "El Cordobés", y Humberto Fraile, alias "El Chileno", quienes fueron los principales protagonistas de las negociaciones con las autoridades.

Cede el conflicto

A las 18.08, a más de 46 horas de iniciado el conflicto, fueron liberados los últimos rehenes, mientras el subsecretario de Seguridad, Alejandro Salomón, reconoció que existían armas en poder de los internos. El tema había sido minimizado inicialmente.

La salida de los rehenes y los internos se realizó ante un riguroso y extraordinario dispositivo de seguridad en el que intervinieron más de 200 efectivos de la Gendarmería, otros tantos de la Infantería de la Policía de Mendoza y agentes de la Policía Federal. Los internos trasladados a Contraventores fueron llevados en una combi, acompañada de una fuerte custodia.

A las 18.45, cuando se sostenía que el motín había finalizado, se escucharon varios disparos en el interior del penal y posteriormente una ambulancia trasladó por lo menos a una persona herida. Luego se supo que, al convocar a los internos a las celdas, se produjo una refriega, de la que resultó un policía con una herida en un dedo y un interno con lesiones en una pierna; ambos casos no revestían gravedad.

A las 20.20, el gobernador Iglesias, que siguió el conflicto desde la Casa de Gobierno, afirmó que el motín había finalizado y que se restablecía el orden en la penitenciaría. A su vez, el padre Jorge Contreras, que participó activamente como mediador entre las autoridades y los internos, aseguró que la situación era de calma en el interior del penal.

Las autoridades indicaron que en las próximas horas se efectuará una requisa en la cárcel y se evaluarán los daños, ya que fueron destruidas e incendiadas varias dependencias mientras duró el conflicto.

La inspección se realizará con la presencia de dos periodistas locales, pero sin cámaras fotográficas o de televisión. Esta medida de las autoridades provinciales ha provocado el malestar de cronistas de distintos medios que reclamaron también participar en la evaluación del estado de las instalaciones penitenciarias.

Requisa

MENDOZA.- Las autoridades provinciales del Ministerio de Justicia y Seguridad indicaron que hoy se efectuará una requisa a la cárcel y se evaluarán los daños, ya que fueron destruidas e incendiadas varias dependencias durante el grave motín del fin de semana.

La inspección se realizará con policías y la presencia de dos periodistas locales, pero sin cámaras fotográficas o de televisión, según señalaron los funcionarios.

Esta medida de las autoridades provinciales ha provocado resistencia de cronistas de distintos medios que reclamaron también participar en la evaluación del estado de las instalaciones penitenciarias.

El gobernador Roberto Iglesias expresó que los daños son cuantiosos. Entre otros sectores, se habrían destruido talleres de carpintería, una imprenta, la farmacia, la enfermería y una capilla. .

Luis Gregorio
TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaCristina KirchnerLey de abastecimientoTorneo Primera División