Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gennifer Flowers: de Clinton a los cabarets

Lunes 03 de abril de 2006

1992

Junto con Juanita Broaddrick, Paula Jones, Kathleen Willey y la más conocida Monica Lewinsky, Gennifer Flowers fue una de las mujeres que declararon haber tenido relaciones sexuales con el ex presidente norteamericano Bill Clinton.

En el caso de Flowers, la revelación fue especialmente escandalosa. Si bien fue superada más tarde por el caso Lewinsky (por el cual Clinton estuvo a punto de ser destituido), Flowers fue la que dio a conocer por primera vez un aspecto hasta ese momento oculto del entonces gobernador de Arkansas, al afirmar que en 1992 Clinton había tenido relaciones extramatrimoniales con ella.

Gennifer Flowers, en 1998
Gennifer Flowers, en 1998. Foto: Archivo

Flowers, una rubia cantante de cabaret que había sido periodista y trabajaba como funcionaria en Arkansas, lanzó su denuncia cuando Clinton estaba inmerso en la campaña electoral que lo llevaría a la presidencia. Para peor, dijo que había sido la amante de Clinton durante nada menos que 12 años. La denuncia fue publicada por el diario sensacionalista Star; según The Wall Street Journal, Star pagó 140.000 dólares a Flowers por obtenerla.

Tres días después, Clinton y su mujer, Hillary, aparecieron en el programa "60 minutos", de la CBS, para desmentir a Flowers. "Esa alegación es totalmente falsa", dijo Clinton, con tono firme. Sin embargo, reconoció haber causado "dolor a su matrimonio" en el pasado, lo que se interpretó como una admisión implícita de haber cometido adulterio.

Al día siguiente, Flowers dio una conferencia de prensa en un hotel de Nueva York y difundió grabaciones de sus conversaciones telefónicas con Clinton, en las que ambos se decían honey (cariño). Hillary Clinton se apresuró a aclarar que ésa es la manera en la que se acostumbra hablar en Arkansas.

2006

Después de su denuncia, Flowers publicó dos libros para contar los detalles de su romance con el presidente, abrió una línea telefónica paga para difundir los diálogos con Clinton grabados sin su consentimiento y posó desnuda para la revista Penthouse. En 1998, cuando el presidente declaró en una demanda de acoso sexual presentada por Paula Jones, finalmente admitió haber tenido una sola relación sexual con Flowers, en 1977.

En 1999, Flowers decidió demandar a dos ayudantes de Clinton (James Carville y George Stephanopoulos), que habían afirmado que ella "falsificó" las grabaciones. Luego añadió a su demanda a la entonces primera dama.

En 2002, junto con su marido, el empresario Finis Shelnutt, abrió un club nocturno en el Barrio Francés de Nueva Orleáns, en el que dio rienda suelta a su faceta de cantante. En 2004 acompañó en una campaña proselitista a su abogado y candidato republicano a senador Larry Klayman, un severo crítico de los Clinton.

Aunque Flowers había logrado cierto éxito con su club nocturno, el destino le depararía una sorpresa desagradable: fue cerrado tras el paso del huracán Katrina y no volvió a reabrir por su divorcio de Shelnutt, a fines del año pasado.

Flowers, que hoy tiene 56 años, continuó actuando en clubes de Nueva Orleáns y otras ciudades de EE.UU. y Europa. Además, es vocera de la organización de caridad Nolas Ark, que ayuda a los ciudadanos de Nueva Orleáns a recuperarse del huracán.

En enero de este año tuvo otra mala noticia: una corte de apelaciones de San Francisco rechazó la demanda que había presentado contra Hillary Clinton y los dos asesores de su esposo, al afirmar que no había pruebas suficientes de que hubiesen intentado desacreditarla.

Leandro Uría

Te puede interesar