Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Temas de la Justicia

La necesidad de construir un poder

Política

La Conferencia Nacional de Jueces convocada por la Corte Suprema y realizada en Santa Fe tuvo un resultado muy positivo, tanto para el alto tribunal como para el Poder Judicial en su conjunto. Pero también dejó al descubierto algunas falencias serias.

Ahora es la Corte la que debe asumir la responsabilidad de liderar con eficiencia y solidez un proceso de transformación. Si no lo hace, este primer impulso puede terminar en una frustración.

Entre los datos positivos pueden señalarse:

  • La Corte salió beneficiada. La amplia respuesta a la idea que el ministro Ricardo Lorenzetti propuso hace un año y que fue llevada a cabo por el alto tribunal, que preside Enrique Petracchi, es una señal de que la Corte es escuchada por los jueces inferiores y que éstos toman al tribunal como un interlocutor.
  • Los jueces del interior también encontraron un espacio para llevar sus problemas.

En una de las comisiones, algunos magistrados expusieron sobre el acoso a que están sometidos por gobernadores o intereses locales.

Quizá los jueces, sea por temor a alguna represalia en sus provincias o por algún otro motivo difícil de entender, fueron demasiado cautos en ese punto. Pero dos o tres voces fueron suficientes para que la preocupación quedara plasmada en una declaración final y se decidiera crear una Comisión Permanente de Independencia Judicial. Este gesto puede ser visto como la intención de enviar una señal a los poderes políticos, pero sólo será útil en la medida en que ese instrumento sea usado con madurez y, a la vez, con firmeza.

  • Un tercer punto positivo fue que los jueces, en su conjunto, asumieron que tienen un serio déficit de comunicación con la sociedad y que deben solucionarlo. Decidieron que se creará un centro de prensa, para ayudar a los magistrados con la comunicación y para asistirlos cuando atraviesan situaciones de crisis.

La Justicia tiene muchas decisiones valiosas para transmitir, pero cualquier proceso de comunicación fracasará si no se lo inserta en una estrategia, con objetivos bien definidos y donde la Corte asuma un rol relevante.

El Poder Judicial, si se dispusiese a cumplir sus propios fines, dejaría de ser un instrumento de la política.

* * *

Hubo, también, datos negativos:

l La prensa no pudo escuchar las deliberaciones y fue excluida del recinto aun cuando se permitió el ingreso, en algunos casos, de abogados o de personas ajenas al Poder Judicial.

La explicación fue que los jueces necesitan debatir libremente. Pero en la decisión también subyace la gran desconfianza que siente el Poder Judicial hacia la prensa y el ensimismamiento que caracteriza a la Justicia y que siempre la alejó de la sociedad. Muchos jueces no advierten que en la democracia del siglo XXI la transparencia es un valor tan importante como la justicia misma.

l Los jueces parecieron esquivar el reclamo de parte de la sociedad de que deberían pagar el impuesto a las ganancias. Ese era un tema que estaba en la agenda política hace dos años, pero que casi nadie se mostró interesado en revitalizar, aun cuando la sociedad podría tomar esa actitud como una señal altamente positiva.

La Constitución nacional protege la intangibilidad de los sueldos y es correcto que los jueces defiendan, como lo hicieron en la reunión, esa garantía de independencia. Pero no parece plausible que se olviden de que, como ciudadanos y, especialmente, como integrantes de la Justicia, deberían preocuparse por mostrar celo por la igualdad y la solidaridad. Es posible conjugar la intangibilidad con el pago de ganancias, pero los jueces siguen estando exentos del tributo. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConflicto gremialEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico