Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Murió un joven de 17 años

Graves incidentes en el partido La Banda v. Unión, en Santiago del Estero, por el Torneo del Interior; un menor falleció por un disparo y hubo varios heridos

Miércoles 05 de abril de 2006

SANTIAGO DEL ESTERO.- No hay caso: la violencia sigue en las canchas de fútbol. Esta vez se llora por la muerte de Ezequiel Melián, de 17 años, un chico de La Banda; también por los 26 heridos de distinta consideración, uno de ellos de gravedad, que fue el saldo del enfrentamiento entre las hinchadas de Sarmiento de La Banda y Unión Santiago, ambos de esta provincia, y la policía.

La víctima, identificada como Ezequiel Melián, de 17 años, falleció por un disparo de arma de fuego en incidentes posteriores al encuentro, que se jugó anteanoche por el Torneo del Interior que organiza el Consejo Federal de la AFA.

El partido correspondía al desquite por la tercera etapa del Torneo del Interior y se jugó en el estadio de Sarmiento, ubicado a cinco kilómetros de la capital santiagueña. El cotejo fue suspendido por falta de garantías, a los 39 minutos del segundo tiempo, cuando Unión Santiago ganaba por 2-0 y el árbitro santiagueño Marcos Banegas entendió que era imposible seguir en un clima de violencia como el que se vivía en la cancha, con agresiones de todo tipo, incluso con gente de ambos equipos.

La suspensión ocurrió tras el segundo gol de Unión Santiago, que provocó la reacción de los hinchas locales, que arrojó todo tipo de proyectiles. Inmediatamente, la violencia se trasladó al campo de juego ; hubo invasión con hinchas enardecidos, que agredieron y se agredieron con todo aquel que se les cruzará en el camino; todos descontrolados -de un lado y otro-, el caos dominó el escenario, convertido en un verdadero campo de batalla; hubo corridas y heridos de todo tipo, incluso de policías.

Aparentemente calmados en la cancha, el desorden siguió fuera de ella; los hinchas de Sarmiento dejaron las tribunas y fueron en busca de los adversarios; otra vez hubo peleas cuerpo a cuerpo con el personal policial sobrepasado por la violencia. Llegaron refuerzos, hubo disparos de balas de goma y gases lacrimógenos; dominó otra vez el pánico y se advirtieron corridas en las plateas.

En la madrugada, en circunstancias confusas -al menos en los primeros informes- se identificó al simpatizante de Sarmiento, muerto, Ezequiel Melián, de 17 años, domiciliado en el barrio Los Lagos de la ciudad de La Banda, que cayó y falleció por un disparo de arma de fuego en el corazón. En la autopsia realizada ayer se ratificó que el disparo fue de un arma de fuego, aunque no se determinó el calibre ni la procedencia.

Otro joven lucha por su vida. Tiene 16 años y está herido de gravedad, con tres disparos en su cuerpo e internado en el Hospital Regional; asimismo, es complicada la situación de Angel Roberto Paz, de 28 años, operado e internado en un sanatorio privado, con varias lesiones de consideración.

El comisario Antonio Ibarra confirmó, además, que otros tres hinchas "sufrieron heridas de arma de fuego" y están internados en el Hospital Regional, con pronóstico reservado. Otras personas fueron atendidas con heridas cortantes en la cabeza y dadas de alta. En dos casos, se trata del arquero de Unión Santiago, Gustavo Ramírez, y su padre, con ocho y nueve puntos de sutura en el cuero cabelludo, respectivamente. También hubo destrozos de tres móviles policiales y una ambulancia de los Bomberos Voluntarios de La Banda.

La causa figura en el Juzgado del Crimen de La Banda, a cargo de Mario Medina, que ya ordenó una investigación; ahora, se trata de saber si los disparos fueron de las fuerzas policiales o de las hinchadas. El jefe de policía de la provincia, comisario general Augusto Tejeda, se mostró sorprendido por la violencia de los incidentes y por el final trágico. "Es la primera vez que pasa en el fútbol de Santiago del Estero algo así. Nos vimos desbordados por la violencia que no es normal en el publico santiagueño", comentó Tejeda e inmediatamente se ordenó el secuestro de todas las armas utilizadas por los policías afectados al operativo. Anoche, en La Banda, todo el pueblo lloraba por la muerte de Ezequiel, de 17 años.

Hay temor a represalias

SANTIAGO DEL ESTERO (Télam).- Los 30 policías afectados al operativo del partido entre Sarmiento y Unión Santiago quedaron alojados en la dependencia de la Unidad Regional número 2 de La Banda. "No están arrestados, sino que permanecen en la dependencia policial por razones de seguridad para evitar represalias", dijo el subjefe de la policía de Santiago del Estero, comisario Antonio Ibarra. La medida fue dispuesta por el juez de Instrucción en lo Criminal y Correccional de Nominación de La Banda, Néstor Migueles, que a su vez realizó una inspección ocular en el estadio del club Sarmiento en el que ocurrieron los graves incidentes.

Más problemas en el interior

La violencia en las canchas argentinas en el interior creció de manera significativa en los últimos meses. La primera víctima de nuestro fútbol en 2006 ocurrió el 21 de enero, en Tucumán, luego de una pelea entre las hinchadas de los clubes El Cajón v. Timbo Fútbol Club. Los incidentes dejaron una víctima mortal: Vicente Miranda, de 40 años.

El fin de semana último, en Río Gallegos, se registraron disturbios entre los hinchas que asistían al partido de la Liga Sur de primera división entre los clubes Boxing e Independiente, que dejó varios heridos.

Por Leonel Rodríguez Para LA NACION

Te puede interesar