Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El cable le pasa la pelota a la TV abierta

"Palo y palo", que debuta esta noche en América, se suma a los ciclos nacidos en señales pagas que saltaron a los canales de aire.

Lunes 27 de octubre de 1997

Los canales siguen utilizando las producciones de cable para nutrir sus pantallas.

El año comenzó con el salto de "Infómanas", que abandonó El Canal de la Mujer para instalarse en Telefé. En septiembre, un clásico de los envíos deportivos, "Fútbol prohibido" llegó a la medianoche de Canal 9. El último pase lo protagonizan Marcelo Gantman (32), Nacho Goano (27) y Martín Souto (25), los conductores de "Palo y palo", un programa de fútbol que esta noche, a las 23, comenzará a emitir América.

Mientras "Infómanas" reformuló parte de sus contenidos para competir en la televisión abierta (abandonó las notas periodísticas para zambullirse en el humor), "Fútbol prohibido", con Bonadeo y el "Ruso" Verea sigue el esquema que cultivó durante dos años en el cable.

Originalidad, desenfado y un criterio independiente sazonado con humor son los elementos que se conjugan las tres propuestas que llegaron a los canales.

Canal 13 es la única emisora que escapa a la tendencia de buscar en el cable propuestas para reforzar su pantalla, aunque muchos de los programas de Todo Noticias (perteneciente al mismo grupo empresario) tienen la estructura adecuada para llegar al canal abierto. Como contrapartida, el canal utiliza constantemente el material generado en el cable (como "A dos voces" o "El programa de Santo") para proveer de material a sus distintos noticieros.

Partida apresurada

Según anuncian sus hacedores , el formato de "Palo y palo" no cambiará con respecto a los ocho programas que ya se emitieron en TyC. "Desde el comienzo lo pensamos como un programa de aire", explica Gantman. La productora del ciclo, "Cuatro Cabezas", es la misma de "Caiga quien caiga" y "El Rayo" y mantiene una estética para todos sus programas, independiente del medio donde se emita.

El pase de "Palo y palo" fue más traumático que el de los programas que lo antecedieron en esto de dar "el salto". La con troversia por la exclusividad de las notas que se realizan terminó apurando un pase a la televisión abierta que estaba pensado para el año próximo.

-¿Qué cambia "Palo y palo" a partir del pase?

Gantman: El cambio de día es fundamental. Al salir el domingo a la medianoche todavía estábamos obligados a tener cierto rigor en la actualidad, el lunes, quien no sabe el resultado de los partidos vive dentro de un coco. La gente está muy enferma de fútbol, todo el mundo sabe todo, entonces la actualidad que vamos a tener es la del partido de los lunes.

-¿Cómo se diferencian de los otros programas que abordan el fútbol?

Nacho: Nada que yo haga es más importante que el gol de un jugador. Las figuras son los jugadores. Y si hay jugadores que yo no banco, pero el domingo juegan bárbaro, ese lunes me voy a parar y los voy a aplaudir.

Souto: Hay periodistas que están comprometidos con determinadas personas, o con una manera de arbitrar, y si un árbitro comete un error adelante de sus narices no lo dicen, porque están jugados con ese tipo. Nosotros, será porque somos jóvenes, porque no tenemos tanto peso, o porque somos así, no nos casamos con nadie. A mí no me interesa ser amigo de ningún jugador, de ningún árbitro y de ningún dirigente.

Goano: Si un tipo hace un domingo una burrada y al domingo siguiente una genialidad, decimos una cosa y la otra.

Gantman: Tratamos a todos igual y no priorizamos lo que pensamos sobre la realidad. Si un equipo desarrolló mi ideología futbolística y perdió, lo voy a decir. Y me niego a ser hincha de un árbitro, es lo único que faltaba.

Goano: Un árbitro te puede gustar más que otro, pero si trabajó mal, lo vamos a decir. Un equipo juega bien, regular, mal. Acá se usa decir que jugó "menos bien".

Gantman: Hay mucho detrás del eufemismo. No sé si rompemos esquemas o no, estamos todos de acuerdo en hacerlo así y vamos a ver hasta dónde llegamos.

-¿Creen que cada vez hay más demanda de fútbol o la pantalla está saturada?

Goano: El que es enfermo es enfermo, ve todos los programas de fútbol y a veces no los diferencia.

-¿Por dónde pasa la ironía del programa?

Goano: A veces nos reímos de cosas nuestras. Una sonrisa es otra arma que tenemos. No es una cuestión de transgresión, sino que tenemos la libertad de reírnos.

Gantman: Más allá del programa, ya es tiempo de que la gente se vuelva a divertir con el fútbol. El fútbol del domingo, o un programa como el nuestro, está hecho para que la gente sea más divertida. Te podés angustiar porque tu equipo no sale campeón o porque pierde, es la angustia propia y natural del fútbol, eso tiene que estar siempre. Pero que sea drama de lunes a viernes, todo problemático, y que el día que juega tu equipo sea un día más de angustia, no está bien. El fútbol es un entretenimiento.

-Y un negocio.

Gantman: Está bien, la NBA también es un negocio, Hoollywood hace películas porque son negocio, pero no deja de hacer películas divertidas. En Italia, el fútbol también es un negocio, y vos ves programas italianos que se divierten. Acá, cuando te relatan un partido, vos ves que hay angustia, que hay problemas.

-¿Ustedes modifican de alguna manera la actitud de los jugadores?

Todos: No.

Gantman: A lo sumo, encontrás jugadores que encuentran en el programa otra manera de expresarse. A nosotros nos dicen una cosa y a los otros programas, otra. Si algún jugador tiene ganas de decir algo conveniente o no, gracioso o no, duro o no, nos lo va a decir a nosotros. Un ejemplo es un jugador de Racing que se llama Brusco; hizo un gol de casualidad, cuando le preguntaron explicó cómo había hecho la jugada y cuando fue nuestro notero, le dijo: "Fue de p...".

Goano: Cuando se les critica a los jugadores que siempre dicen lo mismo, ellos dicen que en general nosotros preguntamos lo mismo.

Gantman: El tema es si los jugadores se bancan que les pregunten otra cosa. Creo que sí.

Goano: Los jugadores tienen que contestar quince veces lo mismo. Cuando viene otro y los descoloca, les genera hablar de algo distinto.

-¿Qué experiencia les dejó el pase traumático desde TyC a América?

...

-La gente puede creer que hacer periodismo deportivo es más fácil...

Nacho: ¿Fácil? Nosotros también nos bancamos presiones.

Souto: Obviamente que el deporte, comparado con la política, tiene otra dimensión, pero si vos hacés tu trabajo bien, y con pilas... Creo que la diferencia pasa por la gente que lo hace. Hay algunos profesionales muy competentes que, te gusten o no, terminan ocupando lugares muy grossos, como Neustadt y Viale, que empezaron como periodistas deportivos. Fernando Niembro fue secretario de Medios y Difusión, anunció los indultos. Es un dato de la realidad.

Marisa Quiroga

Un mundo ajeno a las mujeres

Un clásico: junto con la mudanza a un canal de aire, los programas de cable deben ampliar su target, o sea, el público al cual se dirigen.

En el cable, la segmentación de audiencia está dada por la señal. En TyC se descuenta que el público está muy informado sobre los códigos deportivos. Pero los conductores de "Palo y palo" no están dispuestos a cambiar la jerga de los relatores deportivos por otra que sea más accesible para no-iniciados, y mucho menos si en ese grupo se encuentran las mujeres.

-¿Este programa lo pueden mirar las mujeres?

Goano: El programa lo puede mirar cualquiera. Pero hay una jerga idiomática que tenemos que manejar, porque el conocedor de fútbol es un tipo que perdona muy poco. Entonces, si yo tengo que hablar de "carrilero" o "le pegó tres dedos", no me voy a parar a explicarle a una chica lo que es.

Gantman: Creo que estamos en un tiempo para afirmar que el fútbol no está en el disco rígido de las mujeres. No es una cuestión discriminatoria. Creo que hay mundos femeninos y mundos masculinos. En el masculino, está el fútbol, y en el femenino, no. Un hombre nunca va a saber bordar como una mujer. Y una mujer no va a captar lo que es el mundo de los hombres por más que quiera saber de fútbol.

Souto: Es muy difícil que alguna mujer sepa las historias del fútbol, porque no las vive.

Goano: ¿Cómo hago para contagiarle a una mujer que desde los 3 años, cuando veo algo en el piso, en vez de levantarlo lo pateo? Ya arranca desde ahí.

Gantman: A la mujer le pasa algo de eso, pero con el hockey, con el voley, no con el fútbol. Se los creo cuando les pasa a las brasileñas, cuando van a un mundial y lloran. Pero a lo mejor lloran porque se les acabó la batucada... pero no veo ese sentimiento en las mujeres de acá.

Te puede interesar