Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fuerza del público, lejos de Buenos Aires

SEGUIR
LA NACION
Viernes 28 de abril de 2006

CORDOBA.- "En Buenos Aires no tienen ni idea de la magnitud que tiene todo esto. Es increíble que en un país tan centralizado en la Capital no se puedan reflejar las grandes fiestas que se viven en el resto del país", fue la reflexión de Jorge Di Nucci, un hombre de Ford, sentado en la carpa vip de YPF en pleno Estadio Córdoba, en el comienzo del Rally de la República Argentina.

La historia argentina fue sistemática. Desde que se creó el puerto de Buenos Aires, donde se canalizó la riqueza de un territorio indefinido entre los límites que imponían los aborígenes y las disputas norteñas, todo se centralizó desde la Reina del Plata. El ferrocarril es el reflejo más nítido del desarrollo del país, y la ramificación férrea confluye en la Capital. Algo similar, en pleno siglo XXI con las rutas aéreas. Si no se hace escala en Buenos Aires, es difícil viajar de una ciudad a otra dentro del país.

Más de 1.000.000 de personas gozan de cuatro días de fiesta. Hoy es probable que muchas actividades recorten sus horarios (en muchos casos se disponga de una suerte de asueto) para disfrutar de la competencia mundial. Miles y miles de autos, caravanas interminables desde la madrugada, cuando el sol ni siquiera amenaza con su llegada ya que ni el resplandor aparece en el horizonte, son parte del ritual de jornadas larguísimas, con horas de tribunas serranas compartidas en familia o con amigos.

ROBERTO BERASATEGUI COLUMNISTA DE LA DEPORTIVA (ALEJANDRO PAGNI-La Nacion) 28FEB2006
ROBERTO BERASATEGUI COLUMNISTA DE LA DEPORTIVA (ALEJANDRO PAGNI-La Nacion) 28FEB2006.

"Esto no se ve en ningún lugar del mundo. Es increíble que haya tanta pasión. Por eso queremos venir a la Argentina. El calor de la gente es incomparable", dijo el belga Marc Van Dalem, propietario del equipo Kronos, en el que compite el campeón mundial, el francés Sebastien Loeb.

Hay muchas versiones en el ámbito del WRC. Que hay una larga lista de candidatos, con buenos aportes económicos y, por supuesto, apetecibles mercados para la industria automotriz, un dato que siempre inclina cualquier balanza. Todos los años se amenaza a la Argentina con su retiro del Mundial. La economía no ayuda ante potencias industrializadas. Pero nuestro país (o mejor dicho Córdoba, para ser justos) cuenta con dos valores fundamentales: está en América del Sur (una buena escala para un mundial), y lo presencian 1.000.000 de fanáticos.

El público es el principal patrimonio para lograr la continuidad necesaria. La organización debe sustentarse en el comportamiento de la gente. Hoy, más que nunca, los espectadores cumplen un papel fundamental para mantener el Rally, el mayor acontecimiento automovilístico del país. Aunque nada de todo esto pase por la Reina de Plata.

Te puede interesar