Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El drama de una ciudad

En Jujuy siguen sin agua potable más de 200.000 personas

Información general

Volvió a romperse un caño maestro

SAN SALVADOR DE JUJUY.- Cuando todo hacía prever que volvería el agua potable a las 200.000 personas que sufren su falta desde hace ocho días, el gobierno informó lo peor: todavía habrá que esperar.

Ocurre que nuevamente cedieron las juntas del acueducto maestro que provee de agua a la ciudad, que recientemente había sido reparado, y se decidió acudir a una especie de bypass, algo que demandará por lo menos dos o tres días más.

El problema comenzó a fines de la semana pasada, cuando se rompió el caño maestro que abastece de agua a varios barrios de la capital de la provincia, entre ellos, Alto Comedero, Mariano Moreno, Cuyaya, Alto Padilla, Ciudad de Nieva, Coronel Arias y Luján.

Ante la gravedad de la situación -30 colegios primarios y secundarios han tenido que suspender las clases-, las autoridades decretaron la emergencia hídrica.

Mientras tanto, el gobierno provincial y diversas organizaciones sociales están distribuyendo agua mineral en bidones y packs, para paliar la sed de los pobladores.

La necesidad de agua es vital, no solamente por la alimentación, sino también por la higiene y la salud pública, ya que, por ejemplo, en el barrio Alto Comedero -uno de los más afectados- miles de niños corren en arroyos de aguas contaminadas que la gente usa para diversas tareas domésticas.

Por su parte, el ministro de Producción, Infraestructura y Medio Ambiente, César Macina, explicó ayer a los medios que se procura dar una solución rápida al problema del agua y que el bypass es la única opción viable, dado que cada vez que se habilita el servicio aparece una nueva fisura en el acueducto.

Macina explicó, además: "[El bypass] es un trabajo preventivo y momentáneo, ya que el gobernador [Eduardo Fellner] dispuso que comenzara de inmediato una nueva obra con una nueva traza del acueducto del otro lado de la ruta nacional N° 9".

La actual traza del acueducto pasa por el lado derecho de la ruta, mientras que la nueva traza pasará por el izquierdo. De esta forma, se intentará solucionar definitivamente el problema hídrico de la ciudad, que ya afecta al 60 por ciento de la población.

El funcionario aseguró que esa obra estaría lista en dos meses, con un costo aproximado de 30 millones de pesos.

Macina destacó: "Ya arribaron a la provincia técnicos de Salta, expertos en obras hídricas y, en las próximas horas, vendrán técnicos de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación para aportar su experiencia en este tipo de emprendimiento".

La Defensoría del Pueblo pidió informes sobre la falta de agua. En tanto el gobernador Fellner aseguró: "Primero, vamos a trabajar para brindar nuevamente el servicio a la gente. Después, impartiremos órdenes para que cada repartición pública haga llegar a la Justicia los informes correspondientes y buscar a los responsables y culpables de estos hechos".

También el fiscal penal Javier Aróstegui investiga el tema por estas horas y ya requirió informes a diversos organismos.

Entre los que deberán dar explicaciones están la Municipalidad de la capital, la Policía, la Superintendencia de Servicios Públicos y la empresa estatal Agua de los Andes, la encargada de prestar el servicio.

Mediante este pedido de informes, el fiscal Aróstegui intentará determinar responsabilidades y, llegado el caso, la aplicación de sanciones.

Plantas potabilizadoras

Mientras se intenta reparar la rotura en el acueducto principal de la ciudad, el gobierno de la provincia sumó el aporte del Ejército para paliar la grave situación generada por la falta de agua potable.

Esa contribución consiste en tres plantas potabilizadoras que, en coordinación con el municipio capitalino, serán instaladas sobre la avenida Snopek, en Alto Comedero. Tomarán el agua del canal que viene del dique Los Alisos y abastecerán a Palpalá y a la planta Snopek, mediante el sistema de bombeo.

Se trata de tres plantas de origen inglés que funcionan por medio del sistema de filtrado, que permite la purificación y clarificación del agua, y un sistema de potabilización por electrólisis.

Según explicó el teniente coronel Treviranus, jefe del Batallón de Ingenieros 5 de Salta, todas las plantas potabilizadoras son de origen inglés y tienen capacidad de tres mil litros por hora y la posibilidad de almacenar más de 10.000 litros.

Además, el Ejército colabora con carros aguateros y personal que reparte agua potable en forma permanente entre los pobladores de las zonas y los barrios más afectados por la rotura del caño maestro.

En medio de la apremiante situación que viven los pobladores de esta ciudad, el jefe militar a cargo del operativo dijo: "El Ejército Argentino aporta [con su trabajo] a la solución para esta emergencia hídrica que viven miles de pobladores de algunos sectores la ciudad".

Treviranus, además, tuvo a su cargo la explicación del funcionamiento de las plantas a un grupo de funcionarios, entre los que se encontraban el ministro de Producción, Macina, el secretario de Infraestructura, Luis Cosentini; el coordinador provincial de emergencias, Carlos Guarini, y el intendente de San Salvador de Jujuy, José Luis Martiarena.

Según se informó, el objetivo es que ellos también aprendan a operar las plantas.

A pesar de todas estas medidas, los pobladores esperan que definitivamente se solucione el problema de la falta de agua potable, que ya lleva ocho días. .

Por Pedro Noro Para LA NACION
TEMAS DE HOYProyecto de reforma laboralMauricio MacriEl caso Mariano BeneditCristina Kirchner