Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El Gobierno celebró sus tres años en el poder

"Sueño con una Argentina cada vez más plural"

Política

El Presidente dio un enérgico discurso ante los miles de manifestantes que se congregaron en la Plaza de Mayo; algunos de ellos corearon por la reelección, pero no hubo ningún anuncio; dijo que quería "una construcción plural" y que hace "oídos sordos a tantos agravios"

En contra de los cálculos de los organizadores, las referencias a la reelección no fueron muchas. La consigna "Kirchner 2007" apareció en pocos carteles y la multitud interrumpió las palabras del Presidente con un tibio y aislado "queremos todos la reelección" una sola vez.

Lejos quedaron las aspiraciones de que la concentración en la Plaza de Mayo se convirtiera en un clamor popular por un nuevo mandato de Néstor Kirchner o en una plataforma para que el Presidente blanqueara en público sus aspiraciones electorales para el año próximo.

Sí se cumplió, en cambio, el pronóstico de que en su discurso, el jefe del Estado llamaría a lograr una Argentina más plural.

Con una puntualidad poco acostumbrada, Kirchner cerró con un encendido mensaje el multitudinario acto en la Plaza de Mayo organizado por la Casa Rosada para festejar la fecha patria y los tres años de Kirchner en la presidencia.

Desde el escenario montado de espaldas a la Casa de Gobierno y evitando, tal como se había anunciado, hablar desde el mítico balcón, el Presidente sostuvo que quiere "convocar a todos los argentinos a una construcción plural". Lo hizo rodeado de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y seguido de cerca por su mujer y senadora Cristina Fernández de Kirchner.

La frase sobre la convocatoria surge en medio de las declaraciones públicas del primer mandatario de lograr una concertación de partidos y dirigentes políticos con futuro electoral, aunque en ese sentido no hubo hoy anuncios concretos.

"La Plaza es de los trabajadores, de Eva Perón, y de las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo", sentenció el jefe del Estado al comenzar su discurso. Dedicó más de un párrafo a los 30.000 desaparecidos de la última dictadura militar y a las madres y abuelas.

Enseguida inició un repaso de los logros de su gestión y en este contexto aseguró: "Esta es la plaza del chau al Fondo Monetario Internacional", en alusión a la cancelación de la deuda total con el organismo. "La Argentina no depende más del Fondo", insistió, mientras la multitud lo vivaba con más fuerza.

Oídos sordos. Kirchner criticó durante su discurso, y en reiteradas oportunidades, a quienes cuestionaron el acto. "Hago oídos sordos a tantos agravios. Esta es la plaza del amor y la reconstrucción", amplió.

"Lo que se quería se ha logrado, que era celebrar el 25 de Mayo así. Nos olvidamos de todas las agresiones, de todo lo que nos dijeron, la patria está por encima de todos", se defendió.

Además, embistió contra los que lo acusan de que se pelea con varios sectores. "Me quiren ver de rodillas, pero voy a estar siempre de pie, siempre luchando por la patria. No me importa que me amenacen".

Presencias y ausencias. El discurso de Kirchner fue seguido por la mayoría de los gobernadores del PJ desde un palco ubicado junto al escenario. Sobresalían, eso sí, las ausencias de Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Juan Carlos Romero (Salta). Tampoco estuvieron el mandatario de Neuquén, Jorge Sobisch, del MPN, ni los jefes provinciales del radicalismo, pese a que muchos de ellos son virtuales aliados del Presidente.

Cuando todavía faltaba la actuación de Víctor Heredia y de Mercedes Sosa, el Presidente salió de la Casa Rosada para saludar desde el escenario a la multitud que se concentró desde temprano en la Plaza de Mayo acompañado por su esposa y las Madres y las Abuelas.

Ya habían pasado los espectáculos de la Fanfarria Alto Perú, la Selección Nacional de Tango, Soledad Pastorutti y Alejandro Lerner. Sobre el escenario cantaba Teresa Parodi y al terminar, todos cantaron, con la presencia de Víctor Heredia, el himno nacional.

Tras el mensaje del Presidente, que duró aproximandamente 15 minutos, y luego de la actuación de Mercedes Sosa, las columnas de manifestantes comenzaron la ardua tarea de la desconcentración. Sucede que son cientos de miles los que hoy se acercaron a la plaza a dar su apoyo al primer mandatario.

A pie. El tránsito vehicular estuvo totalmente cortado entre las avenidas Belgrano, Corrientes, Bernardo de Irigoyen y Paseo Colón, por lo que en ese perímetro, la gente sólo pudo circular a pie. Recién al caer la noche se retomó la circulación.

Además, y para facilitar el traslado de manifestantes, todas las líneas de subterráneos, el premetro y los ferrocarriles General Urquiza, Mitre, Sarmiento y el Roca prestan servicio en forma gratuita.

En los alrededores de la Plaza se desplegó un importante operativo de seguridad que encabezó la Policía Federal y en el que estuvieron afectados alrededor de 1400 efectivos.

Pantallas gigantes

La Plaza de Mayo y las avenidas adyacentes fueron equipadas con pantallas gigantes de alta definición y equipos de sonido para que la gente siguiera, desde varios puntos del microcentro, las instancias del acto.
Las pantallas estuvieron ubicadas en Diagonal Norte, a la altura de la Superintendencia de Servicios de Salud, en Diagonal Sur sobre la acera de la Legislatura, en Avenida de Mayo frente a la sede del gobierno porteño y en la misma plaza a pocos metros de la Pirámide de Mayo.

.

TEMAS DE HOYParo del transporteEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico