Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Teatro del chat, justo para el siglo XXI

Iniciativa del grupo de arquitectos m7red

Miércoles 31 de mayo de 2006

Hace unas semanas, en Buenos Aires se representó una obra de teatro que transcurría en Puerto Madero. Los personajes: Raúl Castells, el Faena Group, alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires, de la UBA y la Corporación Puerto Madero. El argumento: la toma de los terrenos del campo de deportes del Colegio Nacional de Buenos Aires por parte del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados de Castells. Y el escenario era... una sala de chat, con parte del elenco en Buenos Aires, y parte en Amsterdam. La pantalla de la computadora se proyectó en una sala de San Cristóbal, sede del grupo m7red.

"Es una simulación de un conflicto real que sucede en el espacio público", explica el grupo de arquitectos modernos preocupados por los conflictos urbanos. Por analizarlos y solucionarlos.

"La idea surgió cuando Castells i- nauguró el comedor en Puerto Madero y, en el acto de inauguración, lanzó una consigna interesante, que es el lema de la primera sesión del Teatro del chat: No vamos a permitir un apartheid en la ciudad", cuenta desde Berlín –y vía MSN– Mauricio Corbalán, integrante del grupo.

Y sigue: "Castells estaba encarnando el personaje de alguien que sabe que la energía de Buenos Aires no admite este tipo de delimitación urbana. Por otro lado estaba Alan Faena, un personaje new age que se lanzó al negocio de los bienes raíces, pero que se convirtió para la prensa en una especie de visionario urbano. Dos personajes que protagonizan un debate sobre el futuro de la ciudad. Aprovechamos esa oportunidad y decidimos representar una situación hipotética".

Para el m7red, su Teatro del chat es "una arena pública de discusión y representación". Y para eso, el grupo decidió trabajar con The Blue House, una iniciativa de la artista holandesa Jeanne van Heejswijk que trata el tema de cómo pensar el futuro del espacio público, sobre todo en días de globalización, con tantas cosas tan lejos y tan cerca a la vez.

Los actores del m7red en Buenos Aires trabajaron sus personajes asesorados desde Amsterdam por gente de The Blue House. Todos confluyeron en un imaginario programa de televisión en el que discutieron sus diferencias. "Rápidamente se produjeron negociaciones entre los personajes involucrados, algo que habla del imaginario de los que habitan la ciudad hoy", cuenta Corbalán.

Y este sábado se avecina otra función en Amsterdam, en la sede de The Blue House. "Se va a invitar a personalidades políticas del área y se representará un conflicto en Amsterdam, asesorado por gente de Buenos Aires. Se trata de la historia de Hirshi Ali, refugiada somalí de origen musulmán que ahora es diputada en el Parlamento holandés –detalla Corbalán–. En Holanda, Ali se hizo laica y antimusulmana, y escribió el guión de la película Submission Part 1, sobre el maltrato que reciben las mujeres del islam. "El director de la película, Theo van Gogh, fue asesinado por un extremista musulmán. Ahora, Hirshi Ali vive oculta y los vecinos del edificio donde vivía le hicieron un juicio y la obligaron a mudarse, porque tenían miedo a alguna posible bomba."

Un dato para los más interesados: chatheather@hotmail.com.

Mariano Lago

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.