Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los captchas combaten el spam , pero tienen problemas

Jueves 01 de junio de 2006 • 11:58

Dave Simmer es un diseñador gráfico experto en computadoras. Sin embargo, cuando navega en Internet, a menudo se ve paralizado por los revoltijos de letras y números distorsionados que algunos sitios Web le piden reescribir para permitirle el acceso. "Cada vez los hacen más deformados y largos", dice.

Las personas con problemas de visión siempre han condenado estos códigos, que protegen a páginas como Yahoo.com de programas que rastrean cuentas de email para quienes envían correo basura. Ahora, los acertijos también están irritando a otros usuarios de la Web, a medida que las empresas los hacen más confusos en su batalla contra el spam.

Además, los códigos de "Prueba de Turing pública y automática para diferenciar a máquinas y humanos", o captcha, por sus siglas en inglés, están haciéndose más habituales gracias al auge de nuevos servicios Web, como los blogs y los sitios para socializar. Turing es Alan Turing, un matemático famoso por descifrar códigos durante la Segunda Guerra Mundial.

Los más complicados "hacen que no quieras volver a esos sitios nunca más", dijo Scott Reynolds, un arquitecto de software de EE.UU., quien el año pasado arremetió contra los códigos en su blog.

Los defectos de los captchas están llevando a académicos, programadores independientes y algunas compañías de Internet a diseñar variaciones con la esperanza de hacer los códigos más fáciles de descifrar pero más difíciles para las computadoras. El Consorcio World Wide Web (W3C), un grupo internacional que promueve mejores estándares para la programación Web, publicó en noviembre un artículo que defendía la creación de alternativas, argumentando que las pruebas "no reconocen adecuadamente a los usuarios con discapacidades" y son vulnerables a programadores astutos.

Las compañías de Internet defienden su uso de los códigos, aduciendo que es muy difícil bloquear a quienes intentan violarlos y al mismo tiempo ofrecer una buena experiencia para los usuarios al mismo tiempo.

"Sabemos que no es una panacea, pero creemos que es una gran herramienta para impedir actividades malintencionadas", dijo David Jeske, director de ingeniería de Google Inc. Google es una de las compañías que recientemente añadieron una versión audio de captcha, que permite a aquellos con problemas de visión escuchar una letras o números y escribirlos en sus computadoras.

Algunos captchas se han resuelto con una efectividad superior al 90% por científicos especializados en visión por computadora, y también por aficionados. Sin embargo, para muchas compañías de Internet, los códigos parecen ser muy efectivos.

Algunos nuevos tipos de captchas incluyen resolver simples ecuaciones o responder a preguntas sencillas, y podrían adaptarse para ser usados por ciegos. Sin embargo, los códigos seguirían presentando desafíos para personas con problemas de aprendizaje como dislexia o débil memoria de corto plazo.

Por David Kesmodel The Wall Street Journal

Te puede interesar