Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Información general

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El hospital de niños Ricardo Gutiérrez, al borde del paro

Información general

Podría ocurrir el jueves, advierten los trabajadores no médicos

 
 

En reclamo de mejoras salariales y del nombramiento de más personal, trabajadores no médicos del hospital de niños Ricardo Gutiérrez, situado en el barrio de Palermo, realizaron, ayer por la mañana, una asamblea que duró dos horas y afectó el funcionamiento ambulatorio y administrativo del centro pediátrico.

Para hoy está prevista una asamblea de tres horas. Y para mañana, una de cuatro. "Y si no llegamos a un acuerdo con el gobierno porteño, es altamente probable que el jueves hagamos un paro masivo", dijo a LA NACION Osvaldo López, integrante del consejo directivo de salud del sindicato de los trabajadores hospitalarios.

Además, López no descartó la posibilidad de un "efecto dominó" en los 33 nosocomios porteños: "La situación es la misma en todos los hospitales. El sistema de salud está colapsado", señaló el gremialista, que luego de asistir a la asamblea en el aula magna del hospital Gutiérrez se dirigió a los hospitales Santojanni y Pedro de Elizalde, en donde también se realizaron asambleas.

El conflicto en el Gutiérrez comenzó la semana pasada cuando, por falta de personal de enfermería de alta complejidad, tres operaciones debieron ser suspendidas. "Pero el problema no comenzó con esta gestión ni se limita a la escasez de enfermeras, sino que viene desde hace años, y recursos humanos faltan en todos los niveles", dijo a LA NACION Carlos Cánepa, director del hospital.

Según Cánepa, "en el hospital, inversamente a la relación lógica, por cada enfermera hay cuatro médicos". Y añadió: "Hacen falta entre 30 y 40 administrativos, unos 40 técnicos y 150 enfermeros para poder trabajar en condiciones más o menos normales".

En tanto, desde el gobierno porteño, el ahora ex ministro de Salud, Donato Spaccavento, horas antes de que el jefe de gobierno, Jorge Telerman, decidiera separarlo del cargo, dijo estar trabajando "para que salgan cuanto antes" los 570 nombramientos que había prometido la semana pasada para cubrir las vacantes en los hospitales de la ciudad.

"La solución de esto está en la descentralización de la decisión de los nombramientos para que los directores de los hospitales puedan nombrar directamente y no tener que esperar seis meses o un año, por los trámites burocráticos", expresó el ex ministro.

Cánepa informó que ayer no hubo necesidad de suspender ni reprogramar ninguna cirugía. "Pero mañana [por hoy] será otra historia. El paro va a ser por más horas y seguramente tendremos que reprogramar alguna operación", anticipó el director del hospital Gutiérrez, donde trabajan 1600 personas, se reciben 500.000 consultas anuales y se realizan 10.000 cirugías por año.

Los reclamos

Micrófono en mano, Mónica Alati, jefa del departamento de Compras del hospital Gutiérrez, se dirigió a sus compañeros, que habían colmado el aula magna del nosocomio y exclamó: "Nuestra única herramienta para protestar es seguir haciendo asambleas porque si no sólo nos quejamos de palabra, pero seguimos trabajando. Y así nunca demostramos nuestro esfuerzo, porque nosotros hacemos de administrativos y mucho más. Todos juntos tenemos que seguir con el plan de lucha, porque el gremio no nos va a dar nada".

Una lluvia de aplausos aprobó la declaración de Alati. Y después de ella, los representantes de cada una de las áreas no médicas tuvieron la oportunidad de relatar sus experiencias y expresar sus reclamos.

Cuando la asamblea terminó, el petitorio que luego presentarían ante la dirección del hospital ya había sido firmado por todos los presentes. Las principales demandas fueron: aumento salarial por encima de los 2200 pesos, nombramiento de personal para todas las áreas de escalafón general y el paso a planta permanente del personal contratado, con reconocimiento de la antigüedad.

"Tenemos decenas de compañeros trabajando en situación precaria, sin contribución a la previsión social, sin vacaciones... Muchos cobran sueldos que están por debajo de la línea de indigencia. Es vergonzoso", dijo a LA NACION Marcela Castro, técnica en cardiología infantil. Junto a ella estaba Zulema, que trabaja hace 19 años, en negro, en el área de cirugía plástica.

"Hace catorce años que intento pasar de contratada a personal de planta. Gano 700 pesos. Y mis compañeros, que hacen la misma tarea que yo, ganan 1038 pesos", se quejó una mujer que trabaja en el área administrativa.

Como parte de su plan de lucha, varios trabajadores amenazaron con marchar, el lunes próximo, hacia el Ministerio de Salud porteño. .

Por Adriana M. RivaDe la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYCongreso 2014Impuesto a las GananciasNarcotráficoLa muerte de Marisol OyhanartCopa del Rey