Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las preguntas del Mundial

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 14 de junio de 2006

¿Por qué hay tantos enviados de la TV al Mundial que no están dispuestos a tomar su trabajo en serio?

¿Por qué cronistas que fueron formados para la información deportiva y tienen nulas dotes para la comicidad insisten en hacerse los graciosos sin lograr otra cosa que hacer el ridículo, como si soñaran con formar parte del elenco de "ShowMatch"?

¿Por qué casi no hay diferencias entre las "notas de color" que hacen los cronistas deportivos y las de programas de variedades como "ShowMatch", "Caiga quien caiga", "Por el Mundial", "AM" o "Intrusos en el espectáculo"?

¿Por qué unos y otros tienen la equívoca idea de que una "nota de color" en el Mundial consiste únicamente en mostrar hinchas argentinos desatados en las calles alemanas o mofarse directamente en la cara de los extranjeros que, como es lógico, no entienden una palabra del idioma en que son interpelados, en un alarde de falsa viveza criolla que a muchos de nuestros compatriotas parece enorgullecer?

¿Por qué no hay verdaderos especialistas en auténticas notas de viajes o de color capaces de reflejar la verdadera cara actual de Alemania más allá del fútbol?

¿Por qué las únicas fiestas y celebraciones de Alemania que tienen sentido para nuestra TV son aquellas en las que corre la cerveza?

¿Por qué entre la multitud de cronistas y productores enviados por la televisión argentina al Mundial casi no hay una sola persona capaz de llevar adelante un diálogo elemental en alemán y sólo un puñado maneja rudimentos de inglés?

¿Por qué hay cronistas deportivos dispuestos a convalidar la conducta reprochable de muchos hinchas argentinos que insultan y agreden con sus cánticos a rivales y anfitriones saltando junto a ellos con el micrófono en la mano y la credencial sobre el pecho?

¿Por qué algunos enviados se acercan en Alemania a hinchas argentinos para compartir los mismos chistes y los mismos comentarios que pudieron haber obtenido sin necesidad de salir de nuestro país?

¿Por qué Telefé destinó para tomar parte en sus transmisiones deportivas, con todos los gastos pagos, al cómico Yayo Guridi, que apareció en la transmisión previa al debut de nuestro seleccionado con el torso desnudo y una camiseta envuelta en la cabeza sólo para compartir gestos de trogloditas con otros compatriotas y, de paso, tomarles el pelo a alemanes dispuestos a festejar de buena fe? ¿Por qué Canal 9 hace lo propio con ese inclasificable personaje conocido como Fierita?

¿Por qué desde las transmisiones deportivas se recibió con merecido afecto y emotividad la participación de los campeones argentinos de 1986 durante la ceremonia inaugural, pero al hacer referencia a la ausencia de Diego Maradona nadie se hizo pregunta alguna sobre el desplante de éste a sus ex compañeros del Mundial de México, al no desfilar junto a ellos?

¿Por qué siguen apareciendo a avanzadas horas de la noche alemana, rodeados de absoluta oscuridad, cronistas con cara de sueño y sin nada para decir desde la concentración argentina?

¿Por qué nos queda la sensación de que mucha gente que aparece en TV está hoy en Alemania como si disfrutara de una inexplicable beca o como si tomara parte de un viaje de egresados para estudiantes tardíos?

¿Dónde está la gracia?

Te puede interesar