Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Emotivo mensaje de amor en Purmamarca

Espectáculos

"Una estrella y dos cafés" (Argentina/2005). Dirección: Alberto Lecchi. Con Gastón Pauls, Ariadna Gil, Marina Vilte, Rubén Fleitas, Gabriela Bartolomé y otros. Guión: Daniel García Molt y Alberto Lecchi. Fotografía: Hugo Colace. Música: Tukuta y Lucas Gordillo. Presentada por Primer Plano Film Group. Hablada en español. Duración: 85 minutos. Calificación: apta para todo público.
Nuestra opinión: buena

Sencillez y ternura son los principales elementos que Alberto Lecchi utilizó para elaborar este film que, dentro de su simpleza, relata una historia en la que el amor adolescente se integra con un conflicto matrimonial. El escenario del relato es Purmamarca, un bello pero aislado pueblo del norte argentino al que llega Carlos, un arquitecto contratado para construir un complejo de cabañas. Allí, en ese lugar en el que sus habitantes dejan transcurrir sus días entre la monotonía y la cordialidad, el visitante va descubriendo la belleza del paisaje, la cordialidad de sus pobladores y la cansina tranquilidad que imponen el cielo inmaculado y la majestuosidad de las montañas.

En uno de sus paseos por el lugar, el arquitecto conoce a Estela, una adolescente solitaria dispuesta a servirle de guía a ese hombre taciturno que está a punto de romper su matrimonio. La muchacha, por su parte, descubre en él a alguien que se interesa por sus problemas cotidianos sin darse cuenta de que ese encuentro, ingenuo y platónico, hará que la niña descubra el amor y termine por convertirla en una adolescente. En medio de pintorescos personajes lugareños, Estela y Carlos recorren ese lugar de ensueño, cuando de pronto llega al pueblo Ana, la esposa del arquitecto, con la intención de recuperar a su pareja.

A pesar de los celos que provoca en Estela la aparición de Ana, ambas entablan una relación de cariño y deferencia. Ana se da cuenta lo que la niña siente por su marido y se esfuerza por no lastimar sus ilusiones. El encuentro de la pareja tampoco define una reconciliación. Los días de convivencia entre Carlos y Estela están por finalizar. El amor que ella vio nacer con la llegada del arquitecto se convertirá en un bello recuerdo teñido de ilusiones y de alegría. Pero el matrimonio abandona el lugar con la intención de posibilitar su reconciliación. Y allí, entre sus amigos, sus partidos de fútbol y su necesidad de ternura quedará Estela, tan sola como siempre, tan triste como en su tiempo pasado.

Sinceridad y ternura

El film se destaca por su búsqueda de sinceridad y de ternura. Todo es en esta historia, a la que el director Alberto Lecchi aportó la sencillez de su entramado y de sus personajes, cálido y emotivo basado en un guión que recorre sin estridencias la psicología de ese terceto en el que sus protagonistas tratan de buscar una nueva visión de sus existencias.

El paisaje de Purmamarca sirve de bella escenografía al relato, en tanto que los habitantes del pueblo están delineados con agudeza y humor. Con toda esta carga emotiva, el realizador volvió a demostrar su necesidad de radiografiar unas vidas que descubren la naturaleza y siembran la necesidad de recuperar un pasado poblado de soledades y mansedumbre.

Gastón Pauls aportó la necesaria sinceridad a su papel de arquitecto que halla en la niña a un ser tan simple como necesario para esa etapa de su vida, en tanto que Ariadna Gil, como la esposa que trata de recuperar su matrimonio, logra aportar sus indudables dotes interpretativas. Sin embargo, el trabajo de la actriz jujeña Marina Vilte es quien mejor logra perfilar su parte, a la que dota de calidez y de emoción. "Una estrella y dos cafés" queda, pues, como un emotivo mensaje en el que el amor presenta una sucesión de rostros inmersos en la simple pasión y en la necesidad de descubrir que, más allá de las ilusiones y las frustraciones, se halla la posibilidad de retomar caminos que, como en el final de esta historia, pueden perderse en la inmensidad de la naturaleza. .

Adolfo C. Martínez
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYActividad económicaArgentina en defaultElecciones 2015Narcotráfico