Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Excepciones al triunfalismo

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 21 de junio de 2006

Convertido a la vez en obsesión e idea fija, el Mundial sigue su marcha desde la TV. Por estos días, el fútbol pudo recuperar el primer plano que le corresponde por naturaleza gracias, sobre todo, a la demostración de alto vuelo entregada por nuestro seleccionado ante Serbia y Montenegro.

Pero la goleada, que alimenta el legítimo sueño de pensar que nuestro equipo puede llegar lejos jugando mejor que sus rivales, también abrió en la pantalla las puertas de un exacerbado triunfalismo, actitud casi inevitable en medio de la feria de variedades en la que participa buena parte de los enviados especiales de la TV local.

Casi sin distinción entre "El diario del Mundial" (Telefé) y "ShowMatch" y entre algunos programas de Fox Sports y "Mañanas informales", persisten la risotada chacotera, la burla permanente al extranjero -considerado como "inferior"- y la previsible actitud de rebajar a cargada limpia al histórico rival brasileño, práctica alentada, al mismo tiempo, en alguna muy poco feliz campaña publicitaria.

* * *

Por fortuna, entre cronistas deportivos con vocación de bufones, directores técnicos desocupados orgullosos de sus actitudes excéntricas y noteros que sólo encuentran sentido a sus notas de "color" si se refieren a festejos regados con alcohol o a visitas a las "zonas rojas", hay un puñado de nombres que parecen haber tomado conciencia de lo que significa estar en un Mundial y mostrarlo a través de la TV a los millones de argentinos que no tuvieron la fortuna de viajar a Alemania.

Allí está, en los partidos que transmite Canal 9, el comentario siempre prudente y sensato de Fernando Pacini, dueño de la rara virtud de utilizar sólo las palabras justas y decir con ellas todo lo que hay que decir. En esa sintonía aparece la figura de Adrián Puente, igual de discreto y mesurado como cronista callejero. Allí están también, como integrantes más destacados del equipo de la señal TyC Sports el siempre confiable Alejandro Fabbri y Gonzalo Bonadeo, más la equilibrada tarea de Nicolás Singer (Todo Noticias) y la soltura por Fox Sports de Diego Latorre, tal vez el futbolista que vivió con más naturalidad la transición entre el campo de juego y el comentario periodístico.

No puede dejarse de destacar la prioridad que tienen las cuestiones informativas para el equipo de ESPN, que seguramente por no contar con derechos de transmisión lleva adelante los comentarios del Mundial en condiciones mucho más precarias que sus competidores (basta ver a sus enviados, al aire libre y con una modesta identificación de la señal como toda escenografía). Además, la ausencia durante el Mundial de "Hablemos de fútbol", el mejor programa dedicado al tema que puede ofrecer hoy la TV argentina, crea un vacío imposible de llenar por otros medios.

Al televidente argentino le queda recurrir a este puñado de aportes valiosos para equilibrar tanto despropósito televisivo suelto en Alemania. O esperar hasta el próximo Mundial para ver si la TV local está en condiciones de ofrecer lo que -al parecer con éxito, según informa la prensa británica- acaba de lanzar la BBC en el Reino Unido: la posibilidad de utilizar el control remoto para ver los partidos con el sonido ambiente del estadio como único elemento de audio.

Te puede interesar