Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Bush dijo a los líderes de la UE que quiere cerrar Guantánamo

Manifestó que están buscando la manera de enviar a los presos a sus países de origen; firmaron la declaración de la cumbre que se celebra en Viena; se registraron protestas contra el presidente de los EE.UU.

Miércoles 21 de junio de 2006 • 16:50

VIENA.– El presidente estadounidense George W. Bush aseguró que le gustaría cerrar la prisión para presuntos terroristas de Guantánamo, pero antes debería encontrarse una manera de enviar a los detenidos a sus países de origen.

"Me gustaría cerrar Guantánamo", dijo Bush en una conferencia de prensa tras la cumbre entre Estados Unidos y la Unión Europea en Viena.

"He explicado a los líderes [europeos] nuestro deseo de enviarlos [a los prisioneros de Guantánamo] de vuelta, aunque algunos de ellos deben ser juzgados por tribunales estadounidenses, agregó.

Según Bush, los presos alojados allí son asesinos a sangre fría, que "matarán a alguien si se encuentran en la calle".

El presidente estadounidense afirmó que estaba esperando "que la Corte Suprema de Estados Unidos determine" cómo serán juzgados.

Los dirigentes europeos habían dicho que pedirían hoy al presidente de EE.UU., George W. Bush, el cierre del centro de detención de Guantánamo, durante la cumbre que se celebra hoy en el Hofburg, el antiguo palacio imperial de Viena.

Declaración. La Unión Europea y Estados Unidos se comprometerán a respetar los derechos humanos y las leyes internacionales en la lucha contra el terrorismo, en una declaración que no menciona el centro de detención de Guantánamo.

La declaración común aprobada en Viena afirma: "garantizaremos que las medidas tomadas para combatir el terrorismo cumplen totalmente con nuestras obligaciones internacionales, incluyendo la legislación sobre derechos humanos, sobre refugiados y la ley humanitaria internacional".

Pero aunque el texto no cita a Guantánamo de forma específica, el documento "es más amplio" ya que se refiere al conjunto de actividades de la lucha antiterrorista y abarcaría otros centros de detención que pudiera tener EE.UU., explicaron fuentes diplomáticas.

La declaración de la cumbre señalará también que europeos y estadounidenses conceden "gran importancia" al diálogo común sobre la lucha antiterrorista y a "sus respectivas obligaciones legales nacionales e internacionales".

Irán. Tras el anuncio de Irán de que responderá a finales de agosto a la oferta presentada por los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania de darle incentivos para que abandone su programa de enriquecimiento de uranio, Bush advirtió a las autoridades iraníes de que "no debería costarles tanto", pues se les pidió una respuesta "en semanas, no meses".

Insistió en que se trata de "una propuesta razonable", y reiteró que EE.UU. se sentará a negociar con Irán "cuando suspendan el enriquecimiento de forma verificable".

Medio Oriente. Sobre Medio Oriente, ambas partes insistieron al Gobierno palestino de Hamas en que debe renunciar a la violencia y aceptar el diálogo con Israel, y se repitió el compromiso de dar ayuda de emergencia al pueblo palestino a través del mecanismo aprobado el pasado fin de semana por el Cuarteto. También recalcaron que Israel no debe dar pasos unilaterales.

Energía. En cuestiones económicas, europeos y estadounidenses lanzaron una cooperación estratégica en energía, que busca promover la seguridad del suministro de países productores, consumidores y de tránsito.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, explicó que se intenta promover la "transparencia" en los mercados de energía, ya que se trata de un problema mundial global que debe ser tratado a escala global.

Protestas. Unos 15.000 manifestantes salieron esta tarde a las calles de Viena para protestar contra el presidente estadounidense George W. Bush.

Los manifestantes iniciaron su marcha de protesta contra la política de Estados Unidos después de las 17.00 hora local (12 de la Argentina) cerca de la estación de tren Oeste de Viena.

El número de 15.000 manifestantes fue confirmado por la policía austríaca, mientras que los organizadores hablan de más de 20.000 participantes en la protesta.

A Hungria. Bush llegó a Budapest esta tarde, procedente de Austria, para participar en la celebración mañana del 50° aniversario del levantamiento anticomunista en Hungría.

Proveniente de Viena, donde participó en la cumbre Estados Unidos-Unión Europea (UE), Bush y su esposa, Laura, fueron recibidos en el aeropuerto de Budapest por el ministro húngaro de Relaciones Exteriores, Kinga Göncz.

Bush debe reunirse mañana con el presidente húngaro, Laszlo Solyom, y con el primer ministro, Ferenc Gyurcsany.

Agencias EFE, AP y AFP

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.